Manifestación

Autor: Quiñones, Manuel Hipolito

Título: Manifestación

Publicación original: Barbacoas: Imprenta del Pueblo, 1885

Descripción física: PDF

Notas de reproducción original: Digitalización realizada por la Biblioteca Virtual del Banco de la República (Colombia)

Notas:

  • Colombia
  • Resumen: Como ciudadano de honrados principios políticos, que son los que sostienen y están defendiendo con viril energía el señor Doctor Rafael Núñez como Presidente de la Nacion y el señor General Eliseo Payán como Presidente del Estado S. del Cauca, de cuyos justos Gobiernos he sido y soy decidido partidario, y he sido también servidor en el humilde puesto que ocupo en la sociedad, cúmpleme hoy hacer la presente; manifestación que la creo necesaria, por un incidente ocurrido que pudiera comprometer mi dignidad de liberal dependiente aunque de ninguna significacion quizá por la clase á que pertenezco, y obrar en el animo de mis copartidarios sospechas y censura que serían para mí en extremo lastimosas.
  • Resumen: 1 ¡ ¡ -l' ( MANIFESTA-OION,. . ::zo Como ciudadano de honrados principios políticos, que son los que sostiel1-en y esián: defendiendo con viril energía. el señor Dáctor Rafael N úiiez como Pre3identé de la N acion y el señor General Eliseo Payán como Presidente del Estado S. del Cauea, de C.\lyos justos Gobiernos he 8ido y soy decidido partidario, y he sido tam· t:>ién servidor en ·enmmildepuesto que ocupo en' la socieda.d, cúmpleme ho.Y hacer t~ presente; manifrsta~ión.' q~le la cre~ nece~aria, por .un incidente ocurr~do que. p~' dIera comprometer mI dlgmdad de hberalmdependlente:· aunque de mnguna Stgru· ficacion quizá por la. clase á que {Jertenezco, r obrar en el animo de mis copartida· rios sospechas y censura~ que serían para mí en extremo la,stimosa~. Con motivo de la funesta rebelión armadá ocurrida. en esta. ciudad en la madru­gada del día 15 del próximo pa8a~0 mes, á la cual dió origen la anticipada infame traición, que á lo Judas lscariotes, hizo el Capitán de la Guardia Colombiana, señor Luis Acevedo G" y fué consumada p)r él y los presos remitidos de Tumaeo ( que aquel día debían seguir para Pasto ), el señor C. Diaz del Castillo entró dé hecho á ejercer la Jefatura. del Municipio, y como tal Jefe dió á luz /lU" alocucion" ·que el público conoce. Desde lu~go, deseando los Jefe! de a.quei local movimiento revolucionario hallar pr05élitoo en 108 Distritos, enviaron al de Magúí al señol' Sergio A. Solís en comi· !ion con diez ó doce soldados armados, llevando cOl1&igo algunos ejemplares de esa alocución¡ uno de los cuales dirigido á mí: Bien saben todos en esta ciudad que yo soy vecino pacífico de dicho Distrito, y que constantemente re."!ido en Payán - au cabecera. El .iI~nor 30lís, . amigo personal antiguo, 5e dirigió como de costumbre á mi caga de habitacion, ya como amigo a. .aludarme, y ya corno comisionado del pretendido gobierno revolucionario á cumplir respecto de m~ su comisión que llevara: ésta. fué, ·primero, la de entregarme la cita­da. alocucÍón que i~a rotulada para mi, y segundo, la de querer comprometerme á que por mi parte contribuyera. para que ~n el Dist.rito citado apoyáramos esa rebe" lión; y al efecto, me aconsejó escribiera al senor C. DÍaz del Castillo felicitándole porque fuera él el Jefe Municipal, dándole las gracia~ por el ejemplar de su alocu· bión que me había remitido y ofreciéndole mis servicios en su calidad de Jefe del nuevo gobierno. ' . Antes de continuar, convier:e que se sepa: que el senor Pastor Diaz del Castillo, 8,egún me lo dijo el mismo seiior Solts, ha tenido para conmigo pre\:'enciones apasio­nadas de algún tiempo atr4s, ya por la pasada elección para Vocale8 a la Municipa­lidad, para la cua~ quiso compr0IIJ.eterme para que le ayudara en ese Distrito y no lo consiguió porque me ~e negué, y ya por una representación que los vecinos d~ Payim hicimos en el ano pasado al señor Jefe Municipal. respecto del paso de " Pa.· lo - seco" sobre el cual cobra un der!,!cho el' expresado señor Bastor Dial del Casti· llo como dueno de ese paso; prevenciónes de que yo estabaignorante,y con tal moti· YO Ó enojo quiso ahora sin duda d~sprestigiarme ante el Gobierno legítimo, enyián­dome un partidario ¡'lUyo, el senor Solis, radical, para que, explotando éste mis esca· sos alcances intelectuales, mi sencillez y mi natural sumIsión á las leyes y autorida~ des, me convep.ciera de que debía apoyar su revolución y su falso gobierno. , En efecto, Solís hizo, para ver de enrolarme á sus filas, Cllanto le fue posíble por medio de falaces reflexion~sj mas yo firme en mis principios,y siempre conociendo que la causa del radicalismo de ninguna manera podía. ser justa, resist~ á aquellas suges· tiones del engaño y de la malevolencia, y solamente co~vine en escribir al señor C. DÍa7. del Castillo en agradecimiento de qllc se hubiera acordado de mi para en· yiarme su alocución; en cuya carta, más por complacer a mi falso amigo Solís y solo por pura politica, no creyendo ql.Je por aquel acto pudiera quedar comprometida mi lealtad al Gobierno legítimo, le felicitó porque fuera él el Jefe Municipal, según me lo indicaba Solis. ofreciéndole, además, mis serVIcios á la manera de cumplimiento que· se estila cuando se recibe alguna mn.rJ.ifestaciqn que revele aprecio hacía la per­sona á quien le hace; mas nunca con el propósito de servir en ma.nera. alguna á a· quel desorden de cosa8, lo que probe marchándome tan luego como entregue la car­ta á Solis, para el no Nansaly~, á. donde me fuÍ resué!1to a no volver á estas pobla­ciones }:J.ast¡i que P.O se restituyera el orden legal. pe este hecho pueden certificar to­dos los vecinos de Payan á quienes l~s consta mi fuga á la montaña, á muchos de los cuales insté pa.ra que me sigp.ieran, lo que hicieron voluntarios por temor de que vinieran a ob,ligarlos á tomar parte en esa revolución que no querían apoyar, como lo hacía yo. La carta á. que hago referencia, se encuentra hoY en poq.er del senor Jefe Muni­cipal; porqu~ los que se titularon empleados del Municipio en aquellos días de ver­gonzosa revuelta, tuvieron por conveniente dejar en la Jefatura aquellos documen· tos que directa Ó indirectamente pudieran comprometer á individuos inocentes que ellos mismos forzaron á que de alg~n modo pudiera seguírseles algún perjuicio al restablecerse las autoridades leg~tiD1as; indiyiduos quizá que, como yo, no tendrÍaIt :pi la má3 remota intención de favorecer esa injusta rebelion, ní de ser nunca desa~ fectos al actual legítimo Gobierno; pero sí se cuidarían de retirar y poner a salvo los cien documentos de estigma. y baldón para los mismos que tal desorden social im­pusieron. Así relacionado con entera verdad 10 oculTido respecto de mi humilde persona, ruego á. todos mis ¿opartidarios y al Pll.blico sensato en general, que se dignen ¿al' credito á lo que dejo expuesto. y protesto contra cualquiera responsabilidad moral que quiera imput~rseme, pues para ello me encuentro armado de la inocel~cia que da valor para arrostrar con energía cualquier cargo injusto; no acusándome mi eonciencia de haber simpatizado jamás con el radicalismo de mi Patria, cuyo parti~ do, más que político, e! demoledor, sectario y ateo. Barbacoas, 6 de Mayo de 1885. MANUEL HIPOL1TO Q ULf.tONES. ---------- Imprenta del Pueblo~
  • Resumen: Historia; Partidos políticos; Política y gobierno; Revolución; Volantes
  • Dominio público

Portales: Biblioteca Virtual del Banco de la República (Colombia) | Biblioteca americana

Institución origen: Biblioteca Virtual del Banco de la República

Materias:

Forma/género: unidad documental

Idioma: español