Saltar al contenido principal

Teatro Corsario

Presentación

Teatro Corsario está a punto de cumplir treinta años en el gran teatro del mundo. Durante esta dilatada trayectoria ha llevado a las tablas textos de diferentes registros, épocas y geografías: desde los Tennessee Williams, Lewis Carrol, Artaud y Jardiel, de sus comienzos, hasta los recientes espectáculos  titulados Celama y La barraca de Colón, pasando por Sófocles o Shakespeare, y sin olvidar sus espectáculos de títeres. Sin embargo, es clara su querencia hacia la dramaturgia española del Siglo de Oro: Lope de Rueda, Lope de Vega, Tirso de Molina y muy especialmente Calderón.

Al teatro clásico le deben sus principales señas de identidad, y el teatro clásico debe a Corsario uno de los intentos más serios que se han desarrollado en nuestros días para lograr que ese espléndido legado se reactive y sea capaz de comunicarse con el público actual. Por otra parte, su antigüedad y continuidad en esta tarea muy pocos grupos se la pueden disputar.

Treinta años es un plazo al alcance de muy pocas formaciones artísticas, y más cuando dependen en lo fundamental del esfuerzo particular. Su fortaleza contra el tiempo y otros adversarios ha estribado, indudablemente, en su coherencia como grupo y en el alto nivel alcanzado en cada una de las facetas que debe englobar el teatro de mayores exigencias: texto, interpretación, dramaturgia, gestión y liderazgo humano y artístico. Esto último ha recaído durante todo este tiempo de forma especial en Fernando Urdiales, el fundador y director de la compañía. Su muerte en diciembre de 2010 marca indudablemente el final de una etapa de la que este portal pretende dar cuenta, como homenaje al grupo y a su capitán.

El teatro es un arte grande, tanto que incluso pretende englobar a todos (y más cuando orbita en el Barroco), pero es por sustancia un arte efímero. Este rasgo distintivo es fuente de su atractivo y valor, a la vez que inconveniente grave para perpetuar su memoria. Nada mejor que la Red para paliar esta desventaja, con su capacidad de manejar documentos de diferentes formatos. Fundamentales son los que acogen sonidos e imágenes, porque, a diferencia de otras manifestaciones que comparten con el teatro clásico la utilización de la palabra literaria, este exige ver y oír a los actores hablar y moverse sobre un espacio. Gracias a esta plataforma, textos, imágenes o audiovisuales pueden ponerse a disposición de cualquier interesado en no importa qué lugar del mundo.

Esta página ha sido pensada para incorporarse a la sección de «Escena actual» dentro del portal que la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes dedica al Teatro clásico español (TCE). En ella compartirá protagonismo con otras dedicadas a las compañías más significativas de la atención a los clásicos en la actualidad.

En las distintas secciones se ofrecerá información de primera mano de la historia del Teatro Corsario, sus montajes, sus miembros. Consideramos importantes las reproducciones de carteles, programas y bocetos. Y, por supuesto, de las grabaciones que permitan hacerse idea de los espectáculos.

También tendrán acogida las referencias críticas a los trabajos de la Compañía, desde las de prensa diaria o semanal a las más académicas de revistas y libros especializados. En este apartado merece destacarse la inclusión del facsímil del libro Teatro Corsario. Veinticinco años (Valladolid, Junta de Castilla y León, 2007), publicado con motivo del 25 aniversario del grupo teatral más destacado de Castilla y León, y en el que se ofrecen noticias y reflexiones sobre su trayectoria, imágenes y, en el DVD que anexa, vídeos de entrevistas y montajes.

Un apartado especial merece el legado de Fernando Urdiales, fundador y director de la Compañía, y también una de sus principales fuentes de memoria. De su archivo personal, depositado en la Biblioteca Municipal de Olmedo, se ha seleccionado para su digitalización la documentación que se ha considerado más relevante.

Germán Vega García-Luengos

Universidad de Valladolid