Saltar al contenido principal

Patrimonio cultural de la Fundación Albéniz

Presentación de la Fundación Albéniz

La Fundación Albéniz es la institución que encauza la labor de promoción cultural y educativa que Paloma O'Shea viene realizando desde 1972. Entre sus programas están el Concurso Internacional de Piano de Santander, la Escuela Superior de Música Reina Sofía, el Encuentro de Música y Academia de Santander, el sistema de enseñanza virtual Magister Musicae y el Centro de Archivo y Documentación Albéniz (CADA), que custodia fondos de gran interés cultural. El Centro tiene por objetivo la preservación a través medios tecnológicos del patrimonio histórico en papel, que es frágil por naturaleza.

Concretamente, el Archivo de la Fundación Albéniz surgió desde una perspectiva multidisciplinar. La mayoría de los archivos y fondos disponibles en él corresponden a donaciones hechas a la Fundación por figuras destacadas del mundo de la música o trabajos de investigación desarrollados en la propia Fundación. El material generado desde 1972 por cada una de las áreas de gestión de la Fundación Albéniz en el desarrollo de sus actividades ha dado lugar a un archivo multimedia compuesto por:

  • Archivo fotográfico (70.385 documentos catalogados, 70.385 imágenes digitalizadas)
  • Archivo de ediciones (4.520 documentos catalogados, 20.200 imágenes digitalizadas)
  • Archivo de grabaciones audiovisuales y sonoras (9.400 horas de grabación en formatos DAT, Betacam, VHS, CDs y DVDs)
  • Archivo general (documentos generados por las diferentes áreas de la Fundación Albéniz)

Gracias a la firma del correspondiente convenio de colaboración entre la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes y la Fundación Albéniz por parte de sus presidentes, Mario Vargas Llosa y Paloma O’Shea, respectivamente, ambas instituciones aúnan esfuerzos para dar acceso a los materiales y facilitar así su difusión. Desde el año 2005 se incrementa progresivamente el catálogo y, actualmente, están disponibles para su consulta miles de registros que forman parte de los distintos fondos, entre ellos el de Arthur Rubinstein, Federico Mompou, Vicente Cacho Viu, Isaac Albéniz o el propio archivo de la Fundación Albéniz en cuanto agente cultural significativo.