Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.

MESA (GASPAR DE). Era licenciado en el año de 1602, según consta del autógrafo de una comedia suya. Escribió un soneto laudatorio al frente del libro intitulado: Desengaño de fortuna, compuesto por el doctor don Gutierre Ortiz de Careaga, marqués de Careaga, que se imprimió en Barcelona. 1611, y va dedicado a don Rodrigo Calderón por el marqués, desde Salamanca, a 15 de junio de 1607.

Comedia del Bruto Atheniense, compuesta del licenciado Gaspar de Mesa, año de 1602. Manuscrito autógrafo y firmado: en la biblioteca de Osuna. Consta en el Catálogo de Huerta, anónima.

El Nacimiento. (Auto.) Manuscrito de 1607: biblioteca de Osuna.

MESA... Farsante citado por Agustín de Rojas Villandrando, como autor de composiciones dramáticas.

MESA VILLAVICENCIO (DON JUAN DE). Por los años de 1619 a 1820 era criado del duque de Sessa. Tal se titula en el epígrafe de su décima laudatoria del libro de Salas Barbadillo, titulado: Casa del placer honesto, impreso en Madrid, 1620.

En el Índice de Fajardo y en el Catálogo de Huerta consta una comedia titulada: Obligar ofendiendo. Atribúyela el segundo a «Mesa y Villavicencio», y el primero a don Juan Marabillabisencio». Debe advertirse que el Índice de Fajardo fue copiado por amanuense rudo, y al parecer extranjero.

Hállase, en efecto, suelta esta comedia bajo el nombre de don Juan Mesa de Villavicencio.

(DOCTOR DON ANTONIO MIRA DE).

(Véase MIRA DE AMESCUA.)

MESÍA DE TOBAR Y PAZ (DON PEDRO). Conde segundo de Molina de Herrera, vizconde de Tobar. Nació en Madrid, a 4 de diciembre de 1644; recibió el 28 en la parroquia, de Santa Cruz el sagrado bautismo, siendo su padrino el beato Simón de Rojas. Fueron sus padres don Pedro Mesía de Tobar, primer conde de Molina, caballero de la Orden de Santiago, mayordomo del Infante Cardenal, del Consejo y Contaduría de Hacienda, natural de Villacastin, y doña Luisa Clara de Paz, natural de Salamanca. En 1620 le hizo S. M. merced del hábito de Alcántara, y el de 1632 asistió con su padre a la jura del Príncipe don Baltasar Carlos. Sucedió poco después en la casa; pasó al ejercito de Cataluña con grado de capitán de infantería en 1659; fue con su gente el primero que atacó a Salsas, y que penetró en esta plaza el día de su entrega, 6 de enero de 1640, y portador de esta noticia al Rey, recibiendo en premio la plaza de Consejero de Hacienda. Volvió al mismo ejército, año de 1641, obteniendo el mando de una compañía de la coronella del Príncipe; mas a consecuencia de varios altercados que allí sostuvo con los Grandes que mandaban las demás compañías, sobre el servicio de guardia a S. M., recibió orden de regresar a la corte y a su destino de consejero. Sirvióle sin interrupción hasta el año de 1662 en que fue nombrado Asistente de Sevilla y gobernador de las armas de ella y su tierra. Tomó posesión de este cargo el 13 de diciembre, y le desempeñó hasta su muerte, ocurrida en julio de 1664. No dejó sucesión, aunque estuvo casado con doña Juana Idiaquez, hija del duque de Ciudad Real. El condado pasó a su hermano don Antonio Francisco, que fue también militar, y después embajador en Francia e Inglaterra.

Cultivó don Pedro la poesía en sus años juveniles. Solo contaba diez y siete cuando Montalbán le citó en el Para todos con estas lisonjeras frases:

Don Pedro Mesía de Tobar, hijo del conde de Molina, poeta natural, agudo y sentencioso, hace en todos metros dulcísimos versos, y tiene acabada uno comedia de linda traza y mejores coplas.



Escribió, en 1635, a la muerte de Lope de Vega un soneto y cuatro décimas, que se hallan insertas en la Fama póstuma. Titúlese allí vizconde del Tobar y caballero del hábito de Alcántara.

MILÁN (DOMINGO BEVILAQUA DE).

La Reina Matilda. Tragedia. -Nápoles, 1897; 12.º Catálogo del señor Durán.

MILÁN Y ARAGÓN (DON FELIPE DE). Bajo este nombre se halla en la Parte treinta y una de Varios, de Madrid, impresa en 1669, la comedia: Mentir por razón de Estado, que en impresiones posteriores ha sido atribuida a don Álvaro Cubillo de Aragón, sin más causa ni fundamento que el sonsonete de ambos nombres y la arbitrariedad de los editores. Todo concurre a persuadirlo así. La referida Parte treinta y una, fue dedicada al poeta don Francisco de Avellaneda, censor de comedias, que censuró esta misma Parte, y si en ella hubiera visto ese nombre equivocado de tal manera y forma, sin duda le hubiese corregido, con más razón siendo Cubillo autor de nombradía y a quien él conocía muy particularmente. Cubillo jamás disfrazó su nombre para escribir, y en caso de hacerlo así se hubiera servido de un seudónimo de pura invención, o de un apellido escuro y poco, notable, no del que llevaba una familia distinguida del reino. Milán de Aragón es apellido valenciano y de los más nobles de aquella comarca. Don Alonso y don Luis Milán de Aragón, caballeros de Valencia, justaron en las solemnes fiestas que celebró aquella ciudad a honra de la inmaculada Concepción de nuestra Señora, en 1665. A esta familia, pues, debía de pertenecer el verdadero y legítimo autor del drama: Mentir por razón de Estado, cuya acción pasa en Valencia, conteniendo alusiones a las costumbres de aquella ciudad y provincia, que demuestran ser obra de uno de sus naturales. Esta pieza, como las demás del tomo, según declara su colector, Bernardo Sierra, aun no estaba coronada; no se había presentado en el teatro.

Mentir por razón do Estado. (P. 31.) Atribuido en las posteriores impresiones, sin fundamento, y en fe de ellas por los cataloguistas, a don Álvaro Cubillo de Aragón.

MIRACLES SOTOMAYOR (DON FRANCISCO). Don Francisco Miracles (dice Montalbán en su Memoria de los que escriben comedias en Castilla: Para todos, 1632), ha dado muchas comedias al teatro, con mucho crédito de su lúcido ingenio. «No son conocidas hoy, como suyas a lo menos, tales piezas dramáticas, pero tenemos una muestra del buen ingenio de Miracles en la Elegía que escribió a la muerte de Lope de Vega (Fama póstuma, 1636, página 147, vuelta). Es composición curiosa, digna de ser consultada para la biografía del Fénix de los ingenios. Hubo da escribirla su autor en Andalucía, según parece de estos versos de ella:


    Desde estos montes que del mar vecinos
de España, ofensas son al africano,
si a su clima andaluz, nortes benignos;
saldrá al voz... etc.



MIRA DE AMESCUA (DOCTOR DON ANTONIO). El insigne Mira de Amescua, más comúnmente nombrado Mira de Mescua, por una corrupción vulgar que ha venido a ser ya ley del uso, nació en Guadix, ciudad episcopal del antiguo reino de Granada, por los años de 1578, próximamente. Dedicóse a la carrera eclesiástica, doctorándose en teología, y al mismo tiempo cultivó sus aventajados talentos poéticos, siendo ya conocido como autor dramático antes del año de 1602, puesto que en el Viaje entretenido, de Agustín de Rojas Villandrando, que se imprimió el dicho año, le hallamos citado bajo este concepto:


Mescua, don Guillén de Castro,
Liñán, don Félix de Herrera.



Su manuscrito autógrafo de La desgraciada Raquel, que el historiador Ticknor ha tenido a la vista, lleva la licencia para la representación de esta pieza (lastimosamente mutilada por los censores), expedida en 10 de abril de 1605.

Después de haber sido capellán de los reyes en Granada, y muy joven todavía, obtuvo el doctor Mira un canonicato en la catedral de Guadix, de la cual era arcediano en el año de 1610, al tiempo del nombramiento de don Pedro Fernández de Castro, conde de Lemos, para el vireinato de Nápoles. Habiendo este ilustre personaje, Mecenas generoso de los hombres de letras, entre los cuales se distinguía por su claro ingenio, conferido el cargo de secretario de Estado y Guerra de dicho vireinato al célebre Lupercio Leonardo de Argensola, le comisionó, y juntamente a su no menos célebre hermano Bartolomé, a quien también llevó consigo, para que buscasen y eligiesen los oficiales de Secretaria que fuesen necesarios. Los Argensolas, deseando lisonjear el gusto de su señor, y llevados del propio suyo, escogieron a varios sugetos acreditados por sus obras de ingenio y dados al estudio de las letras. El arcediano Mira de Amescua fue uno de los que acompañaron al Conde; no sabemos, con qué destino, que debió de ser el más adecuado a su ministerio. Fueron también al servicio del virey, el agudo entremesista Barrionuevo, Antonio de Laredo y Coronel, don Francisco de Ortigosa, don Gabriel Leonardo de Albión y don Diego Duque de Estrada. Con estos ingenios formó el conde una academia poética en su palacio, al mismo tiempo que protegía la instalación de la célebre titulada de Los Ociosos, promovida por nuestro Lupercio y por el italiano Juan Bautista Manso, marqués de Vila.

Con su residencia en Italia, hubo de perfeccionar mucho nuestro insigne guadiceño su gusto y sus conocimientos literarios. Volvió a España, concluido el sexenio del gobierno de Lemos, y pocos años después fue nombrado capellán del infante cardenal don Fernando de Austria, que obtuvo el capelo de edad de diez años, en el de 1619. «Capellán de su alteza» le titula en la Relación de las fiestas que Madrid hizo a la canonización de san Isidro, 1622; su autor, Lope de Vega, al insertar en ella una Silva que Mira de Amescua escribió elogiando uno de los altares que decoraron aquellas funciones. Concurrió Amescua a la justa poética con unas Décimas, que fueron premiadas en primer lugar174. Al certamen que en el mismo año de 1622 dispuso en Madrid el Colegio Imperial de la Compañía, para festejar la canonización de san Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, fue también concurrente nuestro poeta.

Continuaba sirviendo él mismo cargo de capellán del infante por los años de 1623 a 1623. Tal se le titula en el epígrafe de una Silva que escribió en elogio de la Exposición parafrástica de los Salmos, por el maestro José de Valdivielso, su compañero de capellanía, que va al frente de dicha versión, (Madrid, 1623.) Y tal asimismo en el de su Soneto laudatorio del poema de Salgado Camargo San Nicolás de Tolentino, concluido ya y aprobado a fines de 1625, aunque no se imprimió hasta 1628.

A 21 de agosto de 1625 se celebraron en esta corte, para obsequiar a nuestro desairado huésped el príncipe de Gales, unas fiestas de toros y cañas, cuya descripción poética encargó el duque de Cea, según parece, al insigne don Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza, quien, ya por no ser buen repentista, ya por sus ocupaciones, recurrió para que le ayudaran en su empeño a Mira de Amescua, Belmonte, Pantaleón de Ribera y don Diego... (de Villegas?) El poema, compuesto de sesenta y siete octavas, que León Pinelo cita y alaba175, fue cruel y jocosamente criticado en una academia o tertulia literaria a la cual concurrieron Góngora, Lope, Quevedo, don A. de Mendoza, Montalbán, Luis Vélez de Guevara, Mira de Amescua, fray G. Tellez, Salas Barbadillo, fray Juan Centeno, Castillo Solórzano, don Alonso Pérez Marino «y un aragonés», disparando cada cual su Décima burlesca del poema y de las corcovas de Alarcón. Imprimió estas Décimas Alfay en su colección de Poesías varias de grandes ingenios españoles. (Zaragoza, 1654.) Mira de Amescua en la suya, compuesta de once versos, no critica el poema, pero reclama de Alarcón la mitad del dinero que el de Cea pagó por su composición, fundándose en haber él sido quien inventó el componer de consuno. El señor don J. E. Hartzenbusch, que refiere y comenta este curioso suceso en sus ilustraciones a Ruiz de Alarcón, opina que Amescua alude a ser invención suya la de escribir comedias entre dos o más autores.

Montalbán lo mencionó entre los poetas que escribían comedias en Castilla.

El doctor don Antonio de Mira de Amescua, dice, gran maestro de este nobilísimo arte, así en lo divino como en lo humano, pues con eminencia singular logra los Autos sacramenteles y acierta las comedias humanos.



Según afirma el autor de la Historia de Guadix y Baza, don Pedro Suárez, (impresa en Madrid y 1696) falleció Mira de Amescua en Guadix por los años de 1640. Nótase que no existe composición. Alguna de su pluma en la Fama póstuma a la muerte de Lope de Vega. Este grande ingenio murió el 21 de agosto de 1635, y sus panegíricos fúnebres se colectaron e imprimieron en todo el resto del año.

Muchos y muy justos fueron los elogios que le tributaron sus contemporáneos. A los que ya llevamos citados, agregaremos los siguientes más dignos de memoria.

Hace mérito largamente de él nuestro inmortal Cervantes en el Viaje del Parnaso (1614), a continuación de los Argensolas, con alusión a la estancia de estos ingenios en Nápoles al lado del conde de Lemos. Dice Pues176:


    [...] El doctor Mira,
apostaré, si no lo manda el Conde,
que también en sus puntos se retira.
    Señor galán, parezca; ¿a qué se asconde?
Pues a fe, por llevarle, si el no gusta,
que ni le busque, aceche ni le ronde.
    ¿Es esta empresa acaso tan injusta
que se esquiven de hallar en ella cuantos
tienen conciencia limitada y justa,
    ¿carece el cielo de poetas santos?
Puesto que brote a cado paso el suelo
poetas que lo son, tantos y tantos?
    ¿No se oyen sacros himnos en el cielo?
¿La arpa de David allá no suena
causando nuevo accidental consuelo?
    Fuera melindres... etc.



Un año después, al escribir el prólogo de sus comedias, tejido con la historia de nuestro antiguo teatro, alabó a Mira de Amescua entre los que habían ayudado al gran Lope de Vega en la empresa de su perfección y engrandecimiento.

Estímense (dice) las trazas artificiosas en todo extremo del licenciado Miguel Sánchez, la gravedad del doctor Mira de Mescua, honra singular de nuestra nación; etc.



Lope de Vega le alabó en su Relación de las fiestas de San Isidro, diciendo:


    Dame nuevo aliento aquí,
dello, porque a hablar me atrevo
del doctor Mira de Mescua
honor de tu monte excelso.
    Sus comedias ingeniosas
vencen en arte a Terencio
Latino, con su inventor
Rodio Aristófanes griego.



Y antes en la Filomena (1621), Epístola a Rioja, que tituló: El jardín de Lope, donde, suponiendo en su alegórico verjel colocado el retrato de Mescua, nos da la noticia de haberle ejecutado el famoso Heredia el Mudo:


El divino pincel del mundo Heredia
(que entera no pudiera) al doctor Mira
de su figura retrató la media.



Finalmente, en la Silva 2.ª del Laurel le dedicó este elogio:


Oh Musas, recebid al doctor Mira,
que con tanta justicia al lauro aspira,
si la inexausta vena
de hermosos versos y conceptos llena,
enriqueció vuestras sagradas minas
en materias humanas y divinas.



Luis Vélez de Guevara le citó con elogio en el Diablo cojuelo.

Don Nicolás Antonio ensalza sus dotes poéticas y cómicas «en que solamente cedió, dice, al gran Lope de Vega».

Aunque el doctor Mira de Amescua debió principalmente estos elogios y la fama y renombre que le distinguieron a sus composiciones dramáticas (entre las cuales merece muy señalado lugar la que escribió con título de La desgraciada Raquel, y se publicó, atribuida a Diamante, con el de La Judía de Toledo), convienen los críticos modernos en juzgarle dotado de más felices disposiciones para la poesía lírica. Si hemos de atenernos a las noticias que se conservan de sus escritos, inferiremos que no se dedicó preferentemente al cultivo de ella, y así es que, fuera del considerable número de versos laudatorios que escribió al frente de varios libros y de los que hizo para certámenes y justas, no se conocen más que tres composiciones suyas fruto de espontánea inspiración.

De estas, sin embargo, la Canción al instable y fatal suceso de las cosas de esta vida, que principia:


Ufano, alegre, altivo, enamorado,
rompiendo el aire el pardo jilguerillo;



y el bello poema de Acteón y Diana, bastan para asegurarle distinguido lugar entre nuestros mejores poetas líricos.

Es dudoso que Mira de Amescua publicase en colección especial algunas de sus comedias. Imprimiéronse durante su vida muchas de ellas sueltas y en colecciones de varios autores. Su canción Ufano, alegre... se publicó bajo su nombre entre las Poesías varias de grandes ingenios españoles, recogidas por José Alfay. (Zaragoza, 1654.) Pero antes había ya presentado por ejemplo un fragmento de ella el padre Gracián en su Agudeza y arte de ingenio. (Huesca, 1648-49.) La reimprimió como inédita López de Sedano (Parnaso Español, tomo III, 1773), atribuida al doctor Bartolomé L. de Argensola, con arreglo a un códice antiguo donde aparecía así. Volvióla a imprimir el supuesto don Ramón Fernández (D. P. Estala) en su Colección, tomo III de los Argensolas, devolviéndosela a su legítimo autor Mira de Amescua. Yo la he hallado en el códice M-2 de la Biblioteca Nacional con algunas variantes y el siguiente epígrafe: «Canción del Trebijano caballero de Burgos». (Letra del siglo XVII.)

El poema de Acteón y Diana, que consta de cincuenta y ocho octavas, ha sido impreso por don J. N. Bohl de Faber, con arreglo a un códice de su librería, en la Tercera parte de la Floresta de rimas antiguas castellanas. He visto una antigua copia de este poemita en el códice M-82 de la Biblioteca Nacional. Comienza al folio 165.

En la Primera parte de las Flores de poetas ilustres... (Valladolid, 1605), se lee una Oda del «doctor Mescue», que principia:


España, que en el tiempo de Rodrigo
viste tas vegas anchas
holladas de un feroz, bravo enemigo,
que en láminas de bronce y duras planchas
dejó para memoria
tu mal, su bien, tu fin y su victoria,
haciendo de tu sangre rojas manchas;
levanta la cerviz, sin yugo y brava
al mar mirando que te cerca y besa,
que te ilustra y te lava
sulcado, no con remos de otra Cava,
más de una gota inglesa,
que cortando tu espuma de alabastro,
con mil hambrientos hipos
procura destruir los dos Filipos
a quien da nombre el Austro;
a cuyas sienes orla
la eterna fama con su clara borla.



Concluye pidiendo a la temible Scila que


Desde Sicilia hasta Cádiz ladre,
sus colmillos afile,
trague, consumo, anegue y aniquile
a la herética escuadra;
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Sus naves hienda y casque;
mas no se aneguen luego,
por no morir en agua, sino en fuego.



En la Colección de Dramáticos contemporáneos a Lope de Vega, ordenada por el señor Mesonero para la Biblioteca de Autores españoles, de M. Rivadeneyra, acaban de reproducirse los dramas de nuestro doctor Mira de Amescua, que llevan los títulos de La Rueda de la fortuna; Galán, valiente y discreto; No hay dicha ni desdicha hasta la muerte; Obligar contra su sangre y La Fénix de Salamanca. El colector refunde y amplía su anterior juicio crítico del insigne poeta guadizeño, haciendo especial mención de las producciones dramáticas debidas a tan fecundo ingenio, que han sido imitadas por otros de primer orden españoles y extranjeros.

Juzgando inexacto lo que don N. Antonio indica de haberse publicado las comedias de este poeta en colección especial; asegura el señor Mesonero que tiene solo noticia de un tomo de ellas, y estampa la lista de las que contiene, sin dar más pormenores.

Obras dramáticas de Amescua. Manuscritos que se conocen de ellas.

La desgraciada Raquel. Manuscrito autógrafo con grandes supresiones hechas por la Censura, y con la licencia para su representación, expedida en 10 de abril de 1605. Manejado por M. J. Ticknor. (Véase su Historia de la literatura española, traducida por los señores Gayangos y Vedia; tomo II, página 463.)

Examinarse de Rey, o más vale fingir que amar. Manuscrito al parecer autógrafo: en el códice M-189 de la Biblioteca Nacional. El autor puso primeramente el título de Examinarse de Rey en la portada y en el final, pero después sustituyó la última redondilla con otra en la cual se engasta el de Más vale fingir que amar, citado en los Catálogos de comedias.

Manuscritos en la biblioteca del señor duque de Osuna.

El ejemplo mayor de la desdicha, y capitán Bolisario. Autógrafa y firmada; al fin lleva la siguiente censura de Lope:

«He visto esta comedia, y puesto que no contiene nada contra las buenas costumbres, puédese representar, y su autor Mira de Amescua obtener nuevos aplausos. Madrid y julio de 1625. -Lope de Vega Carpio». Está impresa bajo el nombre de Lope.

El Animal profeta. (San Julián.) Con la fecha de 1631. Impresa generalmente como de Lope.

El Mártir de Madrid. Con la licencia de 1619.

El primer Conde de Flandes. Con la data de 24 de noviembre de 1616.

No hay dicha ni desdicha hasta la muerte.

La Tercera de sí misma: amor, ingenio y mujer. Con la fecha de 1626.

La casa del Tahúr. (En la casa del tahúr poco dura la alegría.) (En los Catálogos anónima.) Con la licencia de 1621.

Auto de la Inquisición. Representóse en esta corte año de 1624.

Auto de la jura del Príncipe. Hízose en los Carros de Madrid, año de 1632.

Auto. El arpa de David. Manuscritos en la Colección del señor don Agustín Durán.

Los Carboneros de Francia, o los nuevos Caballeros. Copia fechada en 7 de marzo de 1608. Inédita. Diversa de la titulada: Los Carboneros de Francia y Reina Sevilla.

Hero y Leandro.

Cuatro milagros de amor.

El clavo de Jael.

Copias.

Comedias de este autor que, según el señor Mesonero Romanos, comprende un tomo, del cual ha tenido noticia, y pudo ser (dice) primera parte:

La Hija de Carlos V.

Vida y muerte de Son Lázaro.

El Rico avariento.

Lo que puede una sospecha.

El Esclavo del demonio.

El Conde Alarcos.

El Hombre de mayor fama.

El Negro del mejor amo.

Las Lises de Francia.

Los Carboneros de Francia.

Desgracias del Rey don Alfonso el Casto.

Obligar contra su sangre.

Comedias y autos en las Colecciones de Varios:

El Esclavo del Demonio. (Tercera parte de las comedias de Lope de Vega y otros autores... -En Barcelona en casa de Sebastián de Cormellas..., Año de 1612, etc.)

Las desgracias del Rey don Alfonso el Casto. (Con loa y baile.)

La rueda de la Fortuna. (Flor de las comedias de España de diferentes autores... Quinta parte. -Madrid. -Alcalá, 1615, etc.)

El animal Profeta, San Julián, o el dichoso Patricida.

Las desgracias del Rey don Alfonso el Casto.

El ejemplo mayor de la desdicha, y capitán Belisario. (Quinta parte de comedias de Lope de Vega Carpio; impresa en Sevilla, según Fajardo.) (Van atribuidas a Lope.)

El Capitán Belisario, y ejemplo mayor de la desdicha. (Parte veinte y cinco de comedias de diferentes autores. -Zaragoza, 1632.)

(Va atribuida a Montalbán.)

El Hombre de mayor fama. (Doce comedias de Lope de Vega Carpio (y otros autores.) Parte veinte y nueve. -En Huesca, por Pedro Blusón. Año de 1634.)

Galán, valiente y discreto. (Parte veinte y nueve de comedias de diferentes autores. -Valencia, 1636.)

Amor, ingenio y mujer (o la tercera de sí misma).

El Caballero sin nombre. (Parte treinta y dos, con doce comedias de diferentes autores. -Zaragoza, 1640.)

La confusión de Hungría. Se incluyó atribuida a Lope en el libro de Comedias de Lope de Vega Carpio... (y otros autores); impreso en Sevilla... citado por Fajardo. De este tomo se conserva un fragmento en el 132 colecticio de la biblioteca de Osuna.

El Capitán Belisario. (Parte sexta de comedias escogidas de los mejores ingenios de España. -Zaragoza, por los herederos de P. Lanaja, 1653-1654.) (Va atribuida a Lope.)

El ejemplo mayor de la desdicha. (El Capitán Belisario.) (Comedias de los mejores y más insignes ingenios de España. -Lisboa, 1652.) (Va atribuida a Lope.) (Comedias de los mejores y más insignes ingenios de España. -Colonia, 1697.) (Va atribuida a Matos.)

La Judía de Toledo. (La desgraciada Raquel.) (Comedias nuevas de los más célebres autores... Amsterdam, 1726.) (Va atribuida a Diamante.)

El Rico avariento. (Autos sacramentales con cuatro comedias nuevas sus loas y entremeses. Primera parte. -Madrid, 1655.) Contiene además esta Colección algún auto del mismo. No he logrado verla.

Auto f.: La mayor soberbia humana de Nabucodonosor.

Auto f.: El Nacimiento de Christo nuestro bien, y sal a media noche. (Navidad y Corpus-Christi, festejados por los mejores ingenios de España. -Madrid, 1664.)

Auto: Las pruebas de Cristo.

Auto: El Heredero.

Auto: Al Nacimiento de Nuestro Señor.

Otro: al mismo asunto.

Loa sacramental.

Mojiganga de Los Sacristanes. (Autos sacramentales y al Nacimiento de Christo, con sus loas y entremeses. -Madrid, 1675.)

Comedias en la Colección de Madrid:

Lo que puede el oír Misa. (P. 1.ª)

La Fénix de Salamanca. (P. 3.ª)

Lo qué puede una sospecha.

El Negro del mejor amo, San Benito de Palermo. (P. 4.ª)

El Conde Alarcos.

No hay burlas con las mujeres, o casarse y vengarse. (P. 5.ª)

El Esclavo del Demonio. (P. 6.ª)

La tercera de sí misma (o amor, ingenio y mujer). (P. 8.ª)

Vida y muerte de San Lázaro. (P. 9.ª)

No hay reinar como vivir. (P. 13.)

Vida y muerte de la Monja de Portugal. (P. 33.)

El Galán secreto. Idéntica a la atribuida a Moreto con título de El Secreto entro dos amigos. (P. 34.)

La confusión de Hungría. (P. 35.)

Los prodigios de la vara, y Capitán de Israel. (P. 37.)

Los Carboneros de Franela, y Reina Sevilla.

? La Mesonera del cielo (y el Ermitaño galán)177. (P. 39.)

Las Lises de Francia. (P. 44.)

No hay dicha ni desdicha hasta la muerte178. (P. 43.)

Comedias sueltas:

La Adúltera virtuosa, Santa María Egipciaca.

El Amparo de los hombres.

El Clavo de Jahel.

El arpa de David.

La Hija de Carlos V.

Más vale fingir que amar, o examinarse de Rey.

Obligar contra su sangre.

Cuatro milagros de Amor.

Los sueños de Faraón y más feliz cautiverio.

San Ramón.

Lo que es no casarse a gusto.

Autos sacramentales ¿sueltos?:

La fe de Abraham.

La fe de Hungría.

La Inquisición.

Los Mártires del Japón.

Los Mártires de Madrid.

El Monte de Piedad.

Nuestra Señora de los Remedios.

El Pastor lobo.

Pedro Telenario.

Ronda y visita de la cárcel. (Entre estos deben hallarse los que contiene el libro de Autos sacramentales con cuatro comedias nuevas... Primera parte... [Madrid, 1655, que aún no he logrado examinar.)

Comedias que escribió con otros autores: Primera jornada de Polifemo y Circe. (Con Calderón y Montalbán.) (Parte segunda de comedias de diferentes autores, citada por Fajardo: Parte segunda de Varios, antigua.)

Jornada de La manzana de la discordia, y robo de Elena. (Con don Guillén de Castro.)

Tercera jornada de El pleito que tuvo el diablo con el Cura de Madrilejos. (Con Rojas Zorrilla y Luis Vélez de Guevara.) (Flor de las mejores doce comedias de los mayores ingenios de España. -Madrid, 1652.)

MIRANDA (LICENCIADO JUAN DE).

Avto intitvlado La Esclauitud rescatada. Compuesto por el Licenciado Iuan de Miranda. Son interlocutores las personas siguientes: Ioseph y María. Vn Ángel. Luzbel. El Hombre. La Esperança. La Misericordia. El Amor Divino. Vn Eco. Tres Pastores. Gila, pastora. (Estampeta y figura en madera.)

Colofón final. -«Con licencia, impresso en Salamanca. En casa de Antonia Ramírez Viuda. Y por su original en Seuilla, por Bartolomé Gómez de Pastrana. A la esquina de la Cárcel real. En este año de mil y setecientos y diez y seis». Ocho hojas en 4.º; pero el auto solo ocupa cinco y media; al fin van un Romance y una Loa al Santísimo Sacramento, y otro romance titulado: Reto que hace un alma al demonio.

Poseo en mi colección esta rara pieza, que tal vez sea la citada anónima en los Catálogos con el título de La esclavitud del género humano y rescate por el Amor divino.

MIRANDA (LUIS DE). Natural de Plasencia; floreció a mediados del siglo XVI; declara haber sido militar, y después clérigo, en unas coplas que puso al fin de su excelente Comedia Pródiga, impresa en Sevilla, año 1554.

Comedia Pródiga. Dirigida al muy magnífico señor Juan de Villalba, de la cibdad de Plasencia, compuesta y moralizada por Luis de Miranda, placentino, en la cual se contiene (demás de su agradable y dulce estilo) muchas sentencias y avisos muy necesarios para mancebos que van por el mundo, mostrando los engaños y burlas que están encubiertos en fingidos amigos, malas mujeres y traidores sirvientes. -Impresa en Sevilla, en casa de Martín de Montesdoca; acabóse a x días de diciembre año 1554.

Esta apreciable obra, escrita en redondillas y dividida en siete actos cortes, es en gran parte imitación de las Celestinas. Moratín la describe extensamente y transcribe de ella algunas escenas, terminando con el siguiente juicio crítico:

«Está muy bien desempeñado el fin moral de esta fábula, que es sin duda una de las mejores del teatro antiguo español: bien pintados los caracteres; bien escritas algunas escenas; las situaciones se suceden unas i otras... siempre con verosimilitud y rapidez».

MOJICA (FRAY JUAN DE).

El descendimiento del sacro cuerpo de Christo, nuestro Redentor, de la Cruz, el viernes santo por la tarde. -Madrid, 1725; 8.º

MOJICA (DON JUAN ANTONIO DE).

El demonio en la Mujer, y Rey ángel de Sicilia, primera parte.

El Príncipe demonio, y diablo de Palermo, segunda parte. (Parte cuarenta y tres de comedias de diferentes autores. -Zaragoza, 1650.)179

La ofensa y la venganza en el retrato. (P. 17.)

MOJICA GONZÁLEZ DE SEPÚLVEDA (DON DIEGO DE). Natural de Madrid. Era joven cuando escribió Lope el siguiente elogio de él en su Laurel de Apolo, compuesto desde 1628 a 1630.


    Y si de justas esperanzas rica
quisieres ver una fecunda vena,
una tierna y canora Filomena,
Don Diego de Mojica
al sagrado laurel la frente aplica.



Montalbán le incluyó en su Catálogo de Ingenios naturales de esta corte, diciendo:

Don Diego de Mojica: «poeta florido, agudo y de lindo garbo; hace tales versos, que no tiene que envidiar a cuantos hoy con mayor opinión los escriben, y tiene acabada una excelente comedia».



Escribió un soneto a la muerte de Lope (Fama póstuma de este ingenio, 1636), y otro a la de Montalbán. (Lágrimas panegíricas, 1639.)

Concurrió a una academia poética, celebrada en Madrid, año de 1640, «día de San Agustín, en casa del contador Agustín de Galarza», según aparece del Vejamen dado en ella, que, escrito de letra de don Francisco de la Torre y Sevil, forma parte de un códice propio actualmente del señor don Antonio Cabanilles.

Años después, concurrió también al célebre certamen con que se festejó en Madrid, año 1660, la colocación de la imagen de la Soledad en su nueva capilla. Escribió para él seis octavas, que se imprimieron en la Relación de esta fiesta, publicada cuatro años después, por don Tomás de Oña, con el afectada título de El Fénix de los ingenios que renace, etc. Dio el Vejamen don Francisco de Avellaneda, y en él dice de nuestro Mojica lo siguiente:

Don Manuel de la Peña, don Sebastián Ventura de Vergara Salcedo y don Diego de Mojica, que tal oyeron, anduvieron a mojicones con sus papeles. ¡Y qué poca sangre que se hacían los bellacos! Con en montante escamado fray Urbán los metió en paz, diciendo:


Si el premio les han quitado,
repartan por mi consejo
ese bulto de abadejo
Loa del tercio del pescado.



MOLINA Y MENDOZA (DON JUAN ANTONIO DE).

Los desprecios con amor, y más mudable hermosura. Manuscrito firmado por el autor al fin de cada una de las jornadas; principios del siglo XVIII; en la biblioteca de Osuna. Otro manuscrito del mismo tiempo, anónimo, en el códice M-178 de la Biblioteca Nacional. Consta anónima en Huerta.

MOLONGO (DON GÓMEZ). Seudónimo festivo, bajo el cual se halla impresa, suelta, la comedia burlesca de don Francisco Bernardo de Quirós:

El cerco de Tagarete.

MONCADA (DON GABRIEL DE). (Después fray Francisco Antonio de Madrid y Honcada.) ¿Fue don Gabriel de Moncada, el poeta (después fray Francisco Antonio), natural de esta coronada villa y corte? Asegúralo terminantemente don Nicolás Antonio; lo confirma Lope de Vega incluyendo a Moncada, en el Laurel de Apolo, entra los ingenios matritenses; y se infiere del hecho de haber tomado él mismo al entrar en la religión capuchina el sobrenombre de Madrid. Sin embargo, la coincidencia de ser este don Gabriel, designado como autor de una Prosodia (Prossodiam scripsisse dicitur, escribe don N. Antonio), que Álvarez Baena le atribuye decididamente con el título de Prosodia norissima, impresa, según este mismo, en Madrid, 1639, en 8.º, con la de existir otra Prosodia en romance, con un tratado de versos y figuras, compuesta «por don Gabriel de Moncada, natural de la ciudad de Toledo», de edad de trece años, e impresa «en Madrid, imprenta de Alonso Martín, año de 1611», en 8.º, hacen sospechar si estos Moncadas serán uno mismo; cuestión que, contradiciendo su primer aserto, enuncia, pero no resuelve, don N. Antonio.

El precoz erudito Moncada, natural de Toledo, hijo de Juan Belluga de Moncada, vecino y jurado de la misma ciudad, contaba trece años en el de 1611. Nació, pues, en 1598. Fray Francisco Antonio de Madrid y Moncada, según las Noticias de los Capuchinos, que consultó Álvarez Baena, tenía cuarenta y ocho años en el de 1641. Nació, pues, en 1595. De donde resulta que, sobre no concordar las patrias, no concuerdan tampoco las edades conocidas de ambos Moncadas.

El padre Francisco Antonio «de muy noble y distinguido linaje», según Baena, fue (dicen este biógrafo y don Nicolás Antonio), abogado de los Reales Consejos, de grande instrucción y nombradía en su facultad; de excelente ingenio, y muy inclinado al estudio y ejercicio de la poesía. Añade Baena, que se hallaba adornado con el conocimiento de varias lenguas. Vivió mal entretenido en su juventud y edad madura; pero la instalación del célebre convento de Capuchinos de la Paciencia excitó en él y en su manceba el arrepentimiento y la determinación de hacerse religiosos, como, en efecto, lo verificaron; ella primero, dotada por don Gabriel, y éste después, avivada su resolución con la muerte de su hermano don Felipe, también letrado de opinión. Tomó (don Gabriel el hábito el jueves santo, 28 de marzo de 1641, con grande edificación de toda la corte. Distinguióse en la práctica de los ejercicios religiosos; y, ya profeso, tradujo por mandato de sus superiores, los dos tomos latinos de los Anales de su religión, escritos por el padre Zacarías Boverio, que salieron a luz intitulados: Las Corónicas de los Frailes menores Capuchinos del bienaventurado San Francisco; en tres tomos. -Madrid, 1644, 1646, 1647; folio.

Habiéndole llamado los superiores para darle las gracias por aquel trabajo, pidió por premio que se le permitiese aquel día disciplinarse en público refectorio, y después comer pan y agua. Falleció a los tres años de fraile, el 22 de mayo de 1644, en el convento del Prado.

Tributóle el gran Lope, en la Silva 6.ª del Laurel de Apolo (1630), el encarecido elogio siguiente:


   Don Gabriel de Moncada, ¿a quién no admira,
tan digno del consejo de los Reyes,
si descansando el arco de las leyes
templa las cuerdas a la dulce lira?
¿Qué Musa no suspira,
enamorada del hablar suave?
Retórico, galán, discreto y grave,
lo mismo que de Cino
aquel universal jurisconsulto,
pues haberte excedido dificulto,
se dirá deste ingenio peregrino
que la jurisprudencia
a las Musas juntó tanta elocuencia.



Correspondió Moncada a estas lisonjeras alabanzas en la triste ocasión de la muerte de su insigne panegirista, escribiendo la comedia alegórica intitulada: Honras a Lope de Vega en el Parnaso; que, ocultando el nombre de su autor, dio al teatro e hizo imprimir en la Fama póstuma a la vida y muerte de Lope (Madrid, 1636), don Juan de Solís Mejía. Dirigióla este al duque de Sesa.

Su autor (dice en la dedicatoria), amigo mío, y que lo mostró en esta ocasión, me la dio con orden, que encubriese su nombre... Fue (añade) el intento del dueño que se diese a la estampa... mas yo... he procurado que se de al teatro...



Al fin de ella se lee lo siguiente:

Aplaudióse la comedia (así leída, como impresa y representada), generalmente de cuantos conocen la dificultad del asunto, y el ingenio floridísimo del dueño, que aunque esconde su nombre en su modestia, descubre su opinión en su talento.



No conoceríamos ahora el autor de esa curiosa pieza dramática, si don Antonio de León Pinelo, al hablar en sus Anales o historia de Madrid, desde el nacimiento de Christo hasta el año de 1658, manuscrita, de la muerte y honores fúnebres de Lope (1635), no hubiera dejado consignada la explícita indicación siguiente:

...Después, el doctor Juan Pérez de Montalbán, sacerdote, y rayo de la luz de Lope de Vega, agradecido a lo que de él aprendió, sacó a luz un libro que intituló: Fama póstuma, etc., en que después de su vida, que escribió con brevedad, puso los elogios que le hicieron en prosa y verso todos los ingenios de la corte, en que entró una comedia que se representó en el teatro a la muerte de Lope de Vega, escripta por quien, desengañado poco después de las cosas del mundo, dejó los aplausos que iba adquiriendo y eligió para vivir y morir la religión de los Capuchinos, donde a los tres años de profeso acabó santamente.



«Escribió (dice Baena) antes de ser religioso, dos tomos: el primero de Pactis, y el segundo de Prossodia novissima; Madrid, 1639; en 8.º». -«Prossodiam scripsisse dicitur; ac nescio quid de Pactis...» dice Antonio.

En el apreciable libro descriptivo de las famosas fiestas celebradas en Toledo a la dedicación de la capilla del Sagrario, año de 1616, se lee una elegantísima Oda latina que para el certamen poético escribió don Gabriel de Moncada.

Honras de Lape de Vega en el Parnaso. (Fama póstuma a la vida y muerte del doctor frey Lope Félix de Vega Carpio, y elogios panegíricos a la inmortalidad de su nombre, escritos por los más esclarecidos ingenios solicitados por el doctor Juan Pérez de Montalbán... En Madrid, en la imprenta del Reino. Año 1636; 4.º)

Hállase la comedia al fin, con una dedicatoria de don Juan de Solís Mejía, amigo del encubierto autor, al duque de Sessa. Reimpreso el volumen íntegro en la Colección de Sancha.

La escuela de amor, los celos. Pieza rara, citada en los Catálogos de Medel, Huerta, Nieto de Molina, etc.

MONFORTE Y VERA (DON JERÓNIMO). Natural de Aragón; residía en el Perú a principios de 1725. Escribió un sainete para las Fiestas del Callao de Lima a la proclamación de Luis I. -Entre los elogios fúnebres a sor Juana Inés de la Cruz (murió en 1695), que contiene su Fama póstuma (Madrid, 1700), se halla una elegía de Monforte.

El Amor duende. Sainete intermedio para la comedia que se representó en el Callao de Lima por la familia del virrey, marqués de Castel-Fuerte, en su palacio; para festejar la proclamación del rey Luis I, año de 1725. (Elisio Peruano. Solemnidades... etc. -Lima, 1725, 4.º)

MONROY (DON GONZALO DE). Natural de Salamanca y regidor de la misma ciudad. Nómbrale el doctor Navarro en su Catálogo de poetas, dramáticos de fines del siglo XVI, y principios del siguiente. Lope le alaba en el Laurel de Apolo, como a poeta y músico, en estos versos:


Honren el claro Termes dos Gonzalos,
delicias y regalos,
ambrosía de las Musas
y néctares difusas;
ilustres vates del dorado Apolo:
Monroy el uno, de Anfión traslado,
y Rodríguez el otro, celebrado
por luz de nuestro polo... etc.



MONROY Y SILVA (DON CRISTÓBAL DE). Este fecundo y discreto poeta dramático, olvidado de nuestros biógrafos y escritores panegiristas, fue uno de los hijos insignes de la comarca de Andalucía; nació en la Villa de Alcalá de Guadaira, de la cual era, en 1639, regidor perpetuo, y teniente de sus reales alcázares por su alcaide el Príncipe de Paterno, duque de Montalto y Alcalá, según expresa el epígrafe de una culterana Silva que escribió a la muerte del doctor Juan Pérez de Montalbán.

El mismo empleo de teniente de alcaide del fuerte de Alcalá de Guadaira, consta que desempeñaba en 1641, fecha de la impresión de un librito suyo intitulado: Epítome de la historia de Troya, en cuya portada así lo expresa. Cita este opúsculo el señor barón de Schack, quien, al tratar extensamente de sus obras dramáticas, le coloca de los primeros entre los poetas cómicos de segundo orden.

Dejó Monroy y Silva escrita una Historia de Alcalá de Guadaira, obra inédita que existía en la biblioteca del monasterio de Poblet, donde la examinó don Jaime Villanueva, citándola en su Viaje literario a las Iglesias de España, tomo XX, página 151, cuya cita reproduce el señor Muñoz y Romero.

Antigüedad y grandezas de la villa de Alcalá de Guadaira, por Cristóbal Monroy y Silva; manuscrita.

Comedias suyas manuscritos que existen en la biblioteca del duque de Osuna.

Celos, Industria y amor. Manuscrito con la licencia de 1640.

Lo que pasa en un mesón. Manuscrito con la licencia de 1643.

No hay más saber que salvarse. Manuscrito con la fecha de 1648.

No hay amor donde hay celos. Manuscrito cota la licencia de 1644. Biblioteca del señor Durán.

El mayor Vasallo del mayor Señor, o el Gigante cananeo San Cristóbal. Manuscrito con fecha de 1638.

Comedias en las Colecciones.

No hay amor donde hay celos180.(Doce comedias de diferentes autores... Parte XXXXXVII. Año 1646. -En Valencia. A costa de Juan Sonzoni.)

Mudanzas de la fortuna y firmezas del amor. (Parte cuarenta y una de comedias de varios autores. -Valencia...)

El Prisionero más valiente. (La Batalla de Pavía, y prisión del rey Francisco.) (Parte cuarenta y dos de comedias de diferentes autores. -Zaragoza, 1650.) (Va sin nombre de autor.)

Envidias vencen fortunas. (Comedias de los mejores y más insignes ingenios de España. -Lisboa, 1652.)

Los Príncipes de la Iglesia San Pedro y San Pablo. (Parte sexta de comedias escogidas de los mejores ingenios de España. -Zaragoza, por los, herederos de P Lanaja, 1653-1654.)

La Sirena M Jordán. San Juan Bautista. (P. 45.)

Comedias sueltas:

Acteón y Diana.

La alameda de Sevilla, y recato en el amor.

El Caballero Dama, o el Aquiles.

El casamiento fingido.

Los celos de San José.

Celos, industria y amor. (Todo es industrias amor.)

La destrucción de Troya.

El encanto por los celos; y fuente de la Judía.

Escarmientos del pecado, o la fuerza del desengaño; o lo que puede un desengaño y memoria de la muerte; y justos juicios de Dios.

Fuente-Ovejuna.

El Gigante cananeo: San Cristóbal. (El mayor Vasallo del mayor Señor.)

Héctor y Aquiles.

El horror de las montañas, y Portero de San Pablo.

Lo que pasa en un mesón (o en una Venta).

Más vale a quien Dios ayuda, Esaú y Jacob, o el Pastor más perseguido y finezas de Raquel.

El más valiente Andaluz, Antón Bravo.

Las mocedades del Duque de Osuna.

No hay más saber que salvarse.

El Ofensor de sí mismo.

El robo de Elena.

San Bartolomé en Armenia.

El valor siempre da honor.

Las violencias del amor, y don Belflorán de Grecia.

Perdonar por no poderse vengar.

Las grandezas de Sevilla. (Auto sacramental.)

San Juan Bautista. (Auto sacramental.)

Comedias de este poeta insertas en la Colección de Dramáticos de la Biblioteca de Autores españoles, que publica el señor don M. Rivadeneyra.

La batalla de Pavía, y prisión del Rey Francisco.

El ofensor de sí mismo.

Las mocedades del Duque de Osuna.

MONTALBÁN (DOCTOR JUAN PÉREZ DE). Nació en Madrid, año de 1602; fue su padre Alonso Pérez, librero de S. M., que tuvo su establecimiento en la calle de Santiago181. Acaso pudiera hallarse en la parroquia de esta advocación su partida bautismal, que no conoció Álvarez Baena. Hizo sus estudios con grande aprovechamiento en la Universidad de Alcalá de Henares, cursando humanidades, filosofía y teología; era ya licenciado a los diez y ocho años, en el de 1620, y obtenía, con galantes elogios de Lope de Vega, uno de los premios de la justa poética que celebró Madrid en la beatificación de san Isidro. Se doctoró después en sagrada teología, y a la edad de veinte y tres años se ordenó de sacerdote, ingresando seguidamente (día 13 de mayo de 1625) en la Congregación de San Pedro, de clérigos naturales de Madrid. Fue notario apostólico del tribunal de la Inquisición.

En 1619 comenzó a escribir para el teatro, teniendo por maestro al insigne Lope de Vega; el cual, íntimamente relacionado con Alonso Pérez, privilegiado editor de sus obras, debió conocer al joven teólogo y poeta desde sus más tiernos años, cobrándole el más cariñoso afecto, e inspirándole apasionada afición al cultivo de la amena literatura, que su discípulo emprendió con feliz disposición y talento. Siguió Montalbán las huellas de Lope, su dirección y consejo, logrando imitarle y compartir con él repetidamente los laureles escénicos. Los más severos y entendidos críticos de nuestro tiempo le conceden muy señalado lugar entre los más apreciables dramáticos del siglo XVII.

En el año de 1624 publicó Montalbán su poema El Orfeo en lengua castellana, dedicado a la célebre poetisa portuguesa doña Bernarda Ferreira de la Cerda. Le precede una muy notable carta panegírica de su maestro y amigo Lope, y va adornado con versos laudatorios de ingenios tan insignes como el padre Gabriel Tellez, Francisco López de Zárate, Villaizan y don Gabriel del Corral. Sin dar prueba alguna, afirmó don Nicolás Antonio que Lope había regalado este poema a su caro discípulo; y aunque no se ha dado generalmente asenso a esta noticia, yo acabo de ver en un bello ejemplar de la primera edición, que fue de don B. J. Gallardo y posee el señor Sancho, la siguiente nota escrita en la portada de letra de aquel tiempo: Este Orfeo le hiço Lope de Vega y le hiço en quatro días. Publicóse inmediatamente después del Orfeo, de Jáuregui; y esto no debió de ser por casual coincidencia.

En el propio año de 1624 dio Montalbán a la estampa sus ocho novelas (Sucesos y prodigios de Amor), que obtuvieron otras ocho ediciones en aquel siglo y tres en el siguiente, y una traducción francesa. Publicó después, año 1627, La Vida y Purgatorio de San Patricio, una y otra vez reimpresa y traducida; y en 1632 el famoso Para todos, miscelánea de Ciencias, materias y facultades, ejemplos morales, humanos y divinos, interpolada con cuatro Comedias y dos Autos Sacramentales, del mismo autor. La publicación de este libro, que logró seis ediciones en dos años, y ha llegado a contar hasta doce, produjo la más cruda peleona literaria: cruzáronse en ella sátiras y apologías, censuras y defensas, en verso y prosa, ya de molde, ya manuscritas.

Inició el combate don Francisco de Quevedo, con su aguda cuanto apasionada sátira del abigarrado libro, dicha la Perinola, que corrió manuscrita con singular aplauso. Hallábase el eminente escritor deslealmente agraviado por Montalbán y los suyos; ya con la falsificación de uno de sus libros, que llevó a cabo Alonso Pérez, el padre del satirizado, siendo por este hecho perseguido y vencido ante los tribunales: ya, en fin, con la prohibición absoluta de sus obras, que en 1631 lo habían aquellos negociado con sus manejos y disfamaciones. Y no le perdonaron después las burlas y verdades de la Perinola; antes con libelos y osadas murmuraciones le injuriaron y molestaron sin tregua ni descanso.

Entrado ya el año de 1655, preparaba el doctor Pérez de Montalbán la impresión de doce de sus Comedias, que debían formar un tomo, primero de sus obras dramáticas. Hallábase impreso este volumen, y fue tasado el 17 de agosto del mismo año. Cuatro días después perdía nuestro autor a su amigo y maestro: perdían las letras al Fénix de los ingenios. El excesivo estudio y las tareas literarias habían predispuesto a Montalbán a padecimientos cerebrales, que empezaron a manifestarse en consecuencia de tan triste suceso. Aquejado ya por ellos, colectó la corona fúnebre y escribió la biografía del gran dramático, publicándolas en 1636, a principios, con título de Fama póstuma a la vida y muerte de Lope de Vega Carpio; y elogios panegíricos a la inmortalidad de su nombre. No llegó a sobrevivirle tres años completos: agravada su afección, perdió completamente el juicio, y después de algunos meses del más triste estado, falleció en esta corte el 25 de junio de 1638. Fue sepultado en la parroquia de san Miguel. Hiciéronsele suntuosas exequias, siendo sus panegiristas fúnebres el padre fray Diego Niseno y el doctor Francisco de Quintana. Los ingenios le dedicaron recuerdos poéticos y sentidos elogios, que colectó el licenciado don Pedro Grande de Tena, su íntimo amigo, y dio a la estampa su padre con título de Lágrimas panegíricas, a cuya colección suelen ir agregados los dos sermones fúnebres. (Madrid: imprenta del Reino, 1639.)

Los dos tomos de sus comedias, aunque ambos dispuestos por el autor, y el segundo impreso durante su vida, se dieron póstumos al público, año de 1638. Dejó sin concluir la Segunda parte del Para todos, y un Arte de bien morir. Prometió asimismo, cierta historia novelesca denominada: La Prodigiosa vida de Malhagas el embustero, que no llegó a imprimirse.

Noticia bibliográfica de sus obras no dramáticas:

? El Orfeo en lengua castellana. A la décima musa doña Bernarda Ferreira de la Cerda... -Madrid, 1624; en 4.º, con el retrato de Montalbán. Se reimprimió este poema junto con las Novelas: ediciones de Barcelona, 1639. -Madrid, 1725 y alguna otra.

Sucesos y prodigios de Amor, en ocho novelas exemplares. Compuestas por el doctor luan Pérez de Montalbán, natural de Madrid y notario del Santo Oficio de la Inquisición. -Madrid, por Iuan Gonçalez, 1624;); 4.º Madrid, 1626; 4.º -Bruselas, 1626; 8.º -Sevilla, 1635; 4.º -Tortosa, Francisco Martorell, 1635; 8.º Barcelona, por La-Caballería, 1639 (con El Orfeo); 8.º -Barcelona, id., 1640; 8.º -Sevilla, por... Rodríguez, 1641; 8.º -Sevilla, por Gómez de Pastrana, año 1648; 8.º -Bruselas, por Foppens. 1702; 4.º -Madrid (con El Orfeo), 1723; 4.º -Barcelona, 1730; en 4.º Traducción francesa, por M. de Rampalle. -París, Rocolet, 1644; 4.º

Vida y purgatorio de San Patricio. -Madrid, 1627; 8.º Madrid, 1611; 8.º -Sevilla, por Lucas Martín de Hermosilla, 1695; 8.º

Traducción francesa:

La vie admirable du grand Saint-Patrice... traduite en français par F. A.-S. Chartreux. -Bruxèlles, Schoenaert, 1638; 12.º -Bruxèlles, 1640; 12.º

Obras dramáticas de Montalbán:

Comedias suyas manuscritas fechadas, que posee en su biblioteca el señor duque de Osuna:

La deshonra honrosa. Manuscrito con la fecha de 1622.

Como Padre y como Rey. Año de 1629.

La ventura en el engaño. 9 de mayo de 1630.

Las Formas de Alcalá. (Auto sacramental.) Manuscrito. Biblioteca de Osuna.

Comedias manuscritas, en otras librerías:

El divino portugués, San Antonio de padua. Manuscrito con la fecha de 1623, existente en la librería del señor don Agustín Durán. (Va en él atribuida a un cierto Bernardino de Obregón.)

La Doncella de labor. Comedia famosa del doctor Juan Pérez de Montalbán. Manuscrito de mediados del siglo XVII, copia esmerada, de letra muy cursiva y sin una enmienda, En mi librería.

Piezas impresas en la colección especial del autor:

Ediciones del Para todos. Madrid, 1632. -Primera edición, rarísima; poseo un fragmento de este libro que sospecho sea parte de ella.

Huesca, Pedro Blusón, año de 1633; 4.º -Biblioteca Nacional de Madrid.

¿Madrid? (u otro pueblo de Castilla): anterior a 1635, y posterior a la primera.

¿Barcelona, Zaragoza o Valencia?: anterior a 1635.

Bruselas, anterior a 1635.

Madrid, 1635. En esta se expresa, según Baena, ser la quinta, con evidente equivocación182.

Madrid, 1640; 4.º Esta señala como primera don Nicolás Antonio!!

Madrid, por... Sánchez, 1651; 4.º Expresa ser la octava. «Con adiciones». (?)

Alcalá, por María Fernández, 1661; 4.º

Lisboa, 1691; 4.º

Sevilla, 1736; 4.º

Madrid, 17...

Se me da últimamente noticia de otra edición de Madrid, 1645.

Traducción francesa:

La Semaine de Montalban ou les mariages mal assorties, contenue en huit nouvelles tirées du Para todos, par Vanel . -París de Luynes, 1684. -Dos tomos; 12.º

Para todos. Exemplos morales, humanos y divinos, en que se tratan diversas ciencias, materias y facultades repartidos en los siete días de la semana. -Madrid, 1632. Edición príncipe, con el retrato del autor. En el primitivo Catálogo de la librería de don Antonio de Sancha se halla anunciado un ejemplar. -Aprobaron este libro el maestro José de Valdivielso y fray Diego Niseno; la primera de estas aprobaciones falta en la edición de Huesca y en otras posteriores.

Contiene:

El segundo Séneca de España, y Príncipe don Carlos.

No hay vida como la honra.

De un castigo dos venganzas.

El Polifemo. (Auto sacramental, con la fecha de 1628.)

Escanderbech. (Auto sacramental.)

La más constante Mujer. Tomo primero de sus Comedias. -Alcalá, por Vázquez (1638 en el colofón final, y 1639 en la portada).

¿Existe otra edición anterior a esta que los bibliógrafos señalan como primera? ¿Es realmente esta impresión del año 1638?

No he logrado examinar ejemplar alguno de ella; pero en la reimpresión de Valencia, 1652, encuentro la primitiva tasa del libro, que dice así:

«Yo Diego González de Villarroel, escribano de cámara... doy fe, que habiéndose visto por los señores del (Consejo) un libro intitulado: Primera parte de doce comedias exemplares, compuestas por el doctor Iuan Pérez de Montalbán, que con licencia de los dichos señores fue impreso, tasaron, etc... Y para que dello conste de pedimiento de la parte del dicho dotor... doy esta fe. En Madrid, a diez y siete de agosto de mil y seiscientos y treinta y cinco años».



Montalbán murió en 25 de junio de 1658, después de seis meses de un padecimiento cerebral, que alteró su razón. El tomo de que hablamos lleva un prólogo suyo, en el cual departe tranquilamente con los lectores prometiendo la Segunda parte del Para todos y otras obras de su pluma, sin hacer alusión alguna al estado de su salud; al paso que en el prólogo de la Fama póstuma de Lope, escrito por febrero 6 marzo de 1636, ya se queja de los primeros ataques de la dolencia que «hacía ocho meses le tenía sin salud y sin gusto», prometiendo, no obstante, dar muy pronto a luz la dicha Segunda parte del Para todos. Parece evidente, pues, la anterioridad del prólogo de las comedias, tomo I, al de la Fama póstuma. Las aprobaciones del Segundo tomo de sus comedias son de setiembre y octubre de 1637. Comenzada su impresión, vino a terminarse al tiempo de la muerte del autor; un mes después, por julio de 1638, publicó su padre el tomo, que no lleva prólogo alguno del poeta. Si la impresión de ambos tomos hubiera sido simultánea, aun con la anomalía de estamparse el primero en Alcalá y el segundo en Madrid, no hubiera dicho el autor en el prólogo del primero que se había reducido (por las razones que expresa) a imprimir sus comedias empezando por aquellas doce «que es el tomo (lectores míos) que os consagro... Después de este te prometo la Segunda parte del Para todos», etc. Hubiera además escrito el prólogo para el Segundo, ya que no para entrambos uno solo, que en el caso de tal simultaneidad parecía lo más regular.

Indicios y razones de tanta fuerza me persuaden a creer que la impresión del tomo I, con membrete de Alcalá, 1638-39, es de Madrid, 1635; que, tasado ya el libro en 17 de agosto, se suspendió su publicación con motivo de la muerte de Lope de Vega, ocurrida el 21 del mismo mes; que la suspensión continuó después, ya por el sentimiento del autor, ya por sus dolencias, y que al fin hubo de divulgarse póstumo con el pie de imprenta ficticio. De no admitir esta conjetura, preciso es suponer una edición publicada en 1638 y completamente perdida.

Existe ejemplar en la Biblioteca Imperial de Viena. Tomo primero de las Comedias del doctor Iván Pérez de Montalbán, clérigo presbítero, Notario del Santo Oficio de la Inquisición, y natural de la villa de Madrid, 63. Año (Escudo, con el monograma del editor Sonzoni) 1652. Con licencia. -En Valencia, por Claudio Macé, junto al Colegio del señor Patriarca. A costa de Iuan Sonzoni, mercader de libros, delante de la Diputación; 4.º

Aprobación del doctor Pedro Garrido, rector de San Bartolomé de Valencia, dada en esta ciudad a 1.º de abril 1652. -Prólogo del autor. -Tasa de la primera edición, 17 agosto 1655. -Índice de las comedias.

Contiene:

A lo hecho no hay remedio, y Príncipe de los montes.

El Hijo del Serafín, San Pedro de Alcántara.

Cumplir con su obligación.

Los Templarios.

La Doncella de labor.

El Mariscal de Virón.

La Toquera vizcaína.

Amor, privanza y castigo, y fortunas de Seyano. (Tragedia.)

Olimpa y Vireno.

Lo que son juicios del cielo.

El señor don Juan de Austria.

Los Amantes de Teruel.

En el Índice de Huerta consta como de Montalbán una comedia titulada: Marica la del puchero, que también se ha atribuido a Lope, y es, con algunas variantes, la Doncella de labor. En la refundición moderna de esta por Enciso y Castrillón, se le ha dado aquel mismo título.

Tomo primero de sus comedias. -Madrid, 1652: 4.º (Fajardo.)

Segvndo tomo de las Comedias del doctor Iván Pérez de Montalván, clérigo presbítero, Notario del Santo Oficio de la Inquisición. Dedicado al excelentísimo señor don Rodrigo de Silua Mendoça y Cerda, príncipe de Melito, duque de Pastrana, etc. -En Madrid, en la imprenta del Reino. Año 1638, a costa de Alonso Pérez de Montalbán, librero de su Majestad y padre del autor; 4.º

Índice de las comedias. -Suma del privilegio a favor de Alonso Pérez de Montalbán, por diez años, 14 Octubre de 1637. -Erratas, tasa, 5 y 13 julio 1638.Aprobación de Valdivielso, 22 setiembre 1637. -Aprobación de don Alonso de Guevara Ramírez de Arellano, 25 octubre id. -Dedicatoria de Alonso Pérez. -Retrato del autor, grabado por I. de Courbes. (Dentro de un óvalo; alrededor dice: «El doctor Juan Pérez de Montalbán, de su edad veinte y nueve años». Al pie: Semper meliora spectanda.) -«El doctor Francisco de Quintana... «Al que leyere». (Prólogo.)

Contiene:

Como amante y como honrada.

Segunda parte del Séneca de España (del segundo Séneca de España.)

Don Florisel de Niquea. (Para nosotros amantes, para con todos hermanos.)

La deshonra honrosa.

El valiente Nazareno. (Sansón.)

Teagenes y Clariquea. (Los Hijos de la fortuna.)

Despreciar lo que se quiere. (Despreciarse por quererse.)

El divino Portugués, San Antonio de Padua.

Amor, lealtad y amistad.

La ganancia por la mano.

El Valiente más dichoso. (Don Pedro Girart.)

El sufrimiento premiado.

Colofón final. -En Madrid, en la imprenta del Reino, año 1638.

Biblioteca Nacional de Madrid. -Imperial de Viena.

Tomo segundo de sus comedias. -Alcalá, 1641. (Señor Mesonero.)

Segvndo tomo de sus comedias... Año (Esc.) 1652. Con licencia. -En Valencia, por Claudio Macé, junto al Colegio del señor Patriarca. A costa de Juan Sonzoni, mercader de libros, delante de la Diputación; 4.º Piezas en las Colecciones de Varios.

? Lucha de amor y amistad. Es, con algunas variantes, la misma comedia que, titulada: La amistad y obligación, se insertó, atribuida a Lope de Vega, en la Parte veinte y dos de las comedias de Lope, y las mejores que hasta ahora han salido. -Zaragoza, 1630.

No hay vida como la honra.

Amor, lealtad y amistad.

El gran Séneca de España, Felipe II.

La más constante mujer.

De un castigo dos venganzas. (Un castigo en dos venganzas.)

El Mariscal de Birón. (Parte veinte y cinco de comedias recopiladas de diferentes autores e Ilustres poetas de España-Zaragoza, 1632.)

El Príncipe don Carlos.

El Príncipe de los montes. (Parte veinte y ocho de comedias de varios autores. -Huesca, 1634.)

Un gusto trae mil disgustos. (Doce comedias de Lope de Vega Carpio (y otros autores). Parte veinte y nueve. -Huesca, 1634.)

Un gusto trae mil disgustos.

Aborrecer lo que quiere. (Aborrecer amando.)

Olimpo y Virena.

La Toquera vizcaína. (Parte veinte y nueve de comedias de diferentes autores. -Valencia, 1636.)

Lo que son juicios del cielo. (Anónima.)

La Doncella de labor. (Anónima.)

El privilegio de las Mujeres. (De Calderón, Montalbán y don Antonio Coello.) (Parte treinta de comedias famosas de varios autores. -Zaragoza, 1636.)

Palmerín de Oliva, o la encantadora Lucelinda. (Parte cuarenta y tres de comedias de diferentes autores. -Zaragoza, 1650. -Y Valencia, 1660, según Fajardo.)

San Antonio de Padua. (Doce comedias nuevas de diferentes autores... Parte XXXXXVII. -En Valencia, año 1646. A costa de Iuan Sonzoni.)

Los Amantes de Teruel.

La más constante Mujer.

El divino Portugués, San Antonio de Padua.

De un castigo dos venganzas. (Un castigo en dos venganzas.)

El Mariscal de Birón. (Parte cuarenta y cuatro de comedias de diferentes autores. -Zaragoza, 1654.)

Lo que son juicios del Cielo. (Comedias de los mejores y más insignes ingenios de España. -Lisboa, 1652.)

Gravedad en Villaverde. (P. 9.ª)

El Príncipe peregrino, y prodigio de Dinamarca. (En un ejemplar de la Parte trece he visto esta comedia, pero en otros no se halla.)

El Príncipe don Carlos (y segundo Séneca de España). (P. 28.)

El fin más desgraciado, y fortunas de Seyano. (Amor, Privanza y Castigo.)

La mudanza en el amor. (La Esmeralda del amor.) (P. 45.)

Esta última pieza se halla suelta con el título de La Esmeralda del amor, atribuida a don Francisco de Rojas.

El mejor Padre de pobres183. (P. 15.)

Auto sacramental: Las Santísimas Formas de Alcalá. (Navidad y Corpus Christi, festejados por los mejores ingenios de España. -Madrid 1664.)

El Nazareno Sansón. (Comedias de los más célebres autores... Amsterdan, 1726.)

Comedias sueltas:

Amor es naturaleza.

Las Aventuras de Grecia.

La Centinela del honor.

Cómo se guarda el honor.

Como Padre y como Rey.

La desdicha venturosa.

Los dos jueces de Israel.

El reinar para morir.

La Gitana de Menfis, Santa María Egipciaca.

La Gitanilla.

La Lindona de Galicia. (La Rica-fembra de Galicia.)

Más puede Amor que la Muerte.

La Monja alférez.

Morir y disimular.

La Mujer de Perifáñez (o Poribáñez).

Obrar bien, que Dios es Dios.

Por el mal vecino, el bien.

Pedro de Urdemalas.

El Premio de la humildad.

La Puerta Macarena, primera parte.

La Puerta Macarena, segunda parte.

Remedio, industria y valor.

El rigor en la inocencia, o privarse de privar.

Los desprecios en quien ama.

Diego García de Paredes.

San Juan Capistrano.

Santo Domingo en Soriano.

La sentencia contra sí, y el Húngaro más valiente.

Ser prudente y ser sufrido.

El valor perseguido, y traición vengada.

La ventura en el engaño.

Cállate y callemos, (El Galán secreto.)

Autos:

La Natividad del Señor.

Notas. -La cuarta y quinta de estas comedias, son probablemente una misma. -La Gitanilla es acaso la de Solís. -La Lindona ha sido atribuida a Lope, y con título de La Rica hembra de Galicia, a Moreto. -Pedro de Urdemalas es acaso la de Lope o la de Cervantes. -San Juan Capistrano quizás la de Gaspar de Ávila. -Hay otra denominada: La traición vengada, enteramente diversa, de Moreto.

Comedias que escribió con otros autores:

Segundo jornada de El privilegio de las Mujeres. (Con Calderón y don A. Coello.) (Parte treinta de comedias famosas de varios autores. -Zaragoza, 1630.)

Segunda jornada de Circe y Polifemo184. (Con Calderón y Mira de Amescua.) (Parte segunda de comedias de diferentes autores, citada por Fajardo. Parte segunda de Varios, antigua.)

Segunda jornada de El Monstruo de la fortuna, la Lavandera de Nápoles, Felipa Catanea. (Con Calderón y Rojas Zorrilla.) (P. 24.)185

Segunda jornada y mitad de la tercera de La Tercera Orden de San Francisco. (Los Terceros de San Francisco.) (Con Lope de Vega Carpio.) Manuscrito: biblioteca del señor Durán.

Comedia dudosa:

El dichoso en Zaragoza. (La merced en el castigo, o el premio en la misma pena.)

Con los dos últimos títulos se halla como de Lope en la Parte veinte y seis (de Lope y otros autores), una de las extravagantes (Zaragoza, 1645, y antes, 1852 al 33). -Con el primero se atribuye a Montalbán en la Parte cuarenta de escogidas, y lleva alterado el final. -Con el segundo va, como de Moreto, en la treinta de escogidas.

Siete comedias de Montalbán ha insertado en la Biblioteca de Autores españoles, de M. Rivadeneyra, el señor Mesonero, ilustradas con un extenso juicio crítico del autor. Son: No hay vida como la honra; La más constante Mujer; La Toquera vizcaína; Como Padre y como Rey; Cumplir con su obligación; Ser prudente y ser sufrido; La Doncella de labor.

El socorro de Cádiz. Auto sacramental. Hablan: El Error, príncipe. La Fe, infanta. El Placer, gracioso. El Entendimiento, viejo. El Engaño, privado. La Voluntad, dama. La Iglesia. Un Ángel. Don alabarderos. Manuscrito con fecha de Sevilla y 6 de abril de 1626. Es copia de aquel tiempo, concluye con el «Si quid dictum», etc. y a continuación dice: «El licenciado Juan Pérez de Montalbán». Pertenece al señor Sancho Rayón.

Baile de El Pescador. Citado en el Índice del señor Guerra.

MONTAÑÉS (LICENCIADO JUAN FRANCISCO). Escritor dramático residente en Zaragoza a mediados del siglo XVII, y sin duda natural de Aragón. Perteneció a la academia poética de aquella ciudad que por algún tiempo se reunió en casa del virey príncipe de Esquilache, duque de Ciudad Real. Hállase citado en un Vejamen que dio el licenciado Vicente Sánchez, siendo fiscal de dicha academia. (Lira poética, de éste: Zaragoza, 1688.)

MONTENEGRO (DON BERNARDINO DE). Hallo citado a este poeta en un gracioso y desconocido Vejamen, dado, a lo que parece, por don Francisco de la Torre y Sevil, en una academia celebrada aquí, año de 1640, día de San Agustín, en casa del contador Agustín de Galarza; papel al cual me he referido en otros artículos.

Dice así la Torre:

Fuimos luego a San Pedro a buscar tres poetas lunáticos: don Juan Velez, don Gerónimo Cáncer y don Bernardino de Montenegro, que hacen un árbol de locura, porque cada uno tiene su ramo: son todos valientes, porque Velez es un alfanje corvo, y Montenegro echa bernardinas y Cáncer se come las gentes... Convidóles don Fernando la Rua para la academia, con mucho temor de que se excusasen, porque sabía que... don Bernardino tiene a quien le da de alquiler la masa para hacer una jornada de La Madalena... Despedímonos considerando la diferencia que hay entre los tres: don Juan Velez es tan grande... don Gerónimo Cáncer tan pequeño... y don Bernardino se asusta de modo con lo que crece, que se le ponen los cabellos tan altos... y pues han venido a propósito, he de referir tres copias que ellos mismos se hicieron...

(La de Montenegro):


    Mucho siento y mucho lloro
el haber crecido tanto;
y si crezco otra migaja
he de tomar el cielo con las manos.



Asistieron a esta academia Solís, (don Antonio). Bocángel, Mojica, Vargas, etc.

MONTENEGRO Y NEYRA (DON JUAN DE).

Auto historial sacramental, sobre la expugnación de la ciudad de Buda, conseguida por las armas imperiales en 2 de setiembre de 1686.

Entremés para el Auto historial sacramental de la expugnación de la ciudad de Bada, escrito por el mismo. Manuscrito. Biblioteca de Osuna.

Mojiganga para el Auto historial sacramental de la expugnación de Buda, escrito por el mismo. Manuscrito. Biblioteca de Osuna.

MONTERO (MATEO). Fue a principios del siglo XVII criado del almirante de Castilla, don Juan Alfonso Enríquez de Cabrera, duque de Medina de Rioseco, etc., gentil hombre de la Cámara y después mayordomo mayor de Felipe IV. Como tal sirviente del expresado magnate formó parte de la comitiva del Rey en la asendereada viajata de Andalucía, año de 1624. En la preciosa carta que refiriendo es la jornada escribió Quevedo desde Andújar, con fecha del 17 de febrero, al marqués de Velada y San Román, citados veces a Montero, con quien le tocó ir en compañía. Véanse aquí estos curiosos pasajes:

Del Condado (Santistéban) pasamos a Linares, jornada para el cielo, y camino de salvación, estrecho y lleno de trabajos y miserias. Íbamos en el coche juntos don Enrique (Enríquez, tal vez pariente del Almirante) y yo, y Mateo Montero y don Gaspar de Tebes, con diez mulas; y en anocheciendo, en una cuesta que tienen los de Linares para cazar acémilas y coches, nos quedamos atollados. No hubo locura que febrero no ejecutase con nosotros..., etc.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

¿Y vernos ayer a Mateo Montero y a mí, estar asistiendo de responso al entierro de nuestro coche; venirnos de peregrinos de media legua, él riéndose de verme cojear, pidiendo bueyes para sacar una pierna, y yo decirle a él, al bajar un cerrito, llévase la panza en sus manos a la silla de la Reina?



Consta por los Avisos manuscritos de Pellicer de Ossan, que en 9 de julio de 1625, y como festejo a los días de la reina doña Isabel, esposa de Felipe IV, se representó en palacio por los ayudas de cámara, y con su correspondiente aderezo de bailes y entremeses, una comedia llena de donosos chistes, compuesta por tres ingenios: Quevedo, Hurtado de Mendoza y Mateo Montero, criado del Almirante, la cual fue expresamente escrita para aquella fiesta a solicitud del marqués de Heliche y de Toral.

Al dar noticia Baena, en su Diccionario de ilustres matritenses, de don Román Montero de Espinosa, poeta y distinguido militar, que floreció a mediados del siglo XVII, y a quien damos lugar a continuación, insinúa que fue hijo de don Mateo Montero, persona muy docta y política. Sospecho que se refiere al discreto colaborador de Quevedo; persuadiéndome a ello la coincidencia de nombres, época y otras circunstancias.

De Mateo Montero hace curiosa cita el licenciado Pedro de Herrera en su Relación de las fiestas de Lerma, a la dedicación de la iglesia Colegial, año de 1618. Hablando de la comedia que para ellas dispuso el conde de Saldaña, y representaron sus criados, titulada: El Caballero del Sol, compuesta al intento por Luis Velez de Guevara, dice:

Representó este papel Mateo Montero con tan extremada gracia, que se tuvo por el primer hombre della, cosa más estimable, por ser un hidalgo principal cortesano, conocido por sus buenas cualidades.



Acaso por aquel tiempo servía Montero al conde de Saldaña.

Escribió con Quevedo y don Antonio Hurtado de Mendoza una

Comedia que se representó en palacio, día 9 de julio de 1625, para festejar los días, de la Reina. Desconocida.

MONTERO DE ESPINOSA (DON ROMÁN). Nació en Madrid por los años de 1620 al 25, según puede fundadamente calcularse. «Fue (dice Álvarez Baena), hijo de don Mateo Montero, persona muy docta y política». A mi juicio, el Montero, criado del almirante, y escritor dramático, de quien antes hemos hablado.

Abrazó don Román la profesión militar; prestó en Italia sus primeros servicios; regresó a España por mar desde Génova, y pasó después al ejército de Flandes, de cuyas campañas trató en un libro que compuso y dio a la estampa en Bruselas, año 1654, con este título:

Diálogos militares y políticos, discurridos por Eráclito y Demócrito, sobre las campañas y ejércitos de Flandes...; 4.º

Obtenía entonces el grado de capitán. En aquel mismo año, después de dejar empezada la impresión de su obrita poética, titulada:

Las siete meditaciones sobre la oración del Padre nuestro, escritas por... Santa Teresa de Jesús, glossadas en verso, por don Román, etc.; que compuso (dice), por orden del secretario de Estado y Guerra, en los Países Bajos, don Agustín Navarro Burena, a quien la dedicó: «partió de Bruselas para asistir a la serenísima Cristina, reina de Suecia, en su viaje a Roma», viaje que describió en un

Epílogo del viaje de la Reyna Christina Alexandra de Suecia, desde Bruselas a Roma, 1654.

Baena sospecha que esta dicha obra y la que se le atribuye, denominada:

La Amazona del Norte, Reina de Suecia. -Ruremund, 1654,

on una misma.

En 1656 fue ascendido a teniente de maestre de campo general del ejército de Lombardía. Conservando este cargo vino a la corte, donde se hallaba, y obtuvo el hábito de Alcántara, en el año de 1660. Concurrió entonces al certamen poético, celebrado con motivo de la colocación de la imagen de nuestra Señora de la Soledad en su nueva capilla, escribiendo un soneto y unas quintillas. Premiado, regaló los premios al convento en ofrenda y obsequio a la imagen festejada. Del vejamen que se le dio no se infiere más notable, sino que aún era joven por aquella fecha. -No consta, que sepamos, el año ni la época de su muerte.

Sus Meditaciones, en verso, se reimprimieron en Amberes, 1656, 8.º marquilla, añadidas con los Psalmos penitenciales y soliloquios en romances castellanos, por don Luis de Ulloa; y después en Roma, 1658. Dice el editor de esta segunda impresión que la primera había sido tan limitada «que apenas hubo que repartir entre los aficionados del autor».

Amar sin favorecer. Manuscrito de 1660; biblioteca del señor duque de Osuna. Consta en Huerta con el nombre del autor.

Hay culpa en que no hay delito. Manuscrito. Biblioteca de Osuna. Entremés de La Milicia, para el Buen Retiro. Manuscrito autógrafo; rubricado; sin fecha. -Biblioteca de Osuna.

Mojiganga de Cupido y Venus, maestros de escuela. -Para el fin de la comedia: Lavar sin sangre una ofensa, de don Román Montero; fiesta de S. M. en el Buen Retiro; año de 1662. Manuscrito autógrafo y firmado. En la biblioteca de Osuna.

Entremés de El Miserable enamorado. Manuscrito. Biblioteca de Osuna.

Fingir lo que puede ser. (P. 2.ª)

Lavar sin sangre una ofensa. (P. 22.)

Hay culpa en que no hay delito. (P. 26.)

El engaño de unos celos. (P. 44.)

En el dichoso, es mérito la culpa.

Jornada de El nacimiento de San Francisco (o cómo nació San Francisco.) (Con don Francisco de Villegas.) (P. 39.)

MONTERO NAYO (FRANCISCO JOSÉ). Nació en Setúbal, el 17 de abril de 1741. Fueron sus padres, Tomé Franco Montero y Margarita Paula de Oliveira. Estudió en las Universidades de Évora y Coimbra, recibiéndose de abogado, y después se ordenó de presbítero. Entre otras obras, dejó escritas las siguientes de teatro.

Todo es engaños, Amor.

Desdicha y Amor, es una cosa y parecen dos.

El Amante de su hermana.

Don Quijote renacido. (Farsa jocoseria.)

Doce Loas sagradas.

MONTESER (DON FRANCISCO ANTONIO DE). Floreció este agudísimo ingenio, fecundo autor de entremeses y comedias burlescas, en los dos últimos tercios del siglo XVII. Schack cita un manuscrito de La Aurora del sol divino, comedia que tal vez será la misma que corre bajo el nombre de don Francisco Jiménez Sedeño, manuscrito en el cual, atribuida la pieza a «Francisco de Monteser» hállase estampada la licencia para su representación con la fecha de 1640. En el libro de comedias de varios autores, que se publicó en Alcalá, año de 1654, con título de El mejor de los mejores, se encuentra inserta la burlesca de Monteser denominada: El Caballero de Olmedo.

Tuvo acaso nuestro ingenioso don Francisco entrada o destino en palacio, y relaciones de amistad y literarias con el insigne don Antonio de Solís, que por los años de 1655 ya compartía con Calderón el cargo de poeta de cámara, y era nombrado secretario del Rey, al tiempo mismo que obtenía plaza en el ministerio de Estado.

Con Solís y don Diego de Silva, hijo del príncipe de Mélito, duque de Pastrana, escribió Monteser en junio de 1655, la comedia burlesca titulada: La Restauración de España (hizo la primera jornada), fiesta que se representó a SS. MM. en el Retiro, la noche de San Juan, ejecutada por el famoso Juan Rana, y setenta mujeres, decorada profusamente y acompañada de sainetes, entremeses y danzas.

Sin duda por aquel mismo tiempo (antes del año de 1660), compuso Monteser la comedia musical o zarzuela de Hipómenes y Atalanta, que, precedida de una gustosa Loa de Solís, se ejecutó allí bien a presencia de los Reyes y de los Infantes don Fernando y doña María Teresa.

Publicáronse los entremeses de este poeta en varias Colecciones de esta especie que se citan en su lugar.

Al Certamen poético celebrado en esta corte, el 10 de junio de 1691, en fiestas de la canonización de san Juan de Dios, concurrió con un Soneto doña Silvia Monteser, acaso hija de nuestro ingenioso entremesista.

El cual tuvo un fin trágico, según afirma con referencia a cierto Maldonado Saavedra el erudito don B. J. Gallardo en apuntes que posee el señor don Aureliano Fernández-Guerra. «Sobre su muerte trágica (dice) véase a Maldonado Saavedra». No sabemos si este será don José Maldonado Dávila y Saavedra, erudito sevillano, que escribió una biografía del insigne poeta najerano doctor Juan de Salinas, colectando sus poesías (manuscrito del mismo señor Guerra) y varios discursos sobre poblaciones y geografía antigua de España; entre ellos uno histórico de la capilla de Nuestra Señora de los Reyes de Sevilla, año de 1670. De estos solamente se conservan algunos extractos en la Academia de la Historia.

El Caballero de Olmedo. (Burlesca.) Manuscrito. Biblioteca de Osuna.

Entremés de Los Locos.

E.: Las perdices.

Mojiganga de La manzana.

M.: El Martinete.

M.: Las naciones. Manuscritos. Biblioteca de Osuna.

?La Aurora del sol divino. Manuscrito con la licencia de 1640 citado por el señor Barón de Schack. ¿Será la impresa bajo el nombre de Jiménez Sedeño?

El Caballero de Olmedo. (Burlesca.) (El mejor de los mejores libros que han salido de comedias nuevas. -Alcalá, 1651. -Madrid, 1653.)

Hipómenes y Atalante. (Zarzuela.) Representóse a SS. MM. precedida de una Loa de don A. Solís, que se halla entre las Varias poesías de éste. -Madrid, 1692. Esta pieza se atribuye equivocadamente a un «Torre» en el Catálogo de Huerta.

Primera jornada de La restauración de España. (Burlesca.) Representada en el Retiro a SS. MM. el día de San Juan, de 1655. (Con Solís y don Diego de Silva.) Desconocida.

Baile de Los Extravagantes.

Entremés famoso: Descuidese en el rascar.

E. f.: La Castañera. (¿El de Solórzano?)

E. f.: Los Locos.

B.: El gusto loco.

B.: El Loco de amor.

B.: Los esdrújulos.

B.: El Mudo.

B.: El Logrado de amor. (Ociosidad entretenida en varios entremeses, bailes... Escogidos de los mejores ingenios de España. -Madrid, 1668.)

B.: El Maulero.

B.: Dos Aspides trae Jacinta. (¿De Olmedo?)

S.: Las manos negras.

E.: Los registros. (Libro de entremeses de varios autores, incompleto y sin portada ni preliminares, impreso, al parecer, de 1670 a 1675. Bibliotecas de los señores Durán y Fernández-Guerra.)

Loa humana del árbol florido. (Con Diamante.)

B.: El Zapatero y el Valiente. (Flor de entremeses, bailes y loas. -Zaragoza, 1671)

E.: La hidalguía. (La Hidalga.) (Floresta de entremeses y rasgos del ocio. -Madrid, 1691)

E.: La Tía.

E.: La Hidalga. (Entremeses varios ahora nuevamente recogidos... -Zaragoza, Dormer. Sin año: fines del siglo XVII).

De este autor se ha publicado en la Colección de dramáticos de la Biblioteca de Autores españoles, de M. Rivadeneyra, la comedia burlesca titulada: El Caballero de Olmedo.

MONTIANO Y LUYANDO (DON AGUSTÍN GABRIEL DE). Nació en Valladolid, a l.º de marzo de 1697, de familia distinguida, oriunda del valle de Mena. Siendo aun niño, perdió a sus padres (don Francisco Antonio de Montiano y doña Manuela de Luyando). Adoptado por su tío don Agustín Francisco, ministro de la Audiencia de Aragón, después regente de la de Mallorca, y fiscal del Consejo, le debió una educación esmerada. Su residencia en Palma le obligó a dejar la carrera de leyes que tenía emprendida; se dedicó entonces exclusivamente a los estudios históricos y de bella literatura, fomentando en aquella isla con el generoso auxilio de su tío la afición a está especie de conocimientos por medio de reuniones y academias. En 1727 vino a la corte, donde presto fue conocido y apreciado; granjeóse el favor del ministro Patiño, y después de haber desempeñado una interesante comisión, fue nombrado en 1735 oficial de la secretaría de Estado. Ascendió a oficial mayor cinco años después, y en 1746 obtuvo la secretaría de la cámara de Gracia y Justicia, que sirvió hasta su muerte, ocurrida en Madrid, a 1.º de noviembre de 1764. Fue don Agustín escritor laborioso y distinguido estadista; promovió con incansable celo, secundado por eminentes patricios, la restauración de nuestra literatura; débese a su eficaz influjo la fundación de la Real Academia de la Historia, y tuvo parte muy principal en la institución definitiva de las de Buenas Letras, de Sevilla y Barcelona. Perteneció a todas las de España y a varias extranjeras, ilustrándolas con sus apreciables tareas.

Se han impreso varios de sus discursos académicos; los muy notables sobre las Tragedias españolas, donde incluyó las de Virginia y Ataulfo, que escribió con loable designio, y son una muestra seca y descarnada del arte clásico; el drama músico: La lira de Orfeo; un poemita denominado: El robo de Dina, las Notas para el uso de la sátira, y algunas otras de sus obras políticas y literarias. Dejó muchas manuscritas; de todas da noticia su biógrafo y panegirista don Cándido María Trigueros. (Memorias de la Academia sevillana de Buenas Letras, tomo II.)

La lira de Orfeo. Melodrama. -Impreso en Palma, 1719. Se cantó esta pieza con aplauso en aquella ciudad; fiestas de Carnaval del expresado año.

Discurso sobre las Tragedias españolas. De don Agustín de Montiano y Luyando, de el Consejo de su Magestad, su secretario de la cámara de Gracia y Justicia y Estado de Castilla, director perpetuo por su Magestad, de la Real Academia de la Historia, y académico de la Real Academia española. (Empr.) Con privilegio. -En Madrid, en la imprenta del Mercardo, por Joseph de Orga, calle de las Infantas, año de 1750; 8.º marquilla.

Síguese al Discurso:

Virginia. (Tragedia.)

Discurso segundo sobre las Tragedias españolas. De don Agustín de Montiano y Luyando, del Consejo de su Majestad... Director perpetuo de la Academia de la Historia, del número de la Española y de la de Buenas Letras de Sevilla, honorario de la de Barcelona y de la de las tres Bellas Artes, de este corte, y entre los Arcades de Roma Leghinto Dulichio. (Empr.) Con licencia. -En Madrid, en la imprenta del Mercurio, por Joseph de Orga, impressor, año de 1753; 8.º, marquilla.

Síguese al Discurso:

Athaulpho. (Tragedia.)

MORA (JERÓNIMO DE). Poeta y excelente pintor; nació en Zaragoza, a fines del segundo tercio del siglo XVI.

Perteneció a la famosa Academia valenciana de los Nocturnos, en la cual adoptó el nombre de Sereno; y a principios del siglo XVII, a una de las que se reunieron en Madrid, titulándose el Ardiente. Cervantes le tributa encarecidos elogios (Viaje, capítulo VII):


    Jerónimo de Mora llegó en esto,
pintor excelentísimo y poeta,
Apeles y Virgilio en un supuesto.
    Y con la autoridad de una jineta
(que de ser capitán le daba nombre)
al caso acude y a la turba aprieta.



Celebróle Ustarroz en su Aganipe, donde hace mención del anterior elogio de Cervantes. En la misma obra da noticia de tres comedias de Mora, probablemente inéditas, que citamos en su lugar.

Escribió varias poesías, cuya principal parte, que Ustarroz tuvo asimismo a la vista, no han sido publicadas. Las hay suyas en el Certamen poético de San Jacinto (1595), y en las Flores de poetas ilustres (1605), cuyo colector lo nombró «N. de Mora». Lope de Vega no le incluyó en su Laurel, solamente le alabó como a pintor insigne en la Jerusalén (1609).

Hay excelentes cuadros suyos en el Escorial y en varias colecciones.

El Honrado en la ocasión.

Tragedia de Pilares y Orestes.

La constante Aragonesa. Vio estas comedias manuscritas don F. Andrés de Ustarroz.

MORALEJA Y NAVARRO (DON JOSÉ PATRICIO). Nació en Madrid, a 22 de febrero de 1711; sus padres fueron Diego de Moraleja e Isabel Martín Alonso. Tuvo afición al estudio de las matemáticas, astronomía y geografía; fue escribano de su Majestad y de los hospitales de esta corte. Compuso y publicó, desde 1744 al 52, los almanaques ilustrados que denominó Piscatores, y algunos otros libros curiosos. Murió en 1763. Continuó la miscelánea titulada: El Entretenido, que había comenzado Antonio Sánchez Tórtoles.

El Entretenido. Miscelánea de varias flores de diversión y recreo, en prosa y verso; segunda parte. -Madrid, 1741; 4.º

Contiene:

Entremés del Alcalde haciendo audiencia.

Entremés del Alcalde médico.

Entremés de Los cestos.

Entremés de Perdone la Enferma.

MORALES (ALONSO DE). Dice Rojas Villandrando en su Loa de la Comedia. (Viaje entretenido, 1603.)


    De los farsantes que han hecho
farsas, loas, bailes, letras,
son: Alonso de Morales,
Grajales, Zorita, Mesa,
Sánchez... etc.



Era autor de compañía cómica, y representaba en Madrid a fines del siglo XVI. Llámalo Andrés de Claramonte en su Letanía moral (1613), Príncipe de los representantes, y añade que era denominado, el divino, por su representación y su ingenio. Estuvo casado con la gallarda actriz Josefa o Jusepa Baca. Gallarda la llama el insigne Lope al referir que ella y su marido representaron su comedia: Las Almenas de Toro.

En una Sátira que contra Morales y su Farsa del Ramillete, que compuso y representó en Granada, se escribió por aquel tiempo, y tuvo presente manuscrita, copiando un fragmento de ella don Casiano Pellicer en su Tratado... sobre el origen... de la comedia... en España, se dice de Morales, respecto a sus talentos literarios, lo siguiente:


    Alabarlo bien puedes de poeta,
que también fue al Parnaso por la sopa
como hace la demás gente indiscreta.
    Y fue tan chica la vasija o copa,
que se llenó con una gota el vaso;
y hay quien lo de por el mayor de Europa.



Y en otra, también trasladada allí en parte por Pellicer, contra Velázquez y su compañía, y contra Morales:


Y no a Morales cercenalle el manto...
[...]
Que es lenguaz, baladrón y palabrero,
y que maraña de comedias hace
que no la entenderá un cabildo entero.
[...]
Que tiene por despojos y trofeos
no sé qué farsas de su ingenio hechas,
dignas de recitarse entre guineos.



Del celebrado actor Alonso de Morales, habla Lope en dos de sus cartas que hemos citado, existentes en poder del señor Durán. Una, la muy notable donde cita a Cervantes, su fecha de Toledo, agosto de 1604, representaba entonces Morales en aquella ciudad. Otra, sin data, dirigida al duque de Sessa, dice allí Lope:

No hay cosa nueva más de que el gran Morales vino, y anoche estaban Pastrana, etc., a la señora Josefa Vaca, descolorida y pávida y menos arrepentida. Hiciéronles bailes; vilos desde la calle por la reja, y habiendo dicho Víctor, respondió dentro Pastrana: Esto habíamos de decir nosotros; y llovieron albricias de boca por todo el aposento.



Morales y la Josefa Vaca fueron satirizados por Villamediana en un soneto muy conocido.

En el Compendio de las fiestas a la beatificación de Santa Teresa, al referir las de Alba de Tormes, se dice que Morales y su compañía representaron allí cuatro comedias los días 4, 6, 7 y 8 de octubre de 1614. Acaso no fuese este el Alonso de quien tratamos, puesto que el doctor Cristóbal Suárez de Figueroa, en su Plaza universal de ciencias y artes (Madrid, 1615), le cuenta «Morales el Divino» entre los insignes actores españoles que ya en aquella fecha habían fallecido. Sobreviviólo su esposa, a quien menciona también el referido Suárez de Figueroa.

Farsa del Ramillete. Compuesta y representada en Granada, según la Sátira que extracta don C. Pellicer.

MORALES (ANTONIO DE).

Breue diálogo del nacimiento de nro. Saluador Jesu Christo por Antonio de Morales portugués, estando en la ciudad de Sevilla, presentado al muy ille. y católico señor el señor dotor Hernán Pérez, del consejo de su magestad presidente de la dha. ciudad de Seuilla. En el qual se entroduzen la verdad hablando del Santo nacimiento de nro. Señor, y tres pastores, uno llamado Juan, otro Benito y otro Silvestre, y está luego el pastor Juan prostrado escuchando la verdad.

Manuscrito (cinco hojas en folio) del primer tercio del siglo XVI; léese en él, escrita por juego, la fecha de 1558, de letra de la época. Pertenece al señor Sanecho Rayín y fue de don B. J. Gallardo.

Es pieza en verso; la precede un prólogo o más bien dedicatoria del autor, que agradecido al doctor Hernán Pérez, ante quien se hallaba siguiendo un pleito, le ofrece aquel obsequio; suplicándole después, al fin, lo vea, lea y enmiende, y por fruto de Navidad lo admita gustoso, haciéndole merced.

MORALES (DON CRISTÓBAL DE). Don Nicolás Antonio hace mención de:

Cristóbal de Morales, natural de Montilla, maestro de primeras letras, autor de un tratado de:

Pronunciaciones generales de lenguas, ortografía, escuela de leer, escribir y contar. -Sevilla, 1623, 8.º

Y de otro del mismo nombre y apellido, anterior; maestro de música, que publicó varias obras suyas de este arte.

Yo he visto un pequeño poema titulado: Contexto Triumphal que al desagravio de Christo Nuestro Señor celebró la iglesia parroquial de la Magdalena, de Sevilla... (en 1636). Por el licenciado Cristóbal de Morales Guerrero. (Ecija, 1636; en 4.º) Me inclino a creer que este último fue el autor dramático.

MORALES (DON CRISTÓBAL DE).

Amores de Dido y Eneas.

El honor en el suplicio, o el prodigio de Cataluña, San Pedro Armengol, o los Armengoles, primera y segunda parte.

Manuscrito. Biblioteca de Osuna.

Mentir con honra, y conquista de Sevilla por San Fernando. Manuscrito citado por el tenor don José Fernández-Guerra.

Las Academias de amor. (Parte cuarenta y tres de comedias de diferentes autores. -Zaragoza, 1650.) (Parte cuarenta y tres de comedias de varios autores. -Valencia, 1660.)

La Estrella de Monserrate. (P. 12.)

El legítimo Bastardo. (P. 32.)

El Renegado del cielo. (Renegado y Rey y Mártir.)

El cerco de Fuenterrabía por el Príncipe de Condé.

La toma de Sevilla por el Santo Rey Fernando (o mentir con honra).

Dejar por amor venganza.

El peligro en la amistad.

Peor es un tonto que un real de a ocho. Citada anónima esta última en el Catálogo de Medel. La tenía manuscrita el antiguo librero Quiroga, con el nombre del autor.

MORALES (PEDRO DE).


    De los farsantes que han hecho
farsas, loas, bailes, letras,
son Alonso de Morales,
Grajales, Zorita, Mesa,
Sánchez i Ríos, Avendaño,
Juan de Vergara, Villegas,
Pedro de Morales, Castro,
y el de El Hijo de la Tierra,
Caravajal, Claramonte,
y otros que no se me acuerdan,
que componen y han compuesto
comedias muchas y buenas.



Esto escribía Rojas Villandrando en 1603. Un año después dio Lope de Vega a la estampa su Peregrino, a cuyo final hace mención de «Pedro de Morales, cierto, adornado y afectuoso representante».

Pedro de Morales fue, según se infiere de una indicación de Ticknor, cuyo origen no conozco, hermano menor del célebre actor Alonso de Morales, llamado el Divino, que, según el doctor Suárez de Figueroa expresa en su Plaza universal de Ciencias y Artes, había ya muerto en el año de 1615. No menciona allí Figueroa a nuestro Pedro do Morales.

Se ha creído que éste (y así decisivamente lo afirma el señor don Martín Fernández de Navarrete), fue el Pedro de Morales amigo íntimo y favorecedor de Cervantes, a quien este grande ingenio cita dos veces en el Viaje del Parnaso (1614), con expresivo elogio y gratitud la primera (capítulo II):


    Este que de las Masas es recreo,
la gracia y el donaire y la cordura,
que de la discreción lleva el trofeo,
    es Pedro de Morales, propia hechura
del gusto cortesano, y es asilo
adonde se repara mi ventura.



Y con amistosa efusión la segunda:


    El pecho, el alma, el corazón, la mano
di a Pedro de Morales, y un abrazo,
y alegre recibí a Justiniano.



En la Fama póstuma de Lope, se lee un soneto A la vida y muerte de éste, compuesto «por Pedro de Morales», de quien juzga también el señor Navarrete que fue el actor cómico y amigo de Cervantes.

En la obra de don Casiano Pellicer no se halla nombrado siquiera el comediante Pedro de Morales.

MORALES...

El Conde loco. De esta pieza, no conocida y de su autor hace mención flojas en la consabida Loa:


    Hizo entonces Artieda
sus Encantos de Merlín
y Lupercio sus tragedias;
virués hizo su Semiramis,
valerosa en paz y en guerra;
Morales su Conde loco,
y otras muchas sin aquestas.



En la misma Loa están nombrados Alonso y Pedro de Morales, según va referido.

MORCHON (DON MANUEL).

La victoria del Amor.

La razón busca venganza. (P. 9.ª)

MORENO Y POSVONEL (DON FÉLIX).

El Muerto resucitado. (Burlesca.)

Pagarse en la misma flor, y boda entre dos Maridos. (Burlesca.)

MORETO Y CAVANA (DON AGUSTÍN). Al señor don Luis Fernández-Guerra y Orbe, diligentísimo colector e ilustrador del volumen de Comedias escogidas de Moreto, correspondiente a la Biblioteca de Autores españoles, de M. Rivadeneyra (tomo XXXIX), debemos la biografía de este ingenio insigne: una de las más completas, interesantes y bien escritas que han de concurrir a formar nuestra descuidada historia literaria. A este precioso tomo, cuya parte bibliográfica es asimismo de lo más completo, remitimos a nuestros lectores respecto de la vida de este poeta dramático, limitándonos a extractar sus principales datos186.

Nació Moreto en la coronada villa y corte de Madrid, en cuya parroquial de San Ginés fue bautizado, a 9 de abril (lunes santo) de 1618. Sus padres, Agustín Moreto y Violante Cavana, procedentes de Italia, se dedicaban al comercio de prendería, y poseían por derecho propio y por representación, siete casas en esta capital, calle de San Miguel, acera de la izquierda, entrando por la de Hortaleza. Probablemente en alguna de ellas nació nuestro insigne escritor; el cual tuvo varios hermanos.

Desde 1634 a 1637 estudió Moreto en Alcalá de Henares, súmulas, lógica y física, y se graduó de licenciado en Artes el día 11 de diciembre de 1639. Pocos meses antes se imprimía una composición suya en la corona fúnebre de Montalbán; otras laudatorias publicó sucesivamente, y es indudable que desde aquella época misma comenzó a cultivar las Musas dramáticas187, con grande aplauso del público y estimación de los doctos.

Su ingenio, viveza y natural festivo, le abrieron las puertas de los saraos y academias, y acaso debió al joven e ilustre Calderón la entrada y parte que tuvo en los festines literarios del Buen Retiro.

Perdió a su padre en 26 de enero de 1643.

Hacia fines de 1649 perteneció a la titulada Academia de Madrid o Castellana, de la cual era secretario el donairoso Cáncer, su colaborador dramático.

En 1654 dio a la estampa una Primera parte de sus comedias; libro cuyos preliminares no ha podido consultar su digno biógrafo. Entre los de 1654 y 1657, según conjetura el señor don Joaquín Manuel de Alva188, se ordenó Moreto de sacerdote. Admitióle por su capellán el ilustrísimo cardenal arzobispo de Toledo, don Baltasar de Moscoso y Sandoval; quien, habiendo por aquel tiempo reorganizado la Hermandad piadosa de San Pedro, o del Refugio, de aquella imperial ciudad, agregándola el hospital de San Nicolás, «nombró para cuidar de él a don Agustín Moreto, capellán suyo... que, renunciados los aplausos que le daban merecidamente los teatros, consagró su pluma a las alabanzas divinas, convertido el entusiasmo o furor poético en espíritu de devoción. Y para que su asistencia fuese más continua, le dispuso posada en el mismo hospital. Ingresó don Agustín en la Hermandad el día 28 de diciembre de 1659. No desempeñó en ella, como se había creído, cargo de rector, ni de principal capellán: solo consta que por ausencia o enfermedad del secretario, le sustituyó una vez, en junta de 22 de marzo de 1662.

En medio de sus deberes y caritativos cuidados, no abandonó Moreto las Musas dramáticas. Alguna de sus comedias puede referirse a este período de diez u once años; y consta que al acometerle lo postrera enfermedad, en octubre de 1659, escribía la de Santa Rosa del Perú.

Falleció en Toledo, el 28 del expresado mes y año, dejando todos sus bienes a los pobres, y por albaceas, a su hermano don Julián y al licenciado Francisco Carrasco Marín, secretario del Refugio; y fue enterrado en la capilla de la Escuela de Cristo, que pertenecía a la parroquia de San Juan Bautista, y aún se conserva.

Piezas dramáticas manuscritas de don Agustín Moreto, existentes en la biblioteca del señor duque de Osuna:

Amor y obligación. Manuscrito lleno de atajos y correcciones, con apariencia de original.

Antes morir que pecar. (De otra letra: San Casimiro.) Manuscrito contemporáneo de Moreto.

La cena del Rey Baltasar. Manuscrito contemporáneo de Moreto.

Dejar un reino por otro, y Mártires de Madrid. (De Cáncer, Villaviciosa y Moreto.) Manuscrito con fecha de 1670.

El Eneas de Dios, y Caballero del Sacramento. Manuscrito del tiempo de Moreto.

La fuerza del natural. (De Cáncer y Moreto.) Manuscrito de fines del siglo XVII.

Industrias contra finezas. Manuscrito contemporáneo del autor.

Merecer para alcanzar. (La fortuna merecida.) Manuscrito del siglo XVIII.

Nadie pierda la esperanza. (En el mayor imposible, etc.) Manuscrito del siglo XVII.

No puede ser. Manuscrito fechado en Guadalajara, a 2 de noviembre de 1699.

Nuestra Señora del Pilar. (De Villaviciosa, Matos y Moreto.) Dos manuscritos antiguos.

El Parecido en la corte. (La refundición de El Parecido, hecha por el propio Moreto.) Cinco manuscritos, todos con el solo título de El Parecido.

Uno de ellos tiene todas las apariencias de autógrafo: está lleno de enmiendas, al parecer originales, y expurgado por la censura. Se ven en él estampadas diferentes fechas puestas por los cómicos, expresando los puntos en que se hacía la representación. Al comienzo de la segunda jornada resalta de letra del texto la fecha: «A 13 de enero de 1652». Al fin las siguientes aprobaciones y licencias:

«Vean esta comedia del Parecido a otro, el Censor y después el Fiscal. -Madrid, a 6 de octubre de 1669».

«Observando lo que va atajado, se puede representar. -Madrid, a 16 de octubre de 1669. -Don Francisco de Avellaneda».

«Vista y aprobada. -Madrid, a 16 de octubre de 1669».

«Hágase, observando la que está atajado, y no de otra manera. -Madrid, a 17 de octubre de 1669».

El Príncipe perseguido. (De Belmonte, Moreto y Martínez.) Manuscrito autógrafo de los tres autores.

Rey valiente y justiciero. (El valiente justiciero, etc.) Manuscrito antiguo.

El Rosario perseguido. Manuscrito del siglo XVII.

El Santo Cristo de Cabrilla. (El Cristo de los milagros.) Manuscrito de tiempo del autor.

Satisfacer callando. (Los Hermanos encontrados.) Dos manuscritos; uno del siglo XVII, otro del año 1700.

Travesuras son valor. (La refundición hecha por Moreto.) Manuscrito contemporáneo del autor. Adviértese en él esta nota: «Es la buena, diferente que la impresa»189.

Entremeses manuscritos en la misma biblioteca:

Entremés: El cerco de las Hembras.

Baile burlesco: El Conde Claros. Manuscrito antiguo. (Es pieza inédita.)

Los Galanes. (Entremés.) Manuscrito autógrafo.

Baile: Lucrecia y Tarquino. Manuscrito antiguo. (Inédito.)

Entremés: La Mariquita. Manuscrito antiguo.

Piezas dramáticas manuscritas, en la librería del señor don Agustín Durán:

Baile (burlesco): El Conde Claros.

Entremés: El vestuario. (Ambas piececillas son inéditas.) Manuscrito autógrafo citado por el mismo señor Durán en su Catálogo.

El poder de la amistad. (Y venganza sin castigo.) Al fin dice: «Acabéla en Madrid a 25 de abril de 1652, para Diego Osorio. -Don Agustín Moreto y Cavana».

Piezas dramáticas manuscritas en otras librerías particulares:

(De los señores Fernández-Guerra.)

Entremés:La Perendeca. (De don C. A. de la Barrera.)

El Bruto de Babilonia. Manuscrito con las aprobaciones y licencias fechadas en octubre, noviembre y diciembre de 1669.

Oponerse a las estrellas. Manuscrito al parecer autógrafo de los tres co-autores.

Comedias en la Colección del autor:

Primera parte de las comedias de don Agustín Moreto... Colofón final. -«Con licencia, en Madrid, por Diego Díaz de la Carrera, impressor del reyno. Año MDCLIV». 4.º, de 270 hojas.

El único ejemplar que en España se conoce de esta edición príncipe, es el que posee él señor don Agustín Durán. Carece de la portada y preliminares, de los 65 primeros folios de texto que comprenden tres comedias, y después de los folios 86 al 154 que debían contener dos piezas. -Otro ejemplar, acaso completo, anuncia existente en la Biblioteca Imperial de Viena el señor barón de Münch Bellinghausen (Über die älteren Sammlungen Spanischer Dramen. -Wien: 1852.)

El orden de las comedias en esta edición, según se ve por el expresado fragmento y por la de 1677, que de ella parece copia en cuanto al texto es el que sigue:

7 La fuerza de la Ley.

8 El mejor amigo el Rey.

1 El desdén con el desdén.

9 La misma conciencia acusa.

4 De fuera vendrá.

6 Hasta el fin nadie es dichoso.

2 El poder de la amistad.

11 Trampa adelante.

3 Antioco y Seleuco.

Los jueces de Castilla190.

10 El lego del Carmen.

12 Lo que puede la aprehensión.

Primera parte de las comedias de don Agustín Moreto. -Año 1676. -Con licencia, en Valencia, en la imprenta de Benito Macé, junto al Colegio del señor Patriarca. -A costa de Francisco Duarte, mercader de libros. -Véndese en su casa; 4.º

Los ejemplares de esta edición, de la Primera y Segunda parte, que ha visto el señor don Luis Fernández-Guerra, carecen de aprobaciones y licencias; pero en otra impresión de la Segunda, hecha por los mismos tipógrafo y editor, y en el propio año, que también ha tenido presente dicho señor, aparece la aprobación de don Tomás López de los Ríos, suscrita en Valencia, a 20 de febrero de 1676.

Contiene once de las comedias de la edición príncipe, diversamente colocadas; y en lugar de Los Jueces de Castilla sustituye La vida de San Alejo.

El orden de los dramas en esta impresión queda designado con números en la noticia de la edición príncipe.

Primera parte de comedias de don Agustín Moreto y Cabaña. -Dedicado a don Josef de Cañizares, procurador de los Reales Consejos de su Majestad. -Año 1677. -Con licencia, en Madrid, por Andrés García de la Iglesia. -Véndese en su casa, en la calle de los Pelegrinos, en frente de la calle de los Cofreros; 4.º

Dedicatoria del librero, con curiosos datos históricos de la familia de los Cañizares.

Licencia y tasa por los señores del Consejo, sin fechas.

Las piezas y su orden son los mismos que en la edición príncipe.

Segunda parte de las comedias de don Agustín Moreto. -Año de 1676. -Con licencia, en Valencia, en la imprenta de Benito Macé, junto al Colegio del señor Patriarca. -A costa de Francisco Duarte, mercader de libros. -Véndese en su casa; 4. º

Los dos ejemplares que ha visto el señor Fernández-Guerra, carecen de aprobaciones y licencia. En otra impresión de esta Segunda parte, hecha en el propio año y lugar y por los mismos impresor y editor, se halla, como va dicho, la aprobación de López de los Ríos. Dice allí este aprobante: «Estas comedias de don Agustín Moreto corren ya impresas y aplaudidas en diferentes tomos; en las de este, cuya impresión se pretende repetir en Valencia, no puedo añadir aprobación, sino continuar la que tantos hombres doctos han hecho...» etc.

Las doce comedias que contiene este tomo son las mismas comprendidas en la impresión dedicada al marqués de San Damián, que citamos seguidamente. Aquí la Santa Rosa va denominada del Perú; y la de El Caballero del Sacramento se titula solo El Eneas de Dios.

Segunda parte de las comedias de don Agustín Moreto. -Dedicadas al ilustre señor don Francisco Idiáquez, Butrón y Múxica, Borja, marqués de San Damián, etc. -Pliegos 64. -Con licencia, en Valencia, en la imprenta de Benito Macé, junto al Real Colegio del señor Patriarca. -Año de 1676. -A costa de Francisco Duart, mercader de libros; en 4.º

Dedicatoria del librero al referido: con fecha 27de noviembre de 1675. «Ofrezco a los pies de V. S. M. la Segunda parte de comedias» etc. -Aprobación de don Tomás López de los Ríos: Valencia, 20 de febrero de 1676.

Contiene:

No puede ser.

Santa Rosa. (Concluida por Lanini.)

La fuerza del natural.

Primero es la honra.

El Licenciado Vidriera.

Industrias contra finezas.

El Caballero.

El Parecido.

La fingida Arcadia.

El Caballero del Sacramento.

El Valiente justiciero.

El lindo don Diego.

Verdadera tercera parte de las comedias de don Agustín Moreto. -Año 1676. -Con licencia, en Valencia, en la imprenta, de Benito Macé, junto al Colegio de señor Patriarca. -A costa de Francisco Duarte, mercader de libros. -Véndese en su casa; en 4.º Aprobación de don Tomás López de los Ríos: Valencia, 20 de febrero de 1676.

Contiene:

Yo por vos y vos por otro.

Las travesuras de Pantoja.

La ocasión hace al ladrón. (Y el trueque de las maletas.) (Es refundición de la Villana de Vallecas, de Tirso.)

Cómo se vengan los nobles.

Sin honra no hay valentía.

En el mayor imposible nadie pierda la esperanza.

Todo es enredos amor. (¿Es de don Diego de Figueroa y Córdoba? (Véase el artículo de éste.)

El marqués del Cigarral. (Es de don Alonso del Castillo Solórzano.)

Los Jueces de Castilla.

El defensor de su agravio.

Nuestra Señora de la Aurora. (Con Villaviciosa [D. S.] y Matos.)

La confusión de un jardín.

Tercera parte de comedias de don Agustín Moreto y Cabaña. -Dedicadas al señor Francisco Martínez de la Serna, escribano de provincia en la Casa y Corte de su Magestad (que Dios guarde). -Año de 1681. Con licencia, en Madrid, por Antonio de Zafra, criado de su Magestad en su Real Volateria. -Véndese en casa de Juan Fernández, mercader de libros, junto a la portería del Colegio Imperial de la Compañía de Jesús; 4.º

Licencia del Consejo al librero Fernández, con fecha de 30 de agosto de 1681, para imprimir por una vez este libro.

Contiene:

Los más dichosos Hermanos (o los siete Durmientes.)

El Esclavo de su hijo (o el azote de su patria, y renegado Abdenaga).

El Christo de los milagros (o el Santo Cristo de Cabrilla).

Hacer del contrario amigo (o empezar a ser amigos).

La confusión de un jardín.

La fortuna merecida (o merecer para alcanzar).

Nuestra Señora de la Aurora. (Con Villaviciosa [D. S.] y Matos.)

Las travesuras del Cid. (Burlesca.) (¿Es de Cáncer?)

Los Hermanos encontrados (o satisfacer callando).

La cautela en la amistad (o lo que merece un Soldado).

La traición vengada (o tanto hagas cuanto pagues). (Publicada suelta mucho antes como de Lope.)

El secreto entre dos amigos. (Atribuida a Mira de Amescua en la Parte treinta y cuatro con título de El Galán secreto).

La denominada: La cautela en la amistad, o lo que merece un Soldado, se ha impreso suelta, atribuida a Gómez, con título de Cautelas son amistades, o los dos Carlos.

Verdadera tercera parte de las comedias de don Agustín Moreto. (Escudo.) Con licencia. -En Valencia, en la imprenta de Benito Macé, junto al Colegio del señor Patriarcha. -Año de 1703. -A costa de Vicente Cabrera, mercader de libros; 4.º Aprobación. (La referida de López de los Ríos.) Licencias. Contiene las mismas piezas y en igual orden que la edición de Valencia, 1676.

Tercera parte de las comedias de don Agustín Moreto. -Con licencia, en Valencia, en la imprenta de la viuda de Josef de Orga, calle de la Cruz Nueva, junto al Real Colegio del Corpus Christi; 4.º Imprimióse esta portada aparte, con su índice, pero sin aprobaciones ni licencias, para formar un tomo con varias comedias sueltas de Moreto: la primera de ellas impresa en 1769.

Contiene:

Los siete Durmientes.

Las travesuras de Pantoja.

La ocasión hace al ladrón.

La negra por el honor.

Sin honra no hay valentía.

Travesuras sota valor.

Todo es enredos Amor. (De don Diego de Figueroa Córdoba?)191

El marqués del Cigarral. (De Castillo Solórzano.)

Los Jueces de Castilla.

El Defensor de su agravio.

Fingir y amar.

La confesión de un jardín.

Piezas en las Colecciones de Varios.

Lo que merece un Soldado (o La cautela en la amistad). (Parte cuarenta y tres de comedias de diferentes autores. -Zaragoza, Juan de Ibar, 1650)

El Príncipe perseguido. (La segunda jornada.) (Con Belmonte y Martínez.) (El mejor de los mejores libros que han salido de comedias nuevas. -Alcalá, 1651. -Madrid, 1653.)

Mitad segunda de La defensa de la fe (y Príncipe prodigioso). (Escribió Matos la otra mitad, a contar desde el principio.) (El mejor de los mejores libros que han salido de comedias nuevas. -Alcalá, 1651 -Madrid, 1653.)

En la edición de Alcalá, que yo he visto, van las piezas anónimas. El señor Guerra ha manejado otra con expresión de autores.

Antioco y Seleuco.

No puede ser. (Comedias de los mejores y más insignes ingenios de España. -Colonia, 1697.)

El Defensor de su agravio.

El desdén con el desdén.

El valiente Pantoja.

La misma conciencia acusa. (Comedias escogidas de diferentes libros de los más célebres e insignes poetas. -En Bruselas, por Manuel Texera Tartaz, año 1704.)

San Franco de Sena. (P. 1.ª)

El Licenciado Vidriera. (P. 5.ª)192

El poder de la amistad.

La mima conciencia acusa.

La fuerza de la ley. (P. 7.ª)

Travesuras son valor. (P. 8.ª)

El Valiente justiciero (y Ricohombre de Alcalá, o Rey valiente y justiciero). (P.9.ª)193

La vida de San Alejo. (P. 10.)

El más ilustro Francés, San Bernardo. (P. 11.)

Amor y obligación. (P. 12.)

No puede ser. (P. 14.)

Fingir y amar.

El Eneas de Dios. (P. 15)194

Primero es la honra. (P. 17.)

El lindo don Diego. (P. 18.)

Las travesuras de Pantoja.

El Caballero.

Los siete Durmientes.(P. 19.)

El Parecido. (P. 23.)

Industrias contra finezas.(P. 24.)

Sin honra no hay valentía. (P. 25.)195

La ocasión hace al ladrón. (Va atribuida a Matos.) (P. 27.)

Como se vengan los Nobles. (P. 29.)

El premio en la misma pena (y merced en el castigo).

La Negra por el honor. (P. 30.)

El Santo Cristo de Cabrilla.

El azote de su patria. (P. 34.)196

El Defensor de un agravio.

Empezar a ser amigos. (P. 35.)

Satisfacer callando.

Escarraman. (Los celos de Escarraman.) (Burlesca.) (P. 37.)197

La gala del nadar, es saber guardar la ropa. (P. 38.)198

La milagrosa elección de Pío V (o San Pío Quinto). (P. 39.)

No puede ser.

El Caballero. (P. 41.)

Yo por vos y vos por otro. (P. 42.)

Merecer para alcanzar. (P. 43.)

Auto famoso sacramental de La gran casa de Austria, y divina Margarita. (Navidad y Corpus Christi, festejados por los mejores ingenios de España. -Madrid, 1664.)

Loa sacramental, para la fiesta del Corpus, de Valencia. (Vergel de entremeses y conceptos del donaire... -Zaragoza, 1675.)

Comedias que escribió con otros autores:

Segunda jornada de El Príncipe perseguido. (Con Belmonte y Martínez.) Manuscrito autógrafo de los tres co-autores, en la biblioteca del señor duque de Osuna.

Tercera jornada de Oponerse a las estrellas. (Con Matos y Martínez de Meneses.) (P. 5.ª)

Tercera jornada de Nuestra Señora del Pilar. (Con Villaviciosa [D. S.] y Matos.) (P. 5.ª)

Primera? Jornada de Travesuras son valor. (Don Sancho el Malo y don Sancho el Bueno, El ejemplo en el castigo.) (Con otros dos ingenios.) (P. 8.ª)

Segunda jornada de La Adúltera penitente. (Santa Teodora.). (Con Cáncer, y Matos.) (P. 9.ª)

Jornada o escenas de El Rey don Enrique el Enfermo. (Con Zabaleta, Martínez, Rosete, Villaviciosa [D. S.], y Cáncer.) Manuscrito: en la biblioteca de Osuna. -Está impresa en la Parte nueve.

Tercera jornada de Hacer remedio el dolor. (P. 11.)

Jornada de No hay reino como el de Dios. (Ambas con Matos y Cáncer.)

Jornada de La fuerza del natural. (Con Cáncer.) (P. 15.)

Primera jornada y parte de la tercera de Caer para levantar. (San Gil de Portugal.) (Con Matos y Cáncer.) (P. 17.)

Jornada de La Adúltera penitente. (Con Matos y Cáncer.) (P. 17.)

Jornada de San Froilán (o El segundo Moisés). (Con Matos Fragoso.) (P. 19.) Va como de un ingenio; sus autores se declaran en un Catálogo manuscrito de la librería de Gámez, que tengo en la mía.

Segunda jornada de La fingida Arcadia. (Con Calderón y otro ingenio. ¿Cáncer?) (P. 25.)

Jornada de El Bruto de Babilonia. (Nabucodonosor.) (Con Matos y Cáncer.) (P. 30.) (Comedias nuevas de los más célebres autores... -Amsterdam, 1726.)

Tercera jornada y parte de la primera de Nuestra Señora de la Aurora. (La Virgen de la Aurora.) (Con Cáncer.) (P. 34.)

Santa Rosa del Perú. «Las dos jornadas de don Agustín Moreto, que fueron las últimas que escribió en el Discurso de su vida. Acabóla don Pedro Francisco Lanini y Sagredo». (P. 30.)

Segunda mitad de la tercera jornada de la Vida y muerte de San Cayetano. (Con Diamante, Villaviciosa, Avellaneda, Matos y Arce.) (P. 38.)

Tercera jornada y parte de la segunda de El mejor Par de los Doce. (Con Matos.) (P. 39.)

Jornada de Dejar un reino por otro, y Mártires de Madrid. (Los tres solos de Madrid.)199(Con Cáncer y don S. de Villaviciosa.) (P. 44.)

Comedias sueltas:

Antes morir que pecar, San Casimiro.

La cena del Rey Baltasar.

Los engaños de un engaño, y confusión de un papel.

El parecido en la corte. (Primorosa refundición que hizo el propio Moreto de su comedia El parecido.)

El rosario perseguido.

Travesuras son valor. (Refundición excelente hecha por Moreto, del drama del mismo título, que escribió con otros dos autores.)

Comedias dudosas:

La merced en el castigo. (El premio en la misma pena. -El dichoso en Zaragoza.)

Con el primer título, en la Parte que lleva el de Comedias de Lope de Vega Carpio. Parte veinte y seis. -Zaragoza, 1645, una de las llamadas extravagantes.

Con el segundo título se ha impreso, atribuida también a Lope. Con el tercero, y prohijada, a Montalbán en la Parte cuarenta de escogidas, Madrid, 1675, pero con el final un poco variado. Denominada: El premio en la misma pena, salió como obra de Moreto en la Parte treinta de escogidas, año de 1668.

Si, en erecto, es obra de Moreto, y la Parte veinte y seis extravagante se imprimió por primera vez, como es creíble, de 1632 al 33, hubo de ser una de las primeras de este ingenio, que contaba entonces de catorce a quince años.

La traición vengada. Esta pieza, inserta en la Tercera parte de comedies de Moreto, publicada en Madrid, 1881, es la misma que con el título de Tanto hagas cuanto pagues, se imprimió suelta atribuida a Lope. El señor don Luis Fernández-Guerra, que no ha tenido noticia de esta identidad, confiesa que es difícil reconocer el drama como obra de Moreto. El señor Hartzenbusch que la examinó detenidamente (mi ejemplar) sin conocer tampoco esa identidad, juzgó que no debía de ser producción del Fénix de los ingenios, y la creyó muy propia de nuestro eminente trágico Rojas Zorrilla.

Entremeses, bailes, etc.:

B. entremesado o mojiganga: El Rey don Rodrigo y la Caba. (Autos sacramentales con cuatro comedias nuevas y sus loas y entremeses. -Madrid 1655.)

Entremés: El Hijo de vecino. (¿De Luis Velez de Guevara?)

Entremés: La reliquia. (¿De Malo de Molina?) (Teatro poético, repartido en veinte y un entremeses nuevos... -Zaragoza, 1658.)

Entremés: El Aguador.

Entremés: El retrato vivo.

Loa para los años del Emperador de Alemania. (Rasgos del ocio en diferentes bailes, entremeses y loas, de diversos autores. -Madrid, año de 1661.)

Entremés: El Mellado.

E.: El Alcalde de Alcorcón.

E.: Las fiestas de palacio.

E.: Los oficios.

E.:Los Galanes.

E.: La bota.

E.: La Perendeca. (Tardes apacibles de gustoso entretenimiento, repartidas en varios entremeses. -Madrid, 1663.)

E.: La loa de Juan Rana200.

E.: Los órganos y el relox. (Rasgos del ocio, en diferentes bailes, entremeses y loas de diversos autores. Segunda parte. -Madrid, 1664.)

E.: Los gatillos.

Loa entremesada para la compañía de Pupilo.(Verdores del Parnaso en veinte y seis entremeses, bailes y sainetes de diversos autores. -Madrid, 1668.)

Baile de la Zamalandrana hermana.

Entremés para la noche de San Juan.

B.: Del cerco de las hembras.

E.: De los Sacristanes burlados. (...Libro de entremeses y bailes, impreso, al parecer, de 1670 a 75, del cual poseen fragmentos los señores Durán y Guerra.)

Entremés: La burla de Pantoja y el Doctor, o la burla del Doctor201.

E.: El Hambriento.

E.: El Ayo.

E.Las galeras de la honra.

E.: Las Brujas. (Autos sacramentales y al nacimiento de Christo, con sus loas y entremeses... -Madrid, 1675.)

Entremés: El hijo de vecino. (¿De Luis Velez?)202

E.: Los cinco Galanes. (¿De Calderón?)

E.: La reliquia. (¿De Malo de Molina?)

E.: La Mariquita. (Flor de entremeses, bailes y loas. -Zaragoza, 1676.)

M.: El Rey don Rodrigo y la Caba.

E.: La reliquia. (¿De Malo?)

E.: La campanilla.

E.: La Mariquita. (Entremeses varios ahora nuevamente recogidos... -Zaragoza, Diego Dormer; sin año (fines del siglo XVII.)

E.: La reliquia. (¿De Malo de Molina?)

E.: La campanilla. (Floresta de entremeses y rasgos del ocio... -Madrid, Antonio de Zafra, 1691.)

E.: La reliquia. (¿De Malo de Molina?) (Verdores de Parnaso, en diferentes entremeses... -Pamplona, Juan Micon, 1697. -Ramillete de entremeses... -Pamplona, 1700.)