Saltar al contenido principal

Expulsión y exilio de los jesuitas de los dominios de Carlos III

Catálogo: Selección de textos

Rafael Olaechea, «En torno al exjesuita Gregorio Iriarte, hermano del conde de Aranda», Archivum historicum Societatis Iesu, 23 (1964), pp. 157-234.

Carta del obispo de Salamanca, Felipe Bertrán, enviada el 5 de mayo de 1767 a Manuel de Roda en la que le expone su apoyo a la política antijesuítica de Carlos III

Con esta persuasión he declarado repetidas veces en secreto y en público que cualquiera que pusiese en duda la justificación de la resolución de Su Majestad injuriaba atrozmente a su real persona y a los ministros que asistieron al Consejo, con cuyo acuerdo se tomó la resolución... Bien conocido tengo también, años hace, la laxedad de su doctrina, en algunos puntos tan perversa que podría avergonzarse de ella el mismo Alcorán. Veo también que su religión está infamada de atrocísimos delitos y no por malévolos sino por varones doctos, celosos y santos, dignos de colocarse en los altares y una vez así infamada ya no conviene, no digo en un reino, ni en una Iglesia.