Saltar al contenido principal

Noé Jitrik

Imagen con montaje fotográfico de retrato a color de Noé Jitrik en un jardín sobre fondo de un poema manuscrito con su firma

Los distintos estratos de la escritura de Noé Jitrik son configuraciones multilineales sin contornos definitivos, modos de sedimentación y de fractura siempre en desequilibrio; las diversas formas genéricas que ha abordado -artículos, ensayos, poemas, cuentos, novelas, crónicas periodísticas- exhiben la imposibilidad de pensar sus textos como un proceso separado de la lectura. Ese es el punto de inflexión que se tiende entre su pensamiento acerca de la palabra literaria y su modo de diseminarla y hacerla proliferar en todos los escenarios en los que ha tomado la palabra para ejercer la noble tarea de profesor universitario. Jitrik no solamente escribió, también fue construyendo en su textualidad un dispositivo abierto de lectura que desbarata todo intento de hacer identificable sus trabajos como formando parte de una unidad cerrada. En la urdimbre de su escritura siempre se alude a un más allá de la letra impresa, un exceso que hace que cada fragmento sea parte de una red tendida hacia la ausencia de otros textos, como si cada trazo se diese a leer escindido, como si fuese un reverso incesante de sí mismo y de una totalidad sin fin.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes le dedica este espacio consciente de que su magisterio crítico y teórico ha marcado de modo indeleble instancias decisivas en la transformación de la literatura y la cultura latinoamericana desde mediados del siglo XX. La página recoge su biografía, su currículum y una importante muestra tanto de sus libros de crítica, historia y teoría como de sus libros de poesía y narraciones.

Como si me hubiera estado robando a mí mismo, en lo que empecé a pensar y escribir sobre el «objeto escritura» comprobé, no sin cierto emocionado asombro, que desde hacía años lo había estado teniendo en cuenta, fragmentariamente, episódicamente, acaso desde el momento mismo en que la literatura me empezó a importar y me figuré que podía llegar a su secreto.

Noé Jitrik
(«El "objeto escritura"», en Los grados de la escritura, Buenos Aires, Manantial, 2000)