Saltar al contenido principal

Tirso de Molina

Presentación

Al incluir la Biblioteca Miguel de Cervantes a Tirso de Molina entre los autores clásicos que cuentan ya con una página monográfica está, por así decirlo, completando la tríada por antonomasia de los dramaturgos barrocos: Lope de Vega, Tirso de Molina y Calderón de la Barca.

Conforme a la estructura ya fijada por la propia Biblioteca, el lector tiene a su disposición una breve biografía de Tirso y una cronología en la que se recogen tanto acontecimientos históricos y culturales como de la vida del mercedario.

Parte importante y fundamental de esta página es el hecho de que se le presente al usuario un corpus textual, formado en este momento por una treintena de obras tirsianas, y que se irá ampliando con la incorporación de nuevas piezas. Se trata de obras que se ofrecen en ediciones muy cuidadas, limpias -en la medida de lo posible- de errores, y editadas con el mayor rigor y cuidado. Lo que se busca es que cualquier persona interesada en Tirso tenga a su alcance los textos del mercedario y que pueda leerlos siendo consciente de que lo que lee es -al menos en un porcentaje elevado- lo que salió de la pluma de Tirso.

No menor interés tiene el hecho de que también se incluya una amplia bibliografía actualizada tanto de las obras de nuestro escritor como de los estudios sobre las mismas.

También debe destacarse la incorporación de un buen número de estudios sobre Tirso escritos por los más acreditados especialistas en su obra. De esta manera, la persona que consulte la página tiene acceso a un verdadero «estado de la cuestión» tirsiano de innegable utilidad. Se completa el portal con una serie de imágenes y con un listado de enlaces.

En fin, todo lo que aquí se va a poder manejar, consultar y usar no hubiera sido posible sin el concurso de, por un lado, las personas que trabajan en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Todas ellas, y así lo reconozco y agradezco, me han prestado su ayuda para que la dirección y elaboración de esta página salgan adelante. Importantísimo, a su vez, ha sido el apoyo prestado por el Instituto de Estudios Tirsianos. Casi todas las obras de Tirso y todos los estudios que aquí aparecen lo hacen gracias a la generosidad de Ignacio Arellano, codirector del IET junto con el mercedario Luis Vázquez, y a Blanca Oteiza, eficacísima secretaria del Instituto. Ambos, excelentes tirsistas y buenos amigos, comprendieron desde el primer momento la necesidad de una página de estas características. Vaya para ellos toda mi gratitud.

Francisco Florit Durán
Universidad de Murcia