Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.

450.       El capitán de fragata Luis Uriarte (ibid.). (N. del E.)

Anterior


451.       Se viene suponiendo que son nueve onzas de tabaco. (N. del E.)

Anterior


452.       El comerciante Sebastián Martínez Pérez, amigo de Goya. (N. del E.)

Anterior


453.       José Viera y Clavijo, el conocido escritor canario. (N. del E.)

Anterior


454.       En la G. Com, de 1799, p. 318, figura un Francisco Martí, director de las Compañías de Seguros de Cádiz. (N. del E.)

Anterior


455.       Al morir el secretario de la Interpretación, Melón obtuvo de Godoy que su amigo fuese nombrado para dicho cargo, el 4 de oct. de 96 (véase F. Ruiz Morcuende, Moratín, secretario de la Interpretación de lenguas, en Rev. B. A. M., 1933). (N. del E.)

Anterior


456.       Juan Agustín Ceán Bermúdez, el conocido historiador y crítico de arte. (N. del E.)

Anterior


457.       En la G. Com. de 1799, p. 431, figura un Nicolás Benito Rebollo, individuo del gremio de Mercería, Especiería y Droguería en Sevilla. Véase sin embargo la n. 536. (N. del E.)

Anterior


458.       Francisco de Bruna y Ahumada, de la Sala primera de la Audiencia (véanse O. P., II, P. 11). (N. del E.)

Anterior


459.       Josef Gil de Araujo, «Lectoral de la Santa Iglesia, hombre franco, agasajador, atronado y medio loco, que ha recogido una porción de libros considerable, sin discernimiento ni elección, entre los cuales los hay excelentes y raros» (O. P., II, p. 11; véase también Ceán Bermúdez, Diccionario histórico de los más ilustres profesores de las Bellas Artes en España, M., 1800, I, p. XIV). (N. del E.)

Anterior


460.       En la G. Est. ecl. que tenemos a la vista (1804) no hay tal arcediano en Sevilla. pero sí un «Deán y Canónigo» llamado Fabián de Miranda y Sierra. (N. del E.)

Anterior


461.       Francisco Rodríguez de Carasa, «comerciante por mayor» en Sevilla, suegro de J. P. Fomer. (N. del E.)

Anterior


462.       Pedro Gómez Labrador, de la Sala primera de la Audiencia (G. For., 1797); años antes ocupaba el puesto de oficial de la secretaría de estado en Madrid, pero fue desterrado a Sevilla por Godoy (Godoy, Memorias, B. A. E., LXXXVIII, p. 232, n. 234). (N. del E.)

Anterior


463.       Toribio Núñez, amigo de Quintana (véase A. Rodríguez Moñino, Curiosidades bibliográficas, M., 1946, p. 37 sq.) (N. del E.)

Anterior


464.       ¿Será el arcediano aludido el 20, o un pariente de éste? (N. del E.)

Anterior


465.       Según la G. Est. ecl. ya citada, uno de los racioneros de la catedral de Sevilla se llamaba Miguel Espinosa y Tello. Pero también puede tratarse del químico José Espinosa, futuro autor de una Historia de la quina y sus aplicaciones (1805; véase Méndez Bejarano, Vida y obras de don José María Blanco y Crespo, M., 1920, p. 240). (N. del E.)

Anterior


466.       Rafael Cabezas, apoderado de Moratín para el beneficio de Montoro. (N. del E.)

Anterior


467.       Véase n. 137. (N. del E.)

Anterior


468.       Agustín de Ayestarán y Landa, trasladado de obispo auxiliar de Sevilla en 1796. La iglesia de Montoro, de la que Moratín era beneficiado, pertenecía al obispado de Córdoba. (N. del E.)

Anterior


469.       Pintor residente en Córdoba; la iglesia de Sta. Victoria, a donde va Moratín, tiene cuatro cuadros de dicho artista (O. P., II, p. 16). (N. del E.)

Anterior


470.       Véanse O. P., II, p. 18. (N. del E.)

Anterior


471.       Rafael Villaceballos «posee un numeroso monetario...» (O. P., II, p. 19). (N. del E.)

Anterior


472.       Véanse O. P., II, p. 19. (N. del E.)

Anterior


473.       Esto es, en italiano: ruinas. (N. del E.)

Anterior


474.       Oficial de la secretaría de Interpretación de Lenguas. Tuvo que dimitir el 1.º de marzo de 1804 a consecuencia de unas malversaciones (cf. Diario, 1 y 2 de marzo de 1805). D. Leandro perdonó la deuda (O. P., III, apéndices, p. 344; Hartzenbusch omite mencionar el nombre del deudor). (N. del E.)

Anterior


475.       Véase n. 448; al final de su V. It., Moratín se limita a veces a transcribir con poquísimas modificaciones los apuntes del Diario, y escribe con fecha 5 feb. 97: «... vid[i] S[an] Germán»; por lo tanto, «portinaro», o mejor dicho «portinaio» (portero), será el oficio del tal San Germán. (N. del E.)

Anterior


476.       El tío Nicolás Miguel Fernández de Moratín. (N. del E.)

Anterior


477.       Juan Bautista Virio, colega de Melón en la dirección del Fomento; ambos dirigen la publicación del Semanario de Agricultura, órgano oficial de dicho servicio, a partir de 1797 (carta de Melón a Godoy de 17 de marzo de 1798, A. H. N., Mad., Estado, leg. 3242/1, exped. n.º 18). (N. del E.)

Anterior


478.       Era entonces fiscal del Consejo de Castilla. (N. del E.)

Anterior


479.       Francisco Bernabeu, Guardia de Corps, por lo menos al salir Moratín para Francia. Por él obtuvieron Forner y Moratín el favor de Godoy. (N. del E.)

Anterior


480.       El secretario interino de la Interpretación de Lenguas. (N. del E.)

Anterior


481.       Será equivocación por «ç[um]». (N. del E.)

Anterior


482.       Vicente González Amao, abogado y, años después, personalidad relevante (causídico se le llama casi siempre en el epistolario moratiniano). (N. del E.)

Anterior


483.       Hermano del favorito. (N. del E.)

Anterior


484.       El escolapio Pedro Estala, amigo -o, por lo menos, compañero- de Moratín. (N. del E.)

Anterior


485.       Díez González (ya aludido). (N. del E.)

Anterior


486.       El eminente estadista estaba ya libre de sustos. (N. del E.)

Anterior


487.       Manuel Sáenz de Texada, más tarde coronel de Coraceros de la Reina (B. N. M., ms. 18666/70). (N. del E.)

Anterior


488.       Sebastián Loche, hermano de Juan Antonio (véase n. 141). (N. del E.)

Anterior


489.       Robles Vives, del Consejo Real de Hacienda. (N. del E.)

Anterior


490.       Según la G. Com. de 1799, p. 442, un D. Santiago Abarrátegui formaba parte de la junta de la Real Compañía de La Habana. (N. del E.)

Anterior


491.       En la calle de Silva. (N. del E.)

Anterior


492.       El escolapio Luis Mínguez (O. P., II, p. 441). Sancha le había encargado años antes la traducción de los tomos de gramática y literatura de la famosa Enciclopedia metódica, según E. Fernández de Navarrete (Obras inéditas o poco conocidas del insigne fabulista Don Félix María de Samaniego, Vit., 1866). (N. del E.)

Anterior


493.       El «Padre Fray Juan» de la carta de 29 oct. de 93 (O. P., II, p. 137). (N. del E.)

Anterior


494.       Jorge Imre, director de la Real Escuela del Arte de Tornear y Maquinaria creada en 1794 (Godoy, Memorias, B. A. E., LXXXVIII, p. 203). (N. del E.)

Anterior


495.       ¿J A. Conde? (véase n. siguiente). (N. del E.)

Anterior


496.       El arabista Josef Antonio Conde, gran amigo de Moratín; más tarde casará con la prima hermana de éste, hija de Nicolás Miguel, Mariquita. (N. del E.)

Anterior


497.       Josef López Beltrán, agente de negocios (G. de Litigantes y Pretendientes, 1797). (N. del E.)

Anterior


498.       Véase 24 del mismo mes. (N. del E.)

Anterior


499.       Citado en una carta de Miguel Fernández de Moratín a Matilde Isabel Pérez de 14 en. 97 (véase R. Esquer Torres, art. cit., p. 12). (N. del E.)

Anterior