Saltar al contenido principal

Archivo Carlos Esplá

Índice y descripción del fondo del catálogo del Archivo Carlos Esplá

Área de identificación

  • Código de referencia: ESP. APCE.
  • Fechas extremas de creación: 1916-1971.
  • Nivel de descripción: Fondo.
  • Volumen: 38 cajas y tres carpetas de gran formato.

Área de contexto

  • Historia biográfica
  • Fecha de acumulación: 1916-65
  • Historia de la custodia

Área de contenido y estructura

  • Alcance y contenido
  • Valoración, selección y eliminación
  • Nuevos ingresos
  • Organización

Área de condiciones de acceso y utilización

  • Titularidad
  • Condiciones de acceso
  • Derechos de autor/ normas de reproducción
  • Lengua de los documentos
  • Características físicas
  • Instrumentos de descripción

Área de documentación asociada

Área de contexto Subir

Historia biográfica

Carlos Esplá, gobernador civil de Alicante.Carlos Esplá Rizo nació en Alicante el 23 de junio de 1895 en el seno de una familia republicana de clase media. Educado en un ambiente liberal y culto, pronto dos de los más destacados republicanos de la ciudad -el Dr. Rico y el poeta Sellés-, le tomarían como discípulo predilecto, inculcándole su sentido ético de la vida y el amor por las ideas de progreso y solidaridad.

Carlos Esplá en Barcelona con Julio Just y Braulio Solsona.Desde 1912 participó en la reorganización del Partido Republicano alicantino, fundando un año después en compañía de un grupo de amigos el periódico El Luchador, en adelante órgano de expresión de los republicanos de izquierda de la ciudad. Sus furibundos artículos antimonárquicos le costarían en 1916 el destierro a Valencia, ciudad en la que comenzó a destacar como periodista y como activista político. En la capital del Turia conoció e intimó con Félix de Azzati, Marcelino Domingo, Roberto Castrovido, Vicente Marco Miranda, los hermanos Estellés, los hermanos Just, Eugenio Noel y Vicente Blasco Ibáñez, logrando alcanzar un nombre sobresaliente entre los periodistas republicanos valencianos.

Sin embargo, es a partir de 1923, una vez instalado en París, cuando su nombre alcanza auténtica resonancia. Blasco Ibáñez y M. de Unamuno confían en él más que en ninguna otra persona, logrando que ambos coordinen sus acciones contra la monarquía a pesar de sus tremendas diferencias personales. En compañía de E. Ortega y Gasset y de Juan Durá funda España con Honra, periódico en el que escribirían la mayoría de los exiliados españoles en París; colabora con Blasco Ibáñez en sus manifiestos contra Alfonso XIII; organiza protestas contra el rey y contra Primo de Rivera; introduce propaganda antimonárquica en España; escribe en los principales periódicos nacionales: El Liberal, La Voz, El Heraldo, El Sol, La Vanguardia, La Publicidad o Las Provincias; encabeza junto a J. Sánchez Guerra el movimiento revolucionario de enero de 1929 en Valencia, primer golpe serio contra la dictadura de Primo de Rivera, acuciada ya por las revueltas estudiantiles, erigiéndose en el más activo organizador de la oposición a la monarquía en tierras de Lutecia, como confesarían en 1930, con motivo del homenaje que le rindieron los desterrados de la dictadura, Indalecio Prieto y Marcelino Domingo.

Carlos Esplá acompañado por Amadeo Hurtado, Francesc Maciá, Ayguadé y otros, en Barcelona el día de la fiesta de la bandera.Al instaurarse la República, Esplá la proclama en Alicante haciéndose cargo del Gobierno Civil de la provincia, puesto que volvería a desempeñar en Barcelona durante el verano de 1931, cuando la ciudad vivía todavía inmersa en un ambiente revolucionario y autonomista. Desde la máxima representación del Estado en Cataluña, Esplá, muy bien relacionado con los dirigentes nacionalistas, contribuyó a la pronta elaboración del Estatuto de Nuria y a la resolución de múltiples conflictos obreros, intentando encauzar dentro del nuevo régimen al sindicalismo anarquista. A ambas cuestiones seguiría estrechamente ligado durante todo el primer bienio republicano, al ser nombrado por Azaña Subsecretario de Gobernación y Presidente de la Comisión de Transferencias del Estatuto de Cataluña. En 1935 fundó junto a Luis Bello el periódico Política, que pretendió ser órgano de expresión independiente de la izquierda republicana. Íntimo colaborador de Azaña, en mayo de 1936 ocupó la Subsecretaría de Presidencia, desde la que contempló la sublevación militar de 1936.

Carlos Esplá con Companys en el Gobierno Civil de Barcelona.Durante la guerra civil acometió arriesgadas operaciones secretas en la Alemania nazi, encargándose junto a Martínez Barrio de organizar el poder republicano en la región militar de Valencia. Desde noviembre de 1936 a mayo de 1937, ocupó la cartera de Propaganda, siendo el máximo responsable de la difusión de la cultura y la causa republicana en España y en todo el mundo. Entre sus logros más indiscutidos está la revista Hora de España. Posteriormente, desde mayo de 1937 a abril de 1938 ocupó la Subsecretaría de Estado, acompañando en numerosas ocasiones a Negrín en la Sociedad de Naciones. Durante este último periodo de la guerra, Esplá fue uno de los pocos puentes abiertos entre el Presidente del Gobierno y el de la República, a quien mantenía informado de cuantos hechos conocía.

Carlos Esplá en Ginebra.Al acabar la guerra, marchó a París, retornando a su actividad periodística como corresponsal en la ciudad de Noticias Gráficas de Buenos Aires, participando también en las tareas de auxilio a los refugiados. Poco antes de la ocupación alemana, Esplá marchó a Buenos Aires, de donde volvió a partir para México reclamada su presencia por José Giral e Indalecio Prieto para ayudarles a administrar los fondos de la JARE, organismo que pasaba por una profunda crisis de credibilidad merced a las campañas de desprestigio auspiciadas por un sector de exilio y de la prensa Mexicana. Miembro de Acción Republicana Española (ARE) y de la Junta Española de Liberación (JEL), encabezó junto a Indalecio Prieto una corriente opuesta a cualquier formalismo institucional de los exiliados, negándose a participar en decisiones que supusiesen la transformación de las estructuras políticas creadas en España. En esta línea, creyó inadecuada la restauración de los órganos constitucionales en el exilio, confiando el retorno de la democracia a España a una acción interna y al apoyo de la comunidad internacional, defendiendo la política plebiscitaria iniciada por Prieto.

Durante los años cincuenta y sesenta alternó sus trabajos como traductor en las Naciones Unidas con el activismo político, manteniendo contactos con antifranquistas del interior como Francisco Bustelo o Enrique Tierno. Murió en México en 1971, tras una depresión que duró cinco años.

Fecha de acumulación

1916-65.

Historia de la custodia

El Archivo de Carlos Esplá estuvo mientras éste vivió en su poder. Tras la guerra, buena parte de sus papeles personales quedaron en España al cuidado de una familia amiga. Lo poco que pudo salvar, más lo que acumuló después de 1939, constituye el actual fondo. Tras la muerte de Esplá, el Archivo pasó a su sobrino Manuel de Juan Farga, quien a su vez lo legó Concepción de Juan Gómez, ambos residentes en México D. F. Posteriormente, en 1997, tras unas largas negociaciones, pasó a ser propiedad de Pedro Luis Angosto Vélez y Encarna Fernández García.

En el año 2001, el Ministerio de Cultura adquiere el legado de Carlos Esplá. El fondo fue depositado en el Archivo General de la Guerra Civil Española (Salamanca), en la actualidad, se encuentra integrado en el Centro Documental de la Memoria Histórica que depende del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Todo el material ha sido microfilmado y, parte de su contenido, lo tiene publicado la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Área de contenido y estructura Subir

Alcance y contenido

La mayor parte de los documentos que constituyen este fondo fueron producidos a partir de 1939 y se podrían dividir en los siguientes grupos: Documentación y escritos anteriores a 1939; documentación y escritos 1939-1966; y documentos personales y familiares. Fundamentalmente el archivo alberga una documentación muy abundante sobre todas las instituciones y personalidades del exilio español de posguerra, siendo especialmente relevante la referida a Indalecio Prieto, Amós Salvador, Ángel Ossorio, Manuel Azaña, José Giral, Diego Martínez Barrio, la JARE y la JEL. Su consulta puede resultar muy necesaria para cualquier trabajo de investigación relacionado con esas personalidades e instituciones, ya que además de su particular vinculación con ellas, son muy numerosos los documentos relativos a todos los aspectos de las actividades de los exiliados y sus instituciones, relacionados o no con Carlos Esplá.

Valoración, selección y eliminación

Por su carácter histórico, todos los documentos son de conservación permanente, regulándose en su momento, de acuerdo con la ley 16/1985 de 25 de junio, de Patrimonio Histórico Español.

Nuevos ingresos

No están previstos nuevos ingresos, pues al ser un archivo personal la acumulación de material finaliza con la muerte del titular. La única posibilidad de ampliación sería la aparición de su archivo personal anterior a la guerra civil, hoy en paradero desconocido.

Organización

Su contenido completo está depositado en el Centro Documental de la Memoria Histórica, estructurado en las siguientes secciones:

  • Escritos y publicaciones.
  • Documentación anterior a 1939.
  • Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles (JARE).
  • Comisión Administradora de los Fondos para el auxilio de los republicanos españoles (CAFARE).
  • Acción Republicana Española (ARE).
  • Junta Española de Liberación (JEL).
  • Ateneo Salmerón-Izquierda Republicana en el exilio.
  • Acción Republicana Democrática Española y últimos años.
  • Partidos, instituciones y organizaciones del exilio.
  • Manifiestos, folletos, conferencias y discursos del exilio.
  • Epistolario general.
  • Documentación personal y familiar.
  • Fotografías.
  • Recuerdos y notas de Carlos Esplá.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes tiene publicada una selección de estas secciones por lo que presenta una organización adaptada al contenido publicado, quedando su estructura de la siguiente forma:

Área de condiciones de acceso y utilización Subir

Titularidad

Es un archivo privado de titularidad pública del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Se encuentra depositado en el Centro Documental de la Memoria Histórica. La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes firmó un convenio de colaboración el 17 de febrero de 2003 para publicar y difundir los contenidos del archivo. Finalmente, se ha publicado una selección de las series principales del archivo.

Condiciones de acceso

Consulta de originales en el Centro Documental de la Memoria Histórica, ubicado en Salamanca. En Internet en el portal Archivo Carlos Esplá a través de la página web de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Derechos de autor / normas de reproducción

El artículo 57.2 de la ley 16/1985 dice que «reglamentariamente se establecerán las condiciones para la realización de la consulta de los documentos a que se refiere este artículo, así como para la obtención de reproducciones de los mismos».

Lengua de los documentos

Preferentemente castellano, pero abundan también los que están escritos en catalán, inglés y francés.

Características físicas

En general la mayoría de los documentos están en un estado aceptable, aunque abunda la correspondencia en papel cebolla muy frágil y expuesta al deterioro ambiental y por el uso.

Instrumentos de descripción

Catálogo descriptivo general en un número de hojas sin determinar.

Área de documentación asociada Subir

Aunque este Archivo tiene sus peculiaridades propias, es aconsejable la consulta de otros que le pueden ser complementarios: El Archivo de Max Aub en Segorbe custodia un notable fondo sobre la vida y la obra del escritor y de las personas que con él se relacionaron. Desde 1941, Max Aub vivió en México D. F. por lo que su consulta es obligada para aquellos investigadores que se interesen por la historia del exilio español. El Archivo Julio Just de Alboraya, que guarda la documentación personal de este político y ministro republicano, íntimo amigo y colaborador de Esplá a lo largo de toda su vida. El Archivo General del Gobierno Republicano en el Exilio, depositado en la FUE (Madrid), que contiene abundantísima documentación sobre las instituciones del exilio y bastante correspondencia de Carlos Esplá. La biblioteca de la Generalitat Valenciana (San Miguel de los Reyes), donde entre otros muchos documentos, está el Archivo Personal de Rafael Supervía y Guillermina Medrano, exiliados españoles estrechamente vinculados a Carlos Esplá. Además son también de sumo interés los archivos de Rafael Altamira (Residencia de Estudiantes), el de la Casa-Museo Miguel de Unamuno de Salamanca, el Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores, con importantes fondos sobre la JARE, la Fundación Pablo Iglesias de Madrid, la Fundación Rafael Alberti de El Puerto de Santa María y la Fundación José Barreiro de Oviedo.