Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.

ArribaAbajo

Parte recreativa.

ArribaAbajo

Teatro.

     En el mismo sitio donde se elevaba en los tiempos forales de Valencia la cofradía de la fuerza militar, llamada Compañía del centenar, instituida por el rey Conquistador, se comenzó en 1808 el teatro actual bajo los planos presentados primero por D. Felipe Fontana y reformados después por D. Salvador Escrig y D. Cristóbal Sales. La guerra de la independencia interrumpió la obra por muchos años, hasta que el intendente de esta provincia D. Manuel Fidalgo, de acuerdo con el arquitecto D. Juan Marzo, empezó de nuevo la obra en Octubre de 1831; y en el siguiente, día 24 de Julio, se representó en él por primera vez. Posteriormente se elevó la cubierta entera por medio de máquinas siete pies y tres pulgadas, dando de este modo un nuevo piso para palcos al coliseo. Fáltale la fachada, que debe comprender el pórtico, salón de descanso, café y otras oficinas.

     El despacho de tarjas está entre las dos puertas y se abre de nueve a doce de la mañana y desde las tres hasta la hora de principiar la función.

ArribaAbajo

Casino.

     Esta sociedad se fundó en 26 de Diciembre de 1845. Sus socios se dividen en perpetuos, (de los que los cien primeros son fundadores) temporales y eventuales. El número de los primeros está fijado en 150, el de los segundos y terceros es ilimitado: el total de ellos asciende en la actualidad a

Perpetuos 115.
Temporales 205.
Eventuales 19.
Total 339.

     Para ser admitido socio perpetuo o temporal se necesita ser propuesto por escrito por uno que lo sea perpetuo a la junta directiva, y por ésta a la general que decide su admisión en escrutinio secreto. Para ser socio eventual basta dirigirse a un perpetuo, por cuyo medio la junta directiva y el director de turno, en su nombre, le espide un billete de entrada por tiempo de ocho a quince días. Esta tercera clase está introducida en obsequio de los estrangeros y forasteros que sólo se detienen algunos días en esta capital, y por esta circunstancia no pagan cuota ni retribución alguna.

     La dirección y administración del casino está confiada a una junta que se llama directiva, compuesta de nueve individuos elegidos necesariamente entre los perpetuos: seis de ellos son directores que alternan por bimestres en el cargo de presidente, bajo la denominación de director de turno; y uno de los seis lleva anexo el carácter de secretario, dos vice-secretarios y un depositario. Estos cargos son obligatorios, gratuitos y anuales.

     La actual junta directiva la componen:

     El Excmo. Sr. Conde de Olocau.

     Sr. D. Manuel Centurión.

     Excmo. Sr. Barón de Sta. Bárbara.

     Sr. Conde de Torrefiel.

     Sr. D. José Campo.

     Sr. D. Rafael Verges, director-secretario.

     Sr. D. Eusebio Escobedo, vice-secretario.

     Sr. D. Antonio Ferrer de Plegamans, íd.

     Sr. D. Manuel María Gómez, depositario.

     Esta sociedad se halla establecida en la plaza del Horno de S. Andrés, y sus puertas están abiertas desde las diez de la mañana hasta las doce de la noche, escepto en las de baile.

ArribaAbajo

Círculo de comercio.

     En la plaza de S. Francisco, núm. 9, se halla establecido este círculo, creado en 9 de Marzo de 1847, bajo el nombre de casino, y se reformó esta denominación en la que hoy tiene en 22 de Marzo de 1848. Hay un hermoso salón de recreo, otro de juego, uno de villar, gabinete de lectura y un abundante, lujoso y bien servido café. La reunión es escogida, fraternal y elegante al mismo tiempo. La dirección del establecimiento está a cargo de un presidente, otro vice-presidente, un secretario y otro vice-secretario, un contador, un tesorero y tres vocales.

ArribaAbajo

Hipódromo.

     Esta sociedad se fundó en el mes de Mayo de 1846, y tiene por objeto procurar un útil recreo a sus socios, promover la afición a los egercicios ecuestres, y conseguir la mejora en las razas y recria de los caballos.

     Para llenar este objeto tiene un cómodo y espacioso local en la plaza de Sta. Lucía, en el que hay un picadero y todas las dependencias y útiles necesarios para los egercicios ecuestres, bajo la dirección del maestro picador D. Antonio Gómez.

     La actual junta directiva, a cuyo cargo está la sociedad, la componen:

     El Marqués de Cáceres, presidente.

     D. Mariano Salamanca, vice-presidente.

     D. Vicente Dasí y Lluesma, tesorero.

     D. Luis Pascual y Roca, secretario.

     El Barón de Llaurí, gefe de las caballerizas.

     D. Ventura Caro, vocal.

     D. Luis Valier, ídem.

ArribaAbajo

Juegos.

     DE VILLAR. En varios puntos de la ciudad, y particularmente en todos los cafés.

     DE PELOTA. En la calle Larga del Engonari, junto al convento de religiosas de la Encarnación, y en la calle de Sta. Teresa: se juega todos los días.

     DE NAIPES. En la calle de Sta. Teresa, casa donde se juega a pelota; en el Llano de la Zaidía, casa reñidero de gallos; en la calle de Alboraya, estramuros de esta ciudad, en tres casas-huertos: estos puntos son muy concurridos.

ArribaAbajo

Reñidero de gallos.

     En el Llano de la Zaidía, estramuros, entre la puerta de Serranos y la de S. José, existe un magnífico, elegante y vistoso circo para peleas de gallos; local que representa en miniatura el circo de París. Hay salón de confererencias, salas para juego de recreo, y una hermosa galería; de modo que es uno de los objetos más dignos de visitarse en clase de establecimientos de placer. Hay pelea todos los días festivos, y la mayor parte de la temporada los jueves, dando principio a las tres de la tarde: el viagero encontrará una hermosa galería rodeada de sillas, y otros asientos por el rededor del circo, y verá cuatro hileras de lunetas lujosamente trabajadas, abonadas todas para la temporada, y una reunión numerosa y agradable. La entrada general es a cinco cuartos.

ArribaAbajo

Tiro de gallina.

     Todos los días festivos se tira a la gallina en los huertos que hay a la salida de la puerta de S. Vicente, a la derecha y a la izquierda.

ArribaAbajo

Tiro de palomo.

     En el cauce del río, y contiguo a Monte-Olivete, se tira al palomo todos los días festivos y jueves por la tarde.

ArribaAbajo

Plaza de toros.

     Inmediata a la puerta de Cuarte, estramuros de la ciudad, se levanta la plaza de toros, que presenta un buen aspecto, aunque construida de madera; pero de tal solidez, que pasma a los inteligentes. Además de las corridas de toros que se dan todos los años por el mes de Julio a beneficio del Hospital general, sirve también este circo para funciones de volatines y otras.

ArribaAbajo

Jardines.

     Es digno de visitarse, dentro de la ciudad, por su inmensa variedad de flores, el huerto de Vicente Roca, denominado el Hort de Dalt, situado frente la calle del Forá; el de D. Andrés Sancho, en el que fue del convento del Carmen: estramuros de la ciudad, el de D. Vicente Beneito, situado en el que fue del convento de S. Felipe, a la salida de la puerta de Cuarte; y los magníficos jardines de los Excmos. señores conde de Parsent y barón de Sta. Bárbara, junto a la Pechina; el de D. Rafael González Valls, en el huerto que fue del convento de Capuchinos, al estremo de calle de Alboraya; el de D. Juan Bautista Berenguer y Ronda; y el del Santísimo, a la vuelta del Ruiseñor: últimamente, el del señor conde de Rótova, junto al caserío de la Zaidía, y a la entrada de Marchalenes. En estos jardines no se puede entrar sin papeleta de sus respectivos dueños o apoderados; y aconsejamos a los viageros visiten estos sitios amenos, para admirar la fertilidad y escelente clima de nuestro país. También se entra con permiso por escrito del señor rector de la universidad, o del señor catedrático encargado, en el magnífico jardín Botánico, situado en el estremo de la calle de Cuarte, estramuros. El jardín llamado del General, que está a la bajada del puente del Real, es ameno e histórico, por haber reemplazado al antiquísimo palacio, que existió allí hasta el año 1810.

ArribaAbajo

Paseos.

     Lo es bellísimo el de la Glorieta, concurrida durante el invierno de once a dos de la tarde, y en el verano desde el anochecer hasta las once: y siempre lo admiraréis cubierto de verdura, y ostentando doquiera almendros, adelfas, retamas, rosales, laureles, madroños, tulipanes, francesillas y otras mil flores, bellísimas como este ciclo, y tan seductoras como las hermosas que van a respirar una atmósfera de perfumes y adoraciones.

     El de la Alameda, concurrido estraordinariamente en los días festivos, se estiende a lo largo de la barbacana del río, y se prolonga por una parte hasta el mar, y por otra hasta el caserío de la Zaidía. Otro existe también fuera de la puerta de Serranos, concurrido en el verano por su pintoresca situación, y el magnífico panorama que se estiende a lo largo del río, sobre todo a la puesta del sol, hora en que nuestro cielo, semejante al de Nápoles, derrama una claridad bellísima sobre este poético paisage.

ArribaAbajo

Puertas de la ciudad.

     Valencia tiene ocho entradas: la del Mar, que conduce al Grao, reedificada en 1764, y añadida la otra en 1843; la de Ruzafa en 1786, y conduce al pueblo de este nombre; la de S. Vicente, salida para Madrid, reedificada en 1835, y añadidas otras dos; la de Cuarte, que conduce a Madrid por las Cabrillas, abierta en 1444; la de San José, o la Nueva, en 1419; la de Serranos, salida para Aragón y Cataluña, reedificada con sus hermosas torres en 1418; la de la Trinidad, de tránsito para Alboraya, reedificada en 1792; y la del Real, que da salida a la Alameda, con sus tres puertas, en 1801. Las puertas de S. José, de Serranos, de Trinidad, del Real y del Mar están a la cabeza de otros tantos puentes de piedra, comunican con los arrabales, y que son bellísimos por su ligereza y buena construcción.

Arriba