Saltar al contenido principal

La Constitución española de 1812

Presentación

La Constitución de Cádiz de 1812 ha adquirido un valor casi mítico, como perdurable símbolo de libertad. Un símbolo que se ha proyectado dentro de España y del mundo hispánico, porque con el texto gaditano surge la primera de las constituciones españolas derivadas de la soberanía nacional y orientadas a consolidar los derechos y limitar el poder estatal. Ninguna constitución española ha tenido el alcance, la repercusión y la difusión de la Constitución de 1812 más allá de nuestras fronteras: traducida en su época al inglés, francés, alemán, portugués e italiano, la obra de los liberales de Cádiz no dejó indiferente a una Europa que le dedicó especial atención, ya fuera para admirar la sabiduría de su articulado, ya para criticar algunas de sus progresistas disposiciones. A ella dedicaron algunas de sus más célebres páginas desde Bentham o Lord Byron en Inglaterra, a Guizot o Chateaubriand en Francia, o Von Mohl en Alemania. Y su articulado se imitó en algunas de las primeras experiencias constitucionales de Italia y Portugal, así como entre los decembristas rusos.

Pero la proyección de la Constitución de Cádiz no se limita al espacio, sino también al tiempo, pues, nacida de la ideología liberal de comienzos del XIX, gran parte de sus artículos y, sobre todo, de su impronta progresista se ha perpetuado en las sucesivas Constituciones españolas, incluida la actual.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes ha querido rendir tributo a la Constitución de Cádiz en un ambicioso proyecto en el que se difunden sus documentos más representativos. Se han tratado de recopilar las fuentes directas de la Constitución, tanto doctrinales como normativas, se recogen los debates constituyentes y los Decretos dictados por las Cortes de Cádiz en desarrollo del articulado constitucional y se incluyen traducciones de la Constitución, así como algunas de las reflexiones que el texto suscitó entre intelectuales de la época. El proyecto se complementa con la inclusión de estudios actuales sobre la obra gaditana, y con una completa y actualizada bibliografía temática. Pero, lejos de agotarse con este contenido, el portal de la Constitución del 1812 pretende ser abierto y continuar en lo sucesivo ampliando sus contenidos.

Creo, sinceramente, que ésta era una obra necesaria y en la que los estudiosos y especialistas podrán encontrar un ingente material para sus trabajos, merced a la facilidad de su consulta a través de Internet, y en el que los curiosos e interesados podrán llegar a conocer, un poco más, los orígenes del constitucionalismo español.

Aunque el portal fue inaugurado en el año 2004, no podíamos dejar pasar una ocasión tan propicia como el bicentenario de la Constitución de 1812 para remodelar esta página web, con un rediseño gráfico, nuevos contenidos e introducir una nueva sistematización. En este sentido, cabe destacar la inclusión de una cronología, una galería de imágenes y un amplio elenco de enlaces de interés.

En esta tarea quisiera destacar la dedicación de José Manuel Díez Fuentes y Fernando Reviriego Picón, sin los cuales esta web no sería posible. Porque, como la propia Constitución que aquí se conmemora, este portal es una obra colectiva que pretende representar el mismo espíritu de liberalidad con la que aquélla se gestó, hace ahora doscientos años.

Febrero de 2012
Ignacio Fernández Sarasola
Universidad de Oviedo