Saltar al contenido principal

Vicente Gallego

Imagen de Vicente Gallego

Nacida como testimonio del vitalismo existencial de un sujeto sensible, solitario y macerado por el destino, la poesía de Vicente Gallego ha ido adquiriendo, en un paulatino proceso de crecimiento y de consumación, una entonación celebratoria que no ignora la precariedad de la vida ni oculta las espantables alegorías del mal, pero sostiene en su música un íntimo afán de revelación.

«A columpiarme vengo
en la alta rama
de la palabra oída, regalada.
A escuchar, por decirla,
la cadencia maestra, que enamora.»

Vicente Gallego