Saltar al contenido principal

Mariano Baquero Goyanes

Biografía de Mariano Baquero

Mariano Baquero Goyanes en la apertura del curso 1969.Mariano Baquero Goyanes nace el 10 de junio de 1923 en Madrid, donde residirá hasta su posterior traslado a Gijón, ciudad en la que concluye sus estudios en el Instituto «Jovellanos». En dicha ciudad permanecerá durante su carrera, que realiza en la Facultad de Filosofía y Letras de Oviedo, a donde debía trasladarse a diario. Licenciado en Filología Románica en Oviedo en 1944, obtuvo los premios extraordinarios de Licenciatura y Fin de Carrera. Marchará a Madrid a realizar la tesis doctoral bajo la dirección de quien había sido su maestro en Oviedo, Rafael de Balbín Lucas. En dicha ciudad se alojará en la Residencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la ya famosa «Residencia de Estudiantes» de la calle de Pinar, de reconocidas resonancias literarias. Allí coincidirá con filólogos tan destacados como Fernando Lázaro o el hispanista R. O. Jones. Para su trabajo, que versó sobre «El cuento español en el siglo XIX», se nutrirá en las bibliotecas madrileñas y en la Biblioteca Menéndez Pelayo de Santander, cuyo rico fondo tanto contribuyó a la exhaustividad y seriedad de su estudio. Presentado al tribunal correspondiente, obtuvo la máxima calificación de la entonces Universidad Central, la única que podía expedir títulos de Doctor. Tal trabajo obtendría además, el Premio Extraordinario de Doctorado y posteriormente el Consejo Superior de Investigaciones Científicas le otorgó el codiciado Premio «Menéndez Pelayo» correspondiente a 1948.

Con tales antecedentes Mariano Baquero optó en las duras oposiciones de aquellos años, a una Cátedra de Universidad, realizando durante el otoño de 1949 y a lo largo de tres meses, brillantes ejercicios ante un tribunal presidido por Dámaso Alonso que no dudó en otorgarle la plaza de «Catedrático de Historia de la Lengua y la Literatura Española en sus relaciones con la Literatura Universal», de la Universidad de Murcia. Tomará posesión de dicha cátedra de nueva creación el 16 de diciembre de aquel año, convirtiéndose a sus 26 años, en el catedrático más joven de la Universidad española. En aquellos momentos eran catedráticos en Murcia Ángel Valbuena Prat, de Literatura Española, y de Crítica Literaria, Carlos Clavería, quien pronto marchará a América. Residiendo en principio en el Colegio Mayor -en el que coincidiría con el también recién catedrático Tierno Galván-, Baquero Goyanes no abandonará esta ciudad, en la que contraerá matrimonio y donde impartirá clases de manera ininterrumpida a multitud de estudiantes. Cabría destacar entre sus discípulos aquellos a quienes dirigió sus dos primeras tesis doctorales: Gonzalo Sobejano y Joaquín Gimeno Casalduero.

Mariano Baquero Goyanes en el homenaje a los 25 años de cátedra, 1975.En 1953, dentro de la Cátedra Saavedra Fajardo, crea la revista Monteagudo, hoy ya en su tercera época. Fue Director de la Escuela de Formación del Profesorado de Grado Medio y Director del Departamento de Literatura Española desde su creación. Desempeñó el cargo de Vicedecano de la Facultad durante algunos años -en el que sucede a Valbuena Prat- y, con posterioridad, el de Decano en funciones, pues se resistió siempre a ser nombrado definitivamente para tal puesto.

Desde 1969 perteneció a la Academia Alfonso X el Sabio, de la que llegó a ser Subdirector, y en 1980 fue nombrado Académico Correspondiente de la Real Academia Española.

Tras una grave enfermedad, que supuso la interrupción de varios proyectos, entre los que figuraba un nuevo libro sobre el cuento en el siglo XIX, murió el 13 de junio de 1984.

Ana L. Baquero Escudero