Saltar al contenido principal

Lucas Fernández

Nota introductoria

Por Sara Sánchez Hernández1 y Javier San José Lera

El corpus iconográfico aquí reunido pretende ser una puesta en diálogo de dos realidades diferenciadas: los textos teatrales de Lucas Fernández y diversas manifestaciones artísticas más o menos coetáneas al dramaturgo salmantino, de manera que el espectador que se asoma a este portal pueda tener ante sus ojos, por un lado, referencias a los espacios biográficos del autor, y por otro, una serie de representaciones iconográficas que permitan disponer de materiales y referencias para ilustrar una hipotética puesta en escena de los textos teatrales contenidos en las Farsas y églogas.

Tras los distintos apartados, el curioso que se acerque al repertorio que se ofrece a continuación encontrará una selección de manifestaciones artísticas que abarca monumentos, pintura, grabados y dibujos e incluso imágenes de índole bien distinta como son las fotografías procedentes del Museo Etnográfico de Castilla y León, de Zamora, que ilustran la vida pastoril real con objetos y realidades mencionados en los textos teatrales de nuestro autor. Con todo ello nos proponemos contextualizar la vida y obra del salmantino Lucas Fernández y ubicarlo en un espacio cultural, literario, teatral e histórico concreto.

El conjunto de manifestaciones artísticas seleccionadas se corresponde con el periodo cronológico comprendido, grosso modo, desde finales del siglo XV hasta mediados del siglo XVI. La procedencia geográfica de las imágenes aquí incluidas rebasa las fronteras nacionales, con una buena representación las obras de arte de origen europeo de nacionalidades varias.

El presente catálogo iconográfico se organiza en torno a dos grandes ejes: I) Los espacios biográficos, y II) Los referentes teatrales. El primero de ellos pretende contextualizar al autor, Lucas Fernández, mediante una serie de ilustraciones de lugares geográficos relacionados íntimamente con su biografía: sus orígenes familiares (Cantalapiedra), sus beneficios eclesiásticos (Alaraz o Santo Tomás Cantuariense en Salamanca), su vida profesional: como cantor de la Catedral Vieja de Salamanca, como posible organizador de festejos para los duques en el palacio de Alba de Tormes o al servicio de la Universidad de Salamanca.

Por otra parte, el apartado que llamamos Los referentes teatrales pretende mostrar el carácter prototípico de numerosos personajes y escenas que aparecen en las piezas del impreso salmantino de Lucas Fernández. Escenas de pastores bíblicos, pero también de rústicos profanos, son captadas bajo el ojo y el pincel de diversos artistas del Medievo y del Renacimiento europeo, de manera que se pueden apreciar una serie de motivos comunes a obras artísticas lejanas geográficamente. Los momentos de la Pasión de Cristo también se hallan retratados en esta colección de imágenes. Lo mismo podrá observarse, por otra parte, en relación con las situaciones farsescas tan frecuentes en el teatro de Lucas Fernández, que se entroncan con las más ancestrales raíces de la risa, y del que se presentan ejemplos en el catálogo.

Este segundo gran bloque de imágenes se ha subdividido en tres apartados: 1) Obras profanas, 2) Obras sacras y 3) El pastor real.

Para el primero de ellos, se recogen aquellas imágenes que de alguna manera se pueden relacionar con las cuatro obras profanas que ocupan la primera parte del impreso teatral de Lucas Fernández: la Comedia de BrasGil y Beringuella, el Diálogo para cantar, la Farsa o cuasi comedia de una Doncella, un Pastor y un Caballero, y finalmente, la Farsa o cuasi comedia de dos pastores e un soldado e una pastora. Personajes, situaciones farsescas, danzas y música constituyen este apartado.

Las imágenes relativas a las Obras sacras, de Lucas Fernández, la Égloga o farsa del Nacimiento de Nuestro Redentor Jesucristo, el Auto o farsa del Nacimiento y el Auto de la Pasión constituyen una muestra de los contextos celebrativos en que se insertan: escenas navideñas como son la Anunciación y la Adoración de los pastores, o ilustraciones de escenas de la Pasión como la Oración en el Huerto de los Olivos, el Prendimiento, el Ecce Homo, el camino del Calvario, la Crucifixión, el Descendimiento o el Sagrado Monumento.

En el tercer y último apartado de este conjunto encontramos imágenes relativas al pastor real. Este espacio ofrece imágenes que remiten al ejercicio de la actividad de los pastores sobre todo en Castilla y León. Mediante su visualización, el curioso lector dispondrá del sustrato real sobre el que se transforma en literatura pastoril la vida real de los pastores, y en atrezo teatral, que pudo usarse en los tablados, los objetos y vestuario de la realidad rústica que el dramaturgo salmantino pudo conocer y que cita en sus textos dramáticos. Con este bloque se intenta establecer una continuidad desde el pastor ficticio emergente en los escenarios del primer Renacimiento castellano hasta el pastor real que ha perdurado hasta nuestros días. La selección de este tipo de material tiene como objetivo establecer una línea cronológica, delgada pero continua, que ponga en relación al pastor literaturizado y al histórico, en busca de motivos concomitantes entre ambos mundos.

1. Este trabajo ha sido cofinanciado por la Junta de Castilla y León y el Fondo Social Europeo.