Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.
Indice


Abajo

El monasterio de Santa Fe de Toledo

Indulgencias otorgadas en 1266 para la construcción de su iglesia, por el papa Clemente IV y por un obispo de Ceuta

Ramón Riu y Cabanas





  —[51]→  

Relativos á la historia de este Monasterio, que desde 1505 ocupan las Comendadoras de Santiago, tengo el honor de ofrecer á esa Real Academia dos importantes documentos del año 1266, cuyos originales se guardan en el archivo de la Santa Iglesia Primada. Precisan el momento histórico del Arte, que levantó la Capilla vieja, cuyo magnífico ábside exterior de estilo mudejar es admirado de propios y extraños. Esta misma fecha conviene asignar á la capillita interior llamada de Belén, notable por sus arcos y por sus pinturas murales, que representan misterios de la Virgen María. La capillita, á mi entender, formó parte de la iglesia que erigieron suntuosamente los Calatravos, por más que hoy aparezca independiente y separada.

La bula de Clemente IV (3 Enero, 1266), según me lo advierte un docto académico1, es inédita.

Mayor valía tiene para la historia eclesiástica de España el documento episcopal que acompaño, asimismo inédito. Descúbrenos la existencia de un obispo de Ceuta en el año 1266. Aunque   —52→   algunos autores remontan hasta el siglo IV la fundación del obispado de Ceuta, es lo cierto que no han podido formar el catálogo de sus prelados, y que los más de los historiadores afirman que esta iglesia fué erigida en Catedral por el Papa Eugenio IV, el año 1432 á petición de D. Juan I de Portugal2 que había conquistado aquella ciudad en 1415. No debemos olvidar que desde el año 1224 aparece nombrado por Honorio III el obispo de Marruecos, Fray Domingo, Prior de la orden de predicadores; que así este, como varios de sus sucesores, residieron en su diócesis durante algunos años; y que si bien más adelante á consecuencia de las persecuciones tuvieron que residir en Sevilla, todavía en el transcurso del siglo XLV, no faltaron obispos residentes en Marruecos, Tánger y Bujía3. ¿Y quién fué ese obispo de Ceuta que se llama Fray Lorenzo? No nos atrevemos á resolverlo por falta de datos; pero nos inclinamos á creer que sería algún religioso franciscano compañero del V. Fr. Lope de Ayn, obispo de Marruecos, y tal vez al datar sus letras en Sevilla in nostro palatio, se refiera al convento que el rey San Fernando III construyó para la Orden Seráfica en 1249 y amplió más adelante D. Alonso X, dándole palacios contiguos; de donde le vino el nombre de Casa grande, que ha conservado hasta su destrucción en nuestros días.

I.

Perusa 3 Enero 1266. -Bula de Clemente IV, concediendo indulgencias á los diocesanos de Toledo, Sigüenza y Cuenca, que contribuyesen con sus limosnas á la edificación de la iglesia del monasterio de Santa Fe de Toledo. -Signat. V.11.1.1.

Clemens episcopus servus servorum dei. Universis Christi fidelibus per Toletanam, Seguntinam et Concencem Civitates et dioeceses constitutis, Salutem et apostolicam benedictionem.

Quoniam, ut ait apostolus, omnes stabimus ante tribunal Christi recepturi prout in corpore gessimus sive bonum fuerit   —53→   sive malum, oportet nos diem messionis extreme, misericordie operibus prevenire, ac eternorum intuitu seminare in terris quod reddente domino cum multiplicato fructu recolligere debeamus in celis, firmam spem fiduciamque retinentes, quoniam qui parce seminat parce et metet, et qui seminat in benedictionibus de benedictionibus et metet vitam eternam. Cum itaque dilecti filii Prior et Conventus monasterii Sancte Fidis Calatravensis Toletani, Cisterciensis ordinis, sicut iidem nobis significare curarunt, ecclesiam ipisus monasterii de novo edificare ceperint opere sumptuoso, et ad consumationem ejusdem operis proprie sibi non suppetant facultates, Universitatem vestram rogamus et hortamur in domino, in remissionem vobis peccaminum iniungentes quatenus de bonis vobis a deo collatis, eis ad hoc pias elemosinas et grata caritatis subsidia erogetis, ut per subventionem vestram opus inceptum valeat consumari, et vos per hec et alia bona que domino inspirante feceritis, ad eterne possitis felicitatis gaudia pervenire. Nos enim de omnipotentis dei misericordia et beatorum petri et pauli apostolorum eius auctoritate confisi, omnibus vere penitentibus et confessis qui eis ad id manum porrexerint adiutricem, Quadraginta dies de iniuncta sibi penitentia relaxamus misericorditer: presentibus post Triennium minime valituris, quas mitti per questarios districtius inhibemus; eas, si actus fuerit, carere viribus decernentes.

Dat. Perusii, III non. Januarii, Pontificatus nostri anno primo.



La bula tiene 23 cm. de largo por 31 de ancho, y lleva colgado de cordón de seda el sello plomado.

II.

Sevilla, 3 Junio de 1266. -Letras de Fray Lorenzo, obispo de Ceuta, concediendo indulgencias para el mismo objeto que la bula anterior. -Signat. V.11.1.2.

Universis Christi fidelibus ad quos presens littera pervenerit; frater laurencius, miseratione divina Episcopus septensis, salutem in domino Jesu Christo.

Quoniam, ut ait apostolus, omnes stabimus ante tribunal   —54→   christi recepturi prout in corpore gessimus sive bonum fuerit sive malum, oportet nos diem messionis extreme, misericordie operibus prevenire, ac eternorum intuitu seminare in terris quod reddente domino cum multiplicato fructu recolligere debeamus in celis, firmam spem fiduciamque tenentes quoniam qui parce seminat parce et metet, el qui seminat in benedictionibus de benedictionibus et metet vitam eternam. Cum igitur ecclesia sancte fidis apud Toletum, ordinis Calatravensis, reparatione indigeat, et non possit sine fidelium helemosinis consumari, Universitatem vestram monemus et exortamur in domino Jesu christo, quatenus de bonis vobis a domino collatis, dicte ecclesie pias helemosinas et grata caritatis subsidia erogetis, ut per subventionem vestram quod ibidem inceptum est, ad statum debitum valeat pervenire. Nos enim, de omnipotentis dei misericordia et beatorum apostolorum petri et pauli auctoritate confisi, omnibus vere penitentibus et confessis quibus possumus et debemus, qui predicto loco singulis diebus manum porrexerint adiutricem, quadraginta dies de iniuncta sibi legitime penitentia misericorditer relaxamus.

Date ispalis in nostro palatio, Anno domini M.CC.LX.VI; III Nonas junii; post triennium minime valiture.



Tiene el pergamino 12 cm. de largo por 19 ancho, y lleva colgado de cuerda de lana un sello de cera ovalado, en el que está representado un obispo vestido de pontifical en actitud de bendecir, y alrededor una inscripción en la que se lee: [S. Fr...?] Laurentii, Dei gratia episcopi Septensis.

No queremos dejar pasar esta oportunidad sin añadir nuevos datos acerca del Real Monasterio de Santa Fe. Ocupa este monasterio el mismo sitio que ocuparon en otro tiempo el alcázar del rey Wamba y los palacios de Galiana. Algunos dicen que ya el conquistador de Toledo, Alfonso VI, movido de la devoción que su esposa Doña Constanza tenía á Santa Fe, levantó en este lugar la primera capilla dedicada á esta Santa, muy venerada entre los franceses y cuyo nombre ha venido siendo el titular de este monasterio. En 1202 Alfonso VIII, dió esta capilla de Santa Fe con parte de los palacios contiguos á la Orden militar de Calatrava para la fundación de un Priorato. Aquí tenían los Calatravos   —55→   hospedería para sus hermanos transeuntes, y además cuatro sacerdotes para la administración de sacramentos; y los que morían eran enterrados en la capilla. Más adelante levantaron la nueva iglesia de que llevamos hecha mención, que continuó á su cargo hasta que los Reyes Católicos trasladaron el priorato de Calatrava á la iglesia del Tránsito, que había sido sinagoga4, para dar la iglesia de Santa Fe y edificio que ocupaban los Calatravos á la comunidad de Comendadoras de Santiago, que en 1502 hicieron venir á Toledo del monasterio de Santa Eufemia de Cozollos (Palencia). Además la Reina Católica cedió á las Comendadoras la parte de los antiguos Palacios de Galiana que ocupaba la Casa de Moneda, para que la comunidad se pudiera instalar con más desahogo en su nuevo monasterio. Se instalaron en Santa Fe el año 1505, y en su archivo se guarda el autógrafo de Isabel la Católica mandando trasladar la Casa de la Moneda á otro edificio.

Del tiempo de los Calatravos se conserva en la Capilla vieja un sepulcro empotrado en una de las paredes laterales, cuyo epitafio apenas hoy es inteligible por haber sido blanqueado; pero tomándolo de D. Juan Bautista Pérez en sus Apuntamientos para la historia de los Arzobispos de Toledo con varios epitafios5, dice así: «Aquí yace Frey Ramir Lorenzo, fijo de Fernán Lorenzo Gallinato, é clavero que fue de Calatrava, é criado de D. Juan fijo del Infante D. Manuel.»

En la capilla interior de Belén hay dos sepulcros dignos de especial mención. Al lado derecho del altar está el de la venerable infanta Doña Sancha Alfonso, hija del rey Alfonso IX de León, y hermana del rey San Fernando III, comendadora que fué en el Monasterio de Santa Eufemia de Cozollos, y cuyo cuerpo incorrupto fué trasladado á Toledo en 1608 y colocado en esta capilla en 1615. Al lado derecho está el sepulcro del adolescente Don Fernando Pérez, oriundo de estirpe regia, de quien se dice por tradición que murió á consecuencia de haberse caído desde una   —56→   ventana. Ortiz de Zúñiga6 y Flórez7 dieron eco á la opinión que lo cree hijo de San Fernando. Su yacija, de bajo relieve, representa un niño de unos 12 años de edad, y su epitafio dice así: «O mortale genus, cur mundum non cito spernis? Qui perit, ut cernis; moritur rex, dives, egenus. -Ecce puer generis regalis stirpe creatus! Annis sub teneris raptus, iacet hic tumulatus. -Vivat ut in celis roget hic quicumque fidelis. Obiit Fernandus Petri, XX die Madii, Era MCCLXXX.» Este epitafio del año 1252 se ve grabado con caracteres góticos arcáicos en una lápida de mármol de 25 cm. de largo por 31 de ancho. Tiene alrededor una cenefa, formada de 40 escuditos atravesados de una banda de oro, que va de derecha á izquierda. Cítalo el Sr. Amador de los Ríos8; mas lo leyó muy á la ligera. Confunde la era con el año, y se lamenta de que el apellido (Pérez) ó patronímico del infante Fernando no se conozca.

Las obras de reparación, practicadas, hace tres meses, en el monasterio de Santa Fe, descubrieron un magnífico techo artesonado, que estaba escondido por un cielo raso. En las vigas se ve pintado con profusión el monograma del nombre de Jesús, y en las zapatas aparecen algunas inscripciones árabes. El estilo y riqueza de ornamentación recuerdan la época del Renacimiento; mas no aparece la cruz de Santiago, que tanto se prodigó en todas las obras que se hicieron en este monasterio desde la instalación de las Comendadoras de Santiago en 1505. Los escudos heráldicos que esmaltan el artesonado, así como las inscripciones árabes, merecen singular estudio.

Dos palabras sobre el archivo. En 22 Agosto de 1753, el Consejo de las Órdenes militares comunicó á la Sra. Comendadora mayor de Santa Fe que auxiliara en cuanto se les ofreciera á los Sres. D. Lorenzo Diéguez y D. Ignacio de Hermosilla, académicos de la Real de la Historia, nombrados por esa misma Corporación, á instancias del Rey, para hacerse cargo del archivo del monasterio y reconocer todo lo perteneciente á la filiación de la   —57→   venerable infanta Doña Sancha Alfonso, y la identidad de su cuerpo. Consta igualmente que en el mismo año 1753 el infatigable P. Burriel se estaba ocupando en sacar de este archivo antecedentes para escribir la historia del monasterio. Lo que hicieron á nadie se oculta; solo debo añadir que el archivo de este monasterio gran mengua y desmedro ha padecido, á consecuencia de las tristes vicisitudes por las que han pasado en España los demás de su especie. Con todo, me estoy empleando en catalogar y describir lo existente; y en su día daré cuenta de ello á la Academia, deseoso de poder importar algunas piedrezuelas al vasto edificio de la Historia nacional, que le está confiado.

Toledo, 21 Noviembre de 1889.





Indice