Saltar al contenido principal

Rodolfo Usigli

Presentación

Rodolfo Usigli cierra su ensayo México en el teatro (1932) con estas palabras de tono profético: «Finalmente, el momento teatral de México no tardará mucho. Pertenece a la próxima generación sin duda. No es posible poner mayor trabajo ni mayor dolor en la herencia que para ella se está preparando, y su expresión, caudalosa y rica, habrá de ser la expresión de este trabajo y de este dolor». Con la creación de El gesticulador en 1938, Usigli fundó el teatro que hoy calificamos de «mexicano» porque integró las tres corrientes que pervivían simultaneas y paralelas antes de esa fecha: la corriente tradicional de raigambre española dirigida mayormente a la clase media; la corriente nacionalista mexicanista, con espectáculo popular; y la corriente vanguardista de raigambre europea cuyo público era la clase alta. A partir de esa fecha este país pudo decir que tenía «teatro mexicano», con actores, directores, escenógrafos y dramaturgos mexicanos que creaban un teatro hegemónico. Bien pudo decir Usigli, parafraseando la expresión cesárea, Veni, vidi, vici: Llegué, escribí, fundé. Antes de él, había teatro en México; después de él, sólo hubo teatro mexicano.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes da espacio al Umbral de Rodolfo Usigli por haber sido el dramaturgo mexicano fundador; se integra una antología de su obra poética, ensayística, narrativa y dramática; además, de una memorabilia fotográfica y de portadas de libros. También se integran obras teatrales de los contemporáneos de Usigli: Chabela Villaseñor, Concha Michel, Francisco Navarro Carranza, José Gorostiza, Juan Bustillo Oro y María Luisa Ocampo. Se ofrece una selección de artículos críticos de los usiglistas más destacados. Así como colaboraciones de tres de los hijos del Maestro.

Guillermo Schmidhuber de la Mora
(Universidad de Guadalajara, México)