Logo Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
:: Portal de Navidad > Presentación

Presentación


Quienes habitamos este rincón del mundo hispánico asociamos la Navidad con tópicos inevitables: la nieve, los banquetes familiares, los árboles cargados de adornos, las diminutas figuras que representan inmóviles el nacimiento de Jesús en Belén... Pero esa fiesta tiene múltiples escenografías y, por tanto, se reproduce con acentos diversos.

Es cierto que las costumbres, al igual que el fuego de las hogueras, se comparten. La mayoría han sido transmitidas entre culturas como si existiera una imperiosa necesidad de ampliar el catálogo de posibilidades para el festejo. La figura de Santa Claus, que originalmente fue solo uso de un país, surca ya con el mismo derecho internacional los espacios aéreos de España y Latinoamérica, y en esos vuelos ha ganado nombres: el Viejito Pascuero le llaman en Chile. El apetitoso pavo de Nochebuena tuvo su origen en México en el XVI, aunque, desde Hernán Cortés, es raro el hogar español en el que no se saborea en la noche del 24. La estrella de Navidad nació en Filipinas: allí se hacen antorchas con forma de luceros de cinco puntas que iluminan la entrada de las casas; en otros lugares, sin embargo, coronan los abetos que casi forman parte de la familia durante la celebración.

Como los cuentos, las tradiciones se amoldan a las circunstancias, toman la forma del recipiente donde las introducimos. Si en Times Square, Nueva York, la multitud aplaude el descenso de una gran bola de cristal, espectacular recibimiento del año nuevo, alguien en México pasea cargado con su maleta tentando a la fortuna para que los meses próximos le salgan viajeros; en Colombia, en ese preciso instante, un estruendo de portazos aleja los malos espíritus de cada hogar.

Para unos son días de descanso, para otros de viaje, otros esperarán la reunión familiar y otros muchos haremos buenos propósitos personales y profesionales para los siguientes doce meses. Esta fiesta, el más señero de los espacios de ocio que el año nos ofrece, es un viejo invento de nuestros antepasados para permitirnos reflexionar sobre lo que dejamos atrás y lo que viene; uno de los más viejos ritos de la humanidad nos da por unos días la posibilidad de compartir anhelos, de soñar, de cerrar el balcón de lo inmediatamente pasado y de abrir una ventana a planes y proyectos que evaluamos con el generoso optimismo propio de estas fechas.

La Navidad tiene tantos rostros como un álbum de cromos de la niñez. Sabe a uva, huele a leña, suena a mar: diversos ángulos y esquinas y rincones teñidos, no obstante, por una misma pátina, la de la paz. A la creación de ese clima quiere contribuir esta Biblioteca Virtual proponiéndoles versos, historias, recetas que proponen el afecto, la armonía; palabras que se encuentran en el espacio exacto donde la nieve o el sudor no importan: simplemente importa la amistad. Son nuestros aliados en el empeño Gloria Fuertes, Lope de Vega, Rubén... Nuestro deseo es el de ellos: que esa paz les sea propicia: en estos días, siempre.


 
 Logo del Taller DigitalMantenida por el Taller Digital        Política de cookies               Marco legal       Accesibilidad 
    [Ficha]Ver ficha   [Correo]Enviar correo. (Atajo: tecla 9) 
© Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes