Saltar al contenido principal

Francisco Morales Lomas

La poesía de Morales Lomas nace de la ética del lenguaje y de la emoción discursiva en su neorromanticismo cívico, con el hondo magma del humanismo solidario como guía, para satisfacer la empatía del lector. Se crea así en el tiempo denso de una gestación espiritual como marco crítico de la vida. Para él, la palabra poética es redención de la realidad, entendiendo que la verdad del ser humano se eleva como latencia por encima de cuanto la particulariza.

«Tiemblo como el primer día
que mis ojos tomaron el aliento del sol,
y siento que también yo soy un sueño lejano
que de tarde en tarde llega hasta mí y palpita
y corea ufano la alegría de ser».

Francisco Morales Lomas