Saltar al contenido principal

Esteban Echeverría

Créditos

Agradecimientos

El portal dedicado a Esteban Echeverría ha sido posible, en primer lugar, gracias a cada uno de los autores de las obras reproducidas, que han aportado sus distintas miradas críticas sobre la creación y la época; omito mencionar la larga lista porque figura en el catálogo.

Sin embargo quiero destacar la generosidad de algunas personas que facilitaron escritos o autorizaron como derechohabientes la reproducción de obras fundamentales de autores fallecidos, y que ofrecieron nombres y conexiones para ampliar el catálogo. Agrego mi reconocimiento a artistas e instituciones que contribuyeron con materiales de las artes plásticas, imágenes y música, completando el mundo del autor.

Por ello hago una mención especial de las siguientes personas e instituciones:

Helda Marta Arrieta de Harispe y su hijo Rafael, Sara A. de Elizalde y Liliana e Inés Giusti. Además de ceder las obras de sus familiares, dieron datos sobre publicaciones en revistas y el contacto con otros autores, entre ellos, Tulio Halperín Donghi quien, a su vez, recomendó trabajos de sus colegas.

Susana Zanetti facilitó buena parte del epistolario. Cristina Iglesia, Alejandra Laera, Hebe Molina, Beatriz Curia, además de contribuir con sus estudios de crítica universitaria facilitaron trabajos de otros investigadores.

Antonio Requeni, Emilia de Zuleta, Élida Lois, Hugo Bauzá, Blas Matamoro, me ayudaron de distinta manera, así como Lucía Cornejo, alumna de la Universidad Nacional de Salta, con quien siempre cuento.

María Etchepareborda con su equipo de la Sala del Tesoro de la Biblioteca Nacional, y Elsa Barber, subdirectora de la institución. Patricia Salas, directora de la Biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. José Antonio Pérez Gollán, director del Museo Histórico Nacional y su equipo de Documentación, que facilitaron parte sustancial de la iconografía.

Isabella y Pilar Rodríguez Furt, descendientes de Jorge Furt, propietario de «Los Talas», que hizo tanto por la conservación de la casa y por enriquecer su archivo y biblioteca.

Julia Saltzmann y Gabriela Franco del Grupo Santillana autorizaron publicar textos de Echeverría rescatados en el libro de F. Weinberg.

El maestro Carlos Alonso aportó su magistral serie de dibujos sobre «El matadero», y Enrique Blajean, propietario del sello discográfico Tradition, concedió la reproducción de piezas musicales con letra de Echeverría.

Un reconocimiento póstumo a David Viñas, que me recibió en su casa de la calle Tucumán, unos meses antes de su muerte para autorizar la inclusión de sus trabajos.

Finalmente, mi agradecimiento a José Carlos Rovira de la Universidad de Alicante que propuso mi nombre para esta tarea.

Leonor Fleming

Realización

Dirección: Leonor Fleming

Realización: Taller Digital Enviar correo