Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.
 

11

Gonzalo de Correas, Vocabulario de refranes y frases proverbiales y otras fórmulas comunes de la lengua castellana... Madrid, Tip. de la «Rev. de Archivos, Bibliotecas y Museos», 1924 (se trata de la edición moderna con un prólogo «Al lector» de Miguel Mir), p. 119b, con la siguiente explicación a modo de apostilla en tipo de letra más pequeño: «Razón de papagayo».

 

12

Sebastián de Covarrubias, Tesoro de la Lengua Castellana o Española, según la impresión de 1611, con las adiciones de Benito Remigio Noydens publicadas en la de 1674, edición preparada por Martín de Riquer, Barcelona, S.A. Horta, I. E., 1943, p. 298b, la voz «CAPTIVIDAD. [...] Al papagayo le enseñan a que diga: ¿Cómo estás loro? Como captivo».

 

13

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, Diccionario de Autoridades, (Biblioteca Románica Hispánica, V. Diccionarios, 3), Madrid, Editorial Gredos, 1976, 3 vols. (3ª reimpr.), edición facsímil del Diccionario de la lengua castellana..., Madrid, Imprenta de la Real Academia Española, 1737, vol. 2, p. 433a de la segunda numeración, la voz «LORO. s.m. Lo mismo que Papagayo [...]. Llevaban los marineros un papagayo mui enjaulado en la gavia, que iba diciendo siempre, ¿cómo estás, loro?».

 

14

Vid. Margit Frenk, Corpus... n.° 2100, pp. 1011-1012, donde constan las fuentes literarias de este interesantísimo estribillo.

 

15

Biblioteca de Catalunya, Signs.: M. 744/12 y M. 744/13. Se trata de un romance a 4 y 6 voces. Autor de la música: Josep Reig.

 

16

Alonso de Ledesma, «Conceptos Espirituales y Morales», edición, introducción y notas de Eduardo Juliá Martínez, Biblioteca de Antiguos Libros Hispánicos, A, XXVII, XXVIII y XXIX, (Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto «Miguel de Cervantes», 1969), tres vols. correspondientes a las «Partes» Primera, Segunda y Tercera, pp. 199-201 de la Primera Parte.

 

17

Jacinto Alonso de Maluenda, Tropezón de la risa. Valencia, Sylvestre Esparza, [hacia 1631], edición de Antonio Pérez Gómez. Valencia, Tipografía Moderna, 1950, p. 52.

 

18

El lector hallará las referencias históricas y documentales que demuestran que Pujol compuso esos villancicos, por ahora perdidos, en el Capítulo I, Volumen I (Estudio) de mi tesis doctoral ya citada.

 

19

Vid. Miguel Querol Gavaldá, «Cancionero Musical de Lope de Vega», Vol. I, Poesías cantadas en las novelas, Cancioneros Musicales de Poetas del Siglo de Oro, vol. II, (Barcelona, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Español de Musicología, 1986), p. 20a para el texto y pp. 18-24 para la música.

 

20

Vid. Miguel Querol Gavaldá, «Cancionero Musical de Góngora», Cancioneros Musicales de Poetas del Siglo de Oro, vol. I, (Barcelona, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Español de Musicología, 1975), p. 90 para el texto y pp. 119-121 para la música.