Saltar al contenido principal

Ramón de Mesonero Romanos

Presentación del portal Ramón de Mesonero Romanos

Las tendencias, escuelas y nuevos credos políticos e ideológicos se entrecruzan y amalgaman con singular personalidad en la primera mitad del siglo XIX. La sociedad española está inmersa en una constante mutación. El tiempo corre con celeridad. La configuración de determinados contextos geográficos experimenta los primeros cambios. Los tipos, las escenas de un Madrid no muy distinto al de épocas anteriores reciben nuevos impulsos gracias a las reformas ideadas y puestas en práctica por un selecto grupo de personas preocupadas, absortas y conscientes del periodo histórico que les correspondió vivir. Escritores, en definitiva, que escudriñarán la realidad española sirviéndose de un género -el cuadro de costumbres- y de un medio -el periódico- para difundir aquellos cambios que esa misma sociedad española experimentaba en sus propias estructuras sociales. De este selecto grupo de escritores destaca por sus especiales dotes de observación Mesonero Romanos, autor que desde sus inicios literarios mostrará un gran interés por todo aquello que concierne a la sociedad. Los sucesivos trabajos publicados por Mesonero Romanos aparecen ante el lector como un cuadro vivo en el que se escudriña y se registra hasta lo más insignificante.

La totalidad de la obra de Mesonero Romanos se muestra como un núcleo compacto, homogéneo y referido siempre al Madrid de la primera mitad del siglo XIX. Su visión y su insistente preocupación por dicho contexto social son aspectos que configuran y moldean su propia personalidad. Imposible sería desgajar la trayectoria histórica y literaria de El Curioso Parlante de aquel Madrid abrumado por los acontecimientos históricos. Su obra, tanto histórica como literaria, se proyecta siempre desde un mismo ángulo: Madrid. Múltiples podrán ser los caminos elegidos, varias las perspectivas y, sin embargo, siempre el lector tendrá la sensación de encontrarse ante un determinado y específico núcleo social y urbano. Su temprana obra Manual de Madrid, así como Memorias de un setentón, indican con claridad la trayectoria y peculiar inclinación de Mesonero por todo lo relativo a la villa y corte de Madrid. Sus trabajos periodísticos ofrecerán, igualmente, fragmentos de la vida misma. Sus artículos de costumbres aparecerán como un mosaico en el que tendrán cabida todos los tipos y escenas del momento vivido. La obra histórica, unida a la obra literaria, será el mejor testimonio para comprender y entender el talante de un escritor que escudriña con precisión admirable todo lo concerniente al Madrid de su época. Tanto su Manual de Madrid como sus Escenas Matritenses formarán el anverso y reverso de una moneda, caras que irán unidas indisolublemente y que darán como resultado su visión del contexto social analizado. No falta en este Portal la inclusión de su labor poética, su faceta dramática y sus trabajos como colector de piezas teatrales. Corpus literario, este último, poco conocido pero no por ello menos interesante para un mayor conocimiento del perfil humano y literario del escritor.

Enrique Rubio Cremades
Universidad de Alicante