Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.
Indice


 

351

A pesar de la dependencia de Tolomeo, el título del capítulo IX indica una atención vuelta a la perspectiva con la que Nebrija compiló su Tabla de la diversidad de los días y horas y partes de hora en las ciudades, villas y lugares de España y otros de Europa que les responden por sus paralelos, Alcalá de Henares, hacia 1516, para la que empleó el Almanach perpetuum de Zacuto, cuyos datos, en cambio, le estaba vedado reproducir sin riesgo de confusión en un avviamento a la lectura de Tolomeo como era el Isagogicon (donde, por análogas razones, sólo excepcionalmente, en el cap. II, recurre a los «punicis nominibus» corrientes entre el «vulgus astrologorum»).

 

352

Cito pasajes del mismo texto de 1488 en que Nebrija anuncia estar trabajando en una «obra de vocablos» de ambiciones enciclopédicas, con un espíritu afín al de Giorgio Valla, Raffaele Maffei o el Poliziano del Panepistemon (cf. nota 328, y F. Rico, Nebrija frente a los bárbaros, Salamanca, 1978, pp. 50-51). El glosario del Isagogicon se relaciona con los primeros esbozos de dicha «obra», que en etapas posteriores nutrió gran parte de los escritos del Nebrisense y, a nuestro propósito, sin duda se entroncaba con dos piezas (si realmente eran dos) que quedaron inéditas entre sus papeles: un «vocabulario de cosmografía» (en el que Nebrija se afanaba en septiembre de 1504, probablemente porque la publicación del Introductorium le había avivado el interés por el tema) y «otro vocabulario de la cosmografía» (que podría ser el «Antonio de Nebrija sobre Tolomeo, manoescripto en latín» que poseyó el genial Juan de Herrera). Recordaré, al vuelo, que desde 1512 Nebrija imprimió un léxico geográfico junto a varias ediciones de sus diccionarios y que asimismo compiló un índice de «Vocabula barbara» (a menudo, topónimos americanos), con sucinta glosa, para las De orbe novo decades (Alcalá, 1516, fols. i5-i7) de su entrañable Pedro Mártir de Anglería.

 

353

Colección de documentos inéditos relativos al descubrimiento... de Ultramar, VII, Madrid, 1892, p. 185.

 

354

La cita en prosa es de Las Casas (I, xxix), pero los versos de Bartolomé los doy según las Historie del S. D. Fernando Colombo... della vita et de’ fatti dell’Ammiraglio D. Christoforo Colombo... tradotte... dal S. Alfonso Ulloa, Venecia, 1571, cap. XI.

 

355

Por más que las Historie del S. D. Fernando Colombo, poco antes de transcribirlo (IV), indiquen que «aun Tolomeo, en el principio de su Cosmografía, dice que ninguno puede ser buen cosmógrafo, si también no fuere pintor» (III).

 

356

«Les orientations majeures sont fournies par un système de roses des vents, prolongées par un réseau de rhumbs. Au XVIe siècle, le style “portulan” se prolonge et s’adapte: d’abord, ce type de carte sort du monde clos des Anciens et s’étend au monde entier; ensuite il prend plus de rigueur par l’adjonction des parallèles et des mèridiens, sous l’influence de Ptolémée. Un des traits passionants de la cartographie de la Renaissance est d’assister à la fusion progressive (mais difficile) entre le style “nautique” et le style savant» (N. Broc, La géographie de la Renaissance (1420-1620), París, 1980, p. 45).

 

357

C. Colón, Diario del descubrimiento, ed. M. Alvar, Cabildo Insular de Gran Canaria, 1976, II, p. 17.

 

358

João de Barros, Da Asia..., ed. Lisboa, 1778, p. 250.

 

359

Vid. las perspicaces observaciones de A. Cioranescu, en C. Colomb, Oeuvres, París, 1961.

 

360

Apud A. Ballesteros, C. Colón y el descubrimiento de América, Barcelona, 1945, I, p. 449.

Indice