Antigua. Historia y Arqueología de las civilizaciones Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Conjuntos arqueológicos

> Crónicas sobre el conjunto arquitectónico de Segobriga


Crónicas desde Segobriga (6). El plan de empleo para excavar el anfiteatro en 1804
Juan Manuel Abascal Palazón


     Con frecuencia, amigos y visitantes nos preguntan que cuánto tiempo se lleva excavando en Segobriga y por cuántos años más habrá que seguir para ver toda la ciudad excavada. A la primera cuestión es fácil contestar ahora que se han publicado en su integridad los archivos de patrimonio de la Real Academia de la Historia, entidad en que está depositada la documentación de los cuatro siglos de actividades en la ciudad, que la ha puesto a disposición de todos los interesados en la dirección de internet www.cervantesvirtual.com/portal/Antigua/arqueologia.shtml

     Esa documentación incluye el informe sobre las primeras excavaciones hace exactamente 200 años, que describe uno de los primeros planes de empleo de nuestra región.

     Segobriga es hoy lo que es gracias a la constante financiación de sus excavaciones por parte del Estado y de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Pero hace doscientos años ni había tan clara disposición oficial a financiar las excavaciones ni existían los recursos para ello.

     En esas circunstancias, el 3 de febrero de 1804 el Concejo municipal de Saelices decidió emplear parte de sus recursos en iniciar las excavaciones en el anfiteatro con el fin de socorrer a algunos vecinos que carecían de empleo en aquel duro invierno del 1803-1804. Por su extraordinario interés, reproducimos aquí una parte de ese texto:

     «Por orden del concejo de 3 de Febrero de este año se mando que para dar ocupacion a los jornaleros en la temporada de invierno, y por solo el tiempo de su duracion se continuasen vajo mi direccion, y a costa de los caudales de los Propios de esta Villa las escavaciones en el sitio de Caveza del Griego; el objeto principal de esta orden fue el remediar la necesidad de estos pobres infelices en un año tan calamitoso y esteril, y al mismo tiempo el que estos trabajos pudiesen aprovechar para aberiguar algunas cosas obscuras de la antiguedad con los descubrimientos que se hiciesen. ... El dia 17 del mismo mes se dio principio a este descubrimiento ... y asi trasladada la escavacion a este parage se ha logrado descubrir en la maior parte lo mismo que se deseaba ...»

     Así hablaba Juan Francisco Martínez Falero el 18 de abril de 1804 al relatar los descubrimientos de aquel invierno de hace dos siglos en que el anfiteatro de Segobriga salió a la luz. Desde entonces, este monumento se convirtió en una de las referencias visuales de Segobriga, aunque sus excavaciones se prolongarían con altibajos hasta finales del siglo XX, ya bajo la dirección de Martín Almagro Basch y Francisco Suay.

     Las primeras noticias sobre estudios en Segobriga datan de 1546. Si nuestro trabajo diario en la excavación consiste en remover tierra, para conocer Segobriga de verdad lo que tenemos que remover con frecuencia son papeles; esos papeles cargados de historia en que cada día aprendemos del trabajo de los que nos precedieron y que demuestran, una vez más, que de lo que hacemos sólo queda lo que escribimos y sabemos guardar en nuestro archivos. Excavar papeles también es hacer arqueología.




Mapa del sitio / Web map Página mantenida por el Taller Digital Accesibilidad Marco legal Página principal Enviar correo