Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.

Volumen 15 - carta nº 128

De SALVADOR GENÍS
AYUNTAMIENTO DE CALELLA
SECRETARÍA
A   MARCELINO MENÉNDEZ PELAYO

(Barcelona), 23 enero 1899

Muy Sr. mio de todo mi respeto: Tengo el gusto de acusar á V. recibo de su atenta carta de 3 del corriente en que se sirvió contestar bondadosamente á mi consulta acerca de la asonancia de la voz muy.

Relacionado con ese asunto, complázcome en acompañar á V. un articulito que publiqué hace poco para ver si se logra fijar la atención de los escritores castellanos acerca de la conveniencia de respetar la prosodia y la ortografia de los términos catalanes al pronunciarlos y escribirlos.

La cita que allí hago de la carta del difunto ex-Secretario de esa Real Academia Sr. Tamayo y Baus, es cierta; y hablo de su carta solo para prestar alguna autoridad, con tan respetable nombre, á mi humildísimo sentir, en asunto que estimo digno de la atención del docto Cuerpo académico.

Verá V. que, respecto de la asonancia de muy admito parecer opuesto al de V. para probar mi tesis. Ruégolo no lo achaque, en manera alguna, á desconsideración ni á duda de su probada competencia; pero, sobre que ilustres señores Académicos, entre ellos el Sr. Benot, disienten de la respetable opinión de V., no puede negarse que el texto de las páginas 335 y 336 de la Gramática de la Real Academia induce á cualquiera á creer que si muy terminase verso y adquiriese, por lo tanto, intensidad prosódica, fuera en esa palabra la i la vocal tónica, y no la u.

Pidiendo á V. mil perdones por la molestia que le causo con mis pobres escritos y agradeciendo su bondad en contestar el primero citado, me complazco en saludar á V. cariñosamente y en ofrecerme su más atento y obligado servidor q.l.b.l.m.

Salv. r Genís