Presentación Autores Obras Estudios e investigación Enlaces de interés Página de inicio Página de inicio Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
PresentaciónAutoresObrasEstudios e investigaciónEnlaces de interés
     www.cervantesvirtual.com » Portales temáticos » La parodia teatral en España  » Autores  » El autor
Mapa del sitio / Web map 
Página principal 


El autor

Textos

Mariano Pina Domínguez

Nacido en Granada (1840) y fallecido en Madrid (1895), fue hijo del también escritor teatral Mariano Pina y Bohígas, con quien comenzó a escribir en colaboración obras como Colegialas y soldados, El joven Virginio, Casada, viuda y doncella. Supo hacerse un hueco en la prensa madrileña, siendo redactor de publicaciones como La Patria, Las Novedades, El Eco Nacional y La Correspondencia de España. Pronto se dedicó a adaptar al panorama nacional obras extranjeras, entre las que destaca La diva, de Offenbach, El viejo Telémaco y Mujer y reina... Él mismo relata en Madrid Cómico su estrategia creativa (8-10-1892): «Los arreglitos / que perpetro, / y me producen / tanto dinero, / llegan de Francia / por el correo, / y sin tocarlos / van al estreno. / Ni el plan varío / ni el argumento, / ni quito nada, / ni nada enmiendo. / Llegan, se hacen, / salen al pelo, / cobro el trimestre / y... ¡olé, salero! [...] Huyo de tesis, / de altos conceptos, / y de lo clásico / y de lo tétrico. / Sólo procuro / con gran empeño / no oler a sabio / ni hablar en serio».

Siempre se mostró ufano de su origen andaluz, porque los poetas de esa zona se preciaban de más hábiles para las composiciones festivas y ligeras; así se pinta: «Conste que soy de Granada, / de la ciudad de Boabdil, / y que corre por mis venas / la sangre de los del Riff; / con chilaba y con turbante / soy más moro que el Garnith». Blanco García, con su acostumbrada rigidez crítica, le sitúa entre los «dioses menores»: «Aquí viene... el bueno de Mariano Pina Domínguez. Él sí que puede prodigar (las dobles intenciones) en sus pasatiempos teatrales, picantes como la guindilla y de un matiz verde, que si, en ocasiones aparece un poco desmayado, por lo común, sus émulos, que tampoco le faltan, han hecho en él crueles experiencias de anatomía». Estos datos demuestran que logró un nivel notable de popularidad y que, sin duda, pudo vivir holgadamente de su actividad teatral.

Además de los títulos ya citados, destacamos las siguientes piezas teatrales cómicas: Un nuevo Quintiliano, ¡Adiós mi dinero!, Me es igual, Lo sé todo, El forastero, Dimes y diretes, El caballo blanco, Las tres jaquecas, Mil duros y mi mujer, El húsar, ¡Ya somos tres! y El crimen de la calle Leganitos, con Emilio Mario.



| Presentación | Autores | Obras | Bibliografía | Enlaces | Agradecimientos | Realización | Mapa del sitio | Web map |


Mapa del sitio / Web map Página mantenida por el Taller Digital Accesibilidad Marco legal Página principal Enviar correo