Saltar al contenido principal

Francisco Gálvez

Imagen de Francisco Gálvez

La poesía de Francisco Gálvez, tal como ha ido desplegándose, atiende a registros variados: si en Tránsito diseñaba un sujeto sublimado que se pronunciaba a través de la reflexión discursiva, en El hilo roto acoge voces múltiples -teselas del mosaico de la cotidianidad- que se escuchan implícitamente en las respuestas del contestador automático, en tanto que en El paseante alcanza una singular capacidad simbolizadora en la escrutación de espacios físicos e imaginarios.

«Este silencio de ahora
que amas y te ama,
que no se escapa y te sujeta,
que tomas y te elige,
es para oírte y oír al mundo.»

Francisco Gálvez