Antigua. Historia y Arqueología de las civilizaciones Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Conjuntos arqueológicos

> Clunia


Presentación
Juan Manuel Abascal
(Universidad de Alicante)

     La ciudad romana de Clunia se encuentra situada en el llamado Alto del Castro, un emplazamiento a más de 1.000 metros de altura junto a la localidad de Peñalba de Castro (Burgos).

     El antiguo oppidum de los Arévacos se integró desde época julio-claudia en la administración romana, y llegó a ser capital del convento jurídico Cluniense, una de las 14 divisiones de este tipo existentes en la Hispania romana.

     Durante el reinado de Tiberio (14-37 d.C.) las monedas acuñadas en la ceca de la ciudad muestran ya la presencia de cuatorviros (IIII viri) como responsables de la gestión de la ciudad, lo que significa que ya en ese momento había alcanzado la categoría de municipio latino y se había dotado de una administración a la romana. Unas décadas más tarde, Clunia fue elegida por Galba, el gobernador provincial de la provincia de Hispania citerior, para llevar a cabo la reorganización de sus fuerzas y para proclamarse candidato al trono para suceder a Nerón.

     La vieja Clunia se convirtió el año 68 d.C. en cuna de un emperador, acontecimiento que comentaría años más tarde Tácito al decir que con ello se había desvelado uno de los grandes secretos del Imperio: se podía llegar al trono de Roma incluso desde fuera de Italia.

     La proclamación de Galba y la organización de su ejército dio pie a la formación de una unidad legionaria nueva, la legio VII Hispana, que tras la batalla de Cremona pasaría a ser la legio VII Gemina, acantonada para el resto de su historia en la actual ciudad de León. El día de la creación de la unidad, el 10 de junio del año 68 d.C., marcaría para siempre la historia de Clunia y de Legio (León).

     Desde el punto de vista monumental, Clunia experimentó una extraordinaria transformación a lo largo del siglo I d.C. En el centro de la meseta en que se ven hoy sus restos se encuentra el foro, parcialmente excavado y de una gran superficie. Junto a él existe un macellum o mercado, con una característica forma de botella o embudo, y en sus proximidades se encuentran algunas viviendas de gran interés. Merece destacarse la vivienda n.º 1 o Casa Taracena, en recuerdo de su excavador Blas Taracena, cuyas estancias estuvieron pavimentadas por un buen número de mosaicos.

     Entre las zonas excavadas hasta la fecha se encuentran también los impresionantes conjuntos termales de Los Arcos y el teatro romano, que conserva parte de la escena monumental y casi todo el graderío. Desde 1958 las excavaciones de Clunia fueron dirigidas por el prof. Pere de Palol; actualmente la dirección científica corre a cargo del prof. Francesc Tusets.

     Una visita sosegada a las ruinas de Clunia, en un paisaje de belleza espectacular, es una de las mayores satisfacciones que pueden tener hoy los amantes del patrimonio arqueológico.

      El enclave tiene una interesantísima página web oficial que puede consultarse en la dirección (en estos momentos no es posible consultar la web) http://www.arqueoturismoclunia.com/

 




Mapa del sitio / Web map Página mantenida por el Taller Digital Accesibilidad Marco legal Página principal Enviar correo