Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.
 

11

«El concepto de lector implícito es un modelo trascendental, que permite describir, en general, las estructuras de efectos propias a los textos ficticios. Supone el papel lector conformado en el texto, que consiste en una estructura textual y una estructura activa» (LUIS H. ANTEZANA, 1983, p. 101). El espacio de virtualidad en el que opera el lector implícito es actualizado, de una forma o de otra, por el lector real, histórico, condicionado en muchos casos por circunstancias externas (como la época, los gustos, su nivel cultural, su género o su ideología) que influyen de un modo determinante en su lectura de los textos. En lo que tiene que ver con nuestra novela, puede decirse que el receptor cultural de nuestro tiempo, posmoderno o pos-posmoderno, será mucho más reacio a aceptar sin discusión las concepciones unívocas acerca del carácter de los personajes.

 

12

SOTO, p. 103.

 

13

SOTO, p. 106.

 

14

SOTO, p. 112.

 

15

SOTO, p. 110.

 

16

Jean Laude dice algo acerca del cubismo que puede aplicarse perfectamente a nuestra novela, por cuanto en ella no existe un referente fijo, sino que son las relaciones sintagmáticas entre los elementos las que configuran un significado movedizo, que rehúsa la estabilización: «Innovation en effet, et capitale. Le signifiant ne se réfère plus désormais à un signifié déjà constitué en dehors de l’oeuvre. Il est même, si on le considère isolément, dissocié de son signifié, lequel n’est produit que dans la relation de tous les signifiants fonctionnant, ensemble, au sein du tableau» (JEAN LAUDE, 1971, p. 24).

 

17

SOTO, p. 161.

 

18

SOTO, p. 166.

 

19

SOTO, p. 160.

 

20

SOTO, p. 164.