Saltar al contenido principal

Red de ciudades cervantinas

Vinculación cervantina

Argel fue, en el siglo XVI, una de las ciudades más cosmopolitas del Mediterráneo. Su población estaba compuesta por hombres libres y cautivos de todas las naciones conocidas, y entre todos ellos Cervantes. Miguel de Cervantes paseó por las calles de la antigua Casba, se refugió en la que hoy conocemos como la Gruta de Cervantes, en el popular barrio de Belouizdad, cruzó las puertas de la ciudad y convivió con gentes de distintas procedencias, credos y condición. Cinco años de cautiverio sirvieron a don Miguel como escuela de vida y como fuente de inspiración literaria. A buen seguro el cautiverio forjó en su espíritu la idea de libertad que tanto y tan acertadamente plasmó en su obra.

Lugares cervantinos

Gruta de Cervantes

Se encuentra en el barrio argelino de Belouizdad. Desde el siglo XVII se había perdido su rastro, pero será a finales del siglo XIX cuando José Maimó, comandante de la Escuadra de Instrucción a su paso por Argel en 1886 promovió un estudio para situar el lugar donde se produjo el tercer intento de fuga de Cervantes. En 1887 se colocó la placa que daba cuenta del hallazgo y la Gruta fue inaugurada oficialmente el 24 de junio de 1894, colocándose un busto de Cervantes, y en 1925 será el momento en que se erige el característico monumento conmemorativo en su entrada. Desde hace unos años, se ha convertido en un lugar de encuentro, donde se realizan diversas actividades culturales y literarias.

La Casba

La Casba, es decir, la ciudadela y el barrio que la rodea, conserva aún recuerdos y vestigios de la Argel que pudo vivir y conocer Cervantes. Debajo de algunos de los edificios que se han ido construyendo a lo largo de los últimos siglos, se conoce el lugar donde estuvieron los diferentes «baños» de la ciudad, es decir, las particulares cárceles donde vivían los cautivos que esperaban su rescate para ser liberados.

Actividades cervantinas

Ruta Cervantes

Visita guiada por la ciudad siguiendo las huellas de Cervantes, organizada por el Instituto Cervantes. La ruta se inicia en el puerto al que llegaron los hermanos Cervantes, visita las calles de la Casba, las antiguas puertas de la ciudad y termina en la Gruta escenario de uno de sus intentos de fuga.

Lectura continuada del Quijote

Con la participación, al igual que otros años, de embajadores de distintos países que nos regalan las palabras de Cervantes en varios idiomas (en el año 2016 se leyó en unas 15 lenguas: árabe, francés, español, catalán, inglés, griego, ruso, sueco, alemán, húngaro, finlandés, portugués, italiano, rumano…).

Contacto

Samira Boumaza

Instituto Cervantes de Argel

Correo electrónico samira.boumaza@cervantes.es