Saltar al contenido principal

Rosa Romojaro

Imagen de Rosa Romojaro

La poesía de Rosa Romojaro, de una dicción muy depurada, se singulariza por su carácter emblemático, en cuanto que el poema aparece como un artefacto cuya organización intelectual debe ser descodificada para que rinda la emoción y belleza que habitan ese jardín «cerrado para muchos». Lejos de la exuberancia, su tesitura barroca se pronuncia con gran concisión lingüística y una cuidada sobriedad en el despliegue de las emociones más intensas.

«Atardece en el folio.
Bandadas de vencejos se disputan las nubes.
Cuando el claror decline, la noche engullirá
el aleteo negro de sus giros.
La mujer quiere sólo mirar. Oír el mundo.»

Rosa Romojaro