Saltar al contenido principal

Padre Coloma

Presentación

Luis Coloma forma parte por mérito propio de una generación literaria que con razón ha sido denominada por la crítica como digna sucesora de la novela cervantina. Galdós, Clarín, Pardo Bazán, Pereda, Alarcón, Fernán Caballero, Palacio Valdés, entre otros, forman parte de dicho elenco literario en el que no podía faltar la obra del P. Luis Coloma. Sus cuentos, relatos breves, cuadros de costumbres, novelas tuvieron en su época un éxito inusitado. Pequeñeces fue, tal como se puede constatar por su repercusión en los medios periodísticos de la época, círculos literarios y número de ediciones, un éxito editorial hasta la fecha desconocido, sólo comparable con El escándalo o Diario de un testigo de la Guerra de África, de Pedro A. de Alarcón. Sus novelas históricas alcanzaron, de igual forma, un éxito poco común, como en el caso de Jeromín, la más popular de todas, editada con profusión y llevada al cine en fecha temprana. Otro tanto sucede con sus cuentos y relatos breves. En este sentido el P. Coloma se inscribe en la ilustre tradición cuentística del siglo XIX. Sus relatos se caracterizan por una mezcla de religiosidad y un profundo conocimiento de la vida y costumbres, así como por un tono moralizador que no se detiene ante la descripción cruda o descarnada de las lacras sociales.

Su obra literaria -tanto la referida al cuento, cuadro de costumbres y retratos psicológico-sociales, como las novelas extensas, ya históricas o de tesis, en las que el P. Coloma se adhiere al credo estético realista-naturalista-, constituye un legado literario del que no se puede prescindir. Por ello es por la que la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes ha considerado pertinente incluir su corpus literario entre los grandes maestros del relato decimonónico.

Enrique Rubio Cremades