Saltar al contenido principal

Clásicos en la Biblioteca Nacional

Presentación

La Biblioteca Nacional, custodia del inmenso legado de la cultura española, no ha cesado nunca de preocuparse por incrementar sus fondos, bien a través de todas aquellas obras impresas que ingresan en virtud de la ley de Depósito Legal o mediante los procedimientos de compra, canje o donativo. Gracias a estas vías, en la Biblioteca Nacional no sólo es posible consultar cualquier obra de un autor español, también obras sobre España impresas en otros países y traducciones a otras lenguas, con una representación importante de temas hispanoamericanos. Conservar y catalogar este tesoro en continuo crecimiento es una de las grandes tareas que tenemos encomendadas, como lo es también la de ponerlo a disposición de lectores e investigadores.

En la última década, el desarrollo de Internet ha multiplicado tanto las posibilidades de comunicación que todas las Bibliotecas Nacionales han aprovechado esta herramienta para dar a conocer sus fondos sin necesidad de que los interesados, desde cualquier rincón del mundo, tengan que desplazarse. Gracias a la nueva red global comienza a perfilarse una gran «biblioteca universal» de la que todo conocimiento humano, sea cual sea su lengua u origen, llegará a formar parte. No sin esfuerzo, porque responder a este desafío exige ir digitalizando conforme a estándares compartidos todo el saber almacenado en nuestros depósitos. A ello dedica hoy buena parte de sus esfuerzos nuestra Biblioteca Nacional, así como a mantener una página web permanentemente actualizada al servicio de la investigación nacional e internacional y especialmente de Iberoamérica.

De tal tarea forma parte esta colección de Clásicos españoles que en un portal conjunto de la Biblioteca Nacional y la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes recoge valiosísimas ediciones digitalizadas para su difusión a través de la red. Se trata de ediciones singulares de obras de los más importantes autores españoles, muchas de ellas bellamente ilustradas, o magníficamente impresas, verdaderas joyas bibliográficas que a partir de ahora podrán ser conocidas y disfrutadas por todo el mundo.

Acogidos a la hospitalidad de la magnífica Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, la Biblioteca Nacional ofrece con gran satisfacción esta pequeña muestra de la valiosa colección que albergan sus fondos. Quien se decida a navegar por ella encontrará seguro nuevos mundos, mentalidades y paisajes, útiles para la investigación pero también para el disfrute de todos los amantes de los libros. Un paso más de los que la Biblioteca Nacional va dando para difundir el patrimonio cultural de España y ponerlo, gracias a las nuevas tecnologías, a disposición de todos.