Saltar al contenido principal

Tomás de Iriarte

Imagen con montaje fotográfico de retrato de Tomás de Iriarte con un manuscrito, su firma y un fragmento de la Pradera de San Isidro de Goya.

Tomás de Iriarte (1750-1791) fue un caballero ilustrado que vivó según los valores ideológicos y las nuevas formas sociales que caracterizaban a los de su clase: cultivó la esgrima, la música, el baile, los flirteos galantes... Sus actividades, públicas y privadas, estuvieron regidas por una estética del buen gusto que, sin caer en la desmesura y superficialidad de los petimetres, se adelantaba a los decadentes del fin de siglo decimonónico. Sus obras teatrales marcaron significativamente un cambio en la manera de concebir el teatro; sus fábulas tuvieron un éxito prolongado; sus traducciones del latín son modelo de sobriedad y finura; su vida, ejemplar indiscutible de un modo de instalarse en el mundo y en la sociedad de su tiempo. Con esta página pretendemos mostrar la riqueza de su obra y la vitalidad de una producción que, a pesar de los prejuicios acumulados en contra del neoclasicismo, trasciende su época para tocarnos todavía hoy, así como contribuir a la difusión de un personaje destacado de las letras españolas del siglo XVIII dando acceso a su biografía, cronología, imagen gráfica conservada y estudios críticos de interés.

«Es muy poco lo que gana
en viajar el que no lleva
la instrucción anticipada,
y enseña el ver muchos libros
más que el ver muchas posadas».

(Tomás de Iriarte, La señorita malcriada)