Saltar al contenido principal

Gonzalo de Berceo

Gonzalo de Berceo (¿1195?-¿1253-1260?)

Gonzalo de Berceo es el primer poeta en lengua castellana con nombre conocido, no sólo gracias a algunos documentos notariales, sino también a sus propios textos, de donde extraemos algunos pocos datos para reconstruir su biografía. Así, en el colofón de la Vida de San Millán de la Cogolla leemos:

489 Gonzalvo fue so nomne qui fizo est' tractado,
en Sant Millán de Suso fue de niñez crïado;
natural de Verceo ond' Sant Millán fue nado,
Dios guarde la su alma del poder del pecado. Amén.

Dutton, Brian (ed.), «VSM», en Gonzalo de Berceo, Obra completa, 1992.

Próximo también el final de la Vida de Santo Domingo recuerda que:

757 Yo Gonçalo por nombre, clamado de Berceo,
De Sant Millán criado, en la su merced seo,
De fazer est travajo ovi muy gran deseo,
Riendo gracias a Dios quando fecho lo veo.

Ruffinatto, A. (ed.), «VSD», en Gonzalo de Berceo, Obra completa, 1992.

Nacería en el pueblo del que toma su nombre, Berceo (La Rioja), hacia finales del siglo XII (¿1195?), porque en una escritura de 1221 firma como «diácono» y para serlo hacía falta haber cumplido 26 años (Partidas, I, XXVII). Al diácono le competía la enseñanza de la doctrina y la explicación de la liturgia, lo que nos ilumina acerca de la elección de algunos de sus temas, como El Sacrificio de la Misa o los Signos que aparecerán en el Juicio Final.

Su vinculación al centro monástico de San Millán pudo ser doble: aquí se educaría primero y luego regresaría para adscribirse en su calidad de clérigo secular. La palabra «criado», utilizada en VSD, 757b, equivaldría a «educado», como leemos en Mil. 354c:

354 Tenié en essa villa, ca era menester,
un clérigo escuela de cantar e leer;
tenié muchos crïados a letras aprender,
fijos de bonos omnes que querién más valer.

García Turza, Claudio (ed.), «Mil.», en Gonzalo de Berceo, Obra completa, 1992.

La única referencia concreta que él mismo hace a sus estudios nos remite a los recibidos en el propio monasterio, aunque, según la hipótesis de B. Dutton (1964: 1973), pudo haber frecuentado el Estudio General de Palencia. A favor de esta tesis tenemos no sólo el trasfondo «notarial» de algunas de sus obras, sino también el cultural, puesto que Berceo muestra una sólida formación retórica y musical, mientras que la riquísima biblioteca de San Millán de la Cogolla «se empobrece por momentos» en el siglo XI (Díaz y Díaz 1991: 165), tendencia que se mantendrá durante el siglo XIII. Para explicarnos el origen de esos conocimientos es necesario imaginárnoslo como un «clérigo», en el doble sentido que la palabra tenía en aquel tiempo, en contacto con la nueva cultura floreciente y no como un monje encerrado en su convento, aunque sus escritos estén muy relacionados con el entorno. Sus cuatro relatos hagiográficos se dedican a santos estrechamente vinculados a la región, San Millán, Santo Domingo, Santa Oria -que había vivido en San Millán-, y San Lorenzo, ligado a tradiciones locales, y sus obras marianas (Loores, Milagros y Duelo) pudieron inspirarse en el culto a Nuestra Señora de Marzo en el monasterio de San Millán de Yuso, sin olvidar la creciente devoción a la Virgen a partir de la segunda mitad del XII. Su nombre aparece en varias ocasiones en la documentación conservada en el monasterio de San Millán: figura como sacerdote en 1237, en 1242 aparece como testigo junto a su hermano Juan, también clérigo, y en una escritura de 1264 se le nombra en pasado maestro de confessión y cabeçalero («albacea»), lo que hace pensar que ya habría fallecido.

Por último, el colofón del manuscrito P del Libro de Alexandre añade nuevos elementos de confusión:

2675 Si queredes saber quien fiz' este ditado,
Gonçalo de Berçeo es por nonbre llamado,
natural de Madrid, en Sant Millán crïado
del abat Johan Sánchez notario por nombrado.

Cañas, Jesús (ed.), Libro de Alexandre, Madrid, Cátedra, 1988.

La información biográfica contenida en esta estrofa puede responder a la realidad histórica (Dutton, 1960), aunque no hay documentación alguna que confirme su condición de notario del abad Juan Sánchez (1209-1253). En cuanto a la supuesta autoría del Libro de Alexandre, debe ser descartada, por tratarse de una obra más temprana, escrita con técnicas, estilo y propósito diferentes. Es más probable que un monje de San Millán copiara este manuscrito en el siglo XV y le atribuyera la obra al poeta más famoso de la comunidad monástica.

Con estos datos se podría presentar a Berceo como un hombre educado en Palencia o en su propia diócesis, que trabajaría al servicio del Monasterio de San Millán llevando sus complicadas finanzas, organizando la documentación o ayudando en los numerosos pleitos, y cuyos escritos acercaban la cultura religiosa latina al pueblo como había recomendado el IV Concilio de Letrán.

Ignoramos cuándo pudo fallecer, pero es muy posible que superara la segunda mitad del siglo XIII, ya que en la estrofa 869ab del milagro de «La iglesia robada», alude en pasado a Fernando III (1201-1252). Por esos años aún tendría ánimo suficiente para contarnos la vida de Santa Oria, «monja empareda» cuya tumba se conserva en el monasterio de San Millán:

Quiero en mi vegez, maguer so ya cansado,
de esta sancta virgen romançar su dictado;
que Dios por el su ruego sea de mí pagado
e non quiera vengança tomar del mi pecado.

Uría, Isabel (ed.), «PSO», en Gonzalo de Berceo, Obra completa, 1992.

Bibliografía citada

  • DÍAZ Y DÍAZ, Manuel, Libros y librerías en La Rioja altomedieval, Logroño, IER, 1991.
  • —, «Documentos del archivo del monasterio de San Millán en que figura como testigo don Gonzalo de Berceo», en PEÑA, Joaquín (ed.), apéndice de Páginas Emilianenses, San Millán de la Cogolla, Monasterio de Yuso, 1980.
  • DUTTON, Brian, «The Profession of Gonzalo de Berceo and the Paris Manuscript of the Libro de Alexandre», Bulletin of Hispanic Studies, 37 (1960), pp. 137-145; traducido en Berceo, 80 (1968), pp. 285-294.
  • —, «Gonzalo de Berceo: unos datos biográficos», en PIERCE, Frank y JONES, Cyril A. (eds.), Actas del I Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, (Oxford, 6-11 septiembre 1962), Oxford, The Dolphin Book, 1964, pp. 249-254. .
  • —, «French influences in the Spanish Mester de Clerecía», en DUTTON, Brian et al. (ed.), Medieval Studies in honor of Robert White Linker, Valencia, Castalia, 1973, pp. 73-93.
  • GONZALO DE BERCEO, Obras completas, coordinación de Isabel Uría, Madrid-Logroño, Espasa-Calpe, Gobierno de La Rioja, 1992.

María Jesús Lacarra Ducay