Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.
 

1

Ediciones:

La guerra empieza en Cuba. Madrid: Alfil (colección Teatro, 142), 1956.

La guerra empieza en Cuba. Teatro español 1955-56. Ed. Federico Carlos Sainz de Robles. Madrid: Aguilar, 1957. 9-72.

Traducida al inglés.

Emitida en TVE: Estudio 1 (7 dic. 1978).

Versión cinematográfica: La guerra empieza en Cuba, 1957. Director: Manuel Mur Oti. Adaptación de Vicente Coello y Manuel Mur Oti, sobre la comedia de Ruiz Iriarte. Título alternativo: Amores encontrados. Jesús Tordesillas obtuvo el Premio al Mejor Actor Secundario del Círculo de Escritores Cinematográficos españoles (1958).

 

2

En su «Viaje alrededor de un escenario», Ruiz Iriarte ironizaba así sobre los dramas postrománticos, como el que ensayan los personajes de La guerra empieza en Cuba: «Yo, personalmente, me acuso de nefandas faltas de respeto para mis próximos antepasados en el arte de la literatura escénica. Una de mis diversiones favoritas era reunir a mis amigos para leerles en voz alta El nudo gordiano, de Eugenio Sellés. La perversa intención que yo ponía en mi lectura conseguía arrancar de mis oyentes verdaderos torrentes de carcajadas. Algo incalificable. Porque El nudo gordiano, ya se sabe, es un drama muy sentido...» (Teatro 2 [diciembre 1952]: 42-47; cita en 45a); y «Los autores en ciernes de mi generación, como los de todos los tiempos, escribíamos, con preferencia, dramas. Entre otras razones, porque es más fácil... Claro que escribir un gran drama es tan difícil como escribir una gran comedia. Pero escribir un drama discreto solamente, que es lo que más abunda en el género a lo largo de los siglos, ya es otro cantar. Yo he escrito dramas angustiosísimos, que a mí mismo me hacían llorar. He sufrido mucho. He creado alguna madre, tan desventurada como la que más, que durante tres actos -y a veces cuatro: mi crueldad no tenía límites- pasaba verdaderas amarguras para comunicarle al galán joven que era su única y legítima madre, ya que solo a ella le podía constar con certeza tal incidente. Cuando, como punto final del drama, yo escribía esta impresionante palabra: "¡Madre!", me estremecía de placer. Después, sencillamente, sin darme ninguna importancia ponía "Telón" con letra no desprovista de elegancia y me daba a los sueños más venturosos» (47a).

 

3

Campoamor: Ramón de Campoamor (Asturias, 1817-Madrid, 1901) gozó de gran popularidad en los últimos años del siglo XIX debido tanto a su actividad poética como a su faceta de político conservador. Aunque en su juventud tuvo una etapa próxima al romanticismo, su poesía más conocida es de un realismo y prosaísmo caseros y burgueses, radicalmente alejada del poema que leen Teresa y Rosita.

 

4

Núñez de Arce: Gaspar Núñez de Arce (Valladolid, 1834-Madrid, 1903) escribió un tipo de poesía de tono oratorio, al servicio de lo cívico y lo social, también muy alejada del intimismo de Bécquer.

 

5

Echegaray: José de Echegaray (Madrid, 1832-1916) fue el dramaturgo más popular de la Restauración. Obtuvo el Premio Nobel en 1904, compartido con el poeta provenzal Federico Mistral. Su estilo altisonante, melodramático y retórico no podía resultar más alejado del tono poético de Gustavo Adolfo Bécquer, de ahí la hilaridad que la equivocación del Marqués podía causar en un público medianamente culto; en lo que coincide con los dos autores citados anteriormente. Por otra parte, hay que señalar que los tres autores citados por el Marqués y Pepito gozaban de una gran popularidad a finales del siglo XIX, época en la que transcurre la acción de esta comedia.

 

6

Espronceda: también Teresa y Rosita se equivocan al citar el nombre del autor de los versos que han recitado, Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla, 1837-Madrid, 1870), y no José de Espronceda (Badajoz, 1808-Madrid, 1842), romántico como él, aunque de estilo poético muy diferente.

 

7

Iradier: Las habaneras fueron un tipo de canción surgida a finales del XIX, de ritmo lento y compás cuaternario; aunque hay diferentes teorías en torno a su origen, la más extendida afirma que surgieron en Cuba y fueron exportadas a España por indianos, marineros y emigrantes. El compositor Sebastián Iradier (1809-1865) contribuyó en gran medida a la difusión de las habaneras en España, sobre todo entre las clases más cultas.

 

8

Arsenio Martínez Campos (Segovia, 1831-Zarauz, 1900), militar y político español, fue nombrado gobernador de Cuba en 1895. Sus intentos pacificadores no obtuvieron resultado y dimitió del cargo por considerarse fracasado.

 

9

Fornos: el «Café Restaurant de Fornos» situado en la calle Alcalá, esquina Peligros, fue desde 1870 uno de los más elegantes e interesantes hasta su cierre alrededor de 1910. El nombre procede del apellido del propietario, antiguo ayuda de cámara del Marqués de Salamanca.

 

10

Balmes: el pensador católico Jaime Balmes (Vic, 1810-1848) fue el principal constructor de la filosofía neoescolástica, y su influencia fue considerable en el pensamiento conservador español. Sus obras más conocidas son El criterio y El protestantismo comparado con el catolicismo en sus relaciones con la civilización europea.