Saltar al contenido principal

Gaspar Melchor de Jovellanos

El autor: Cronología

Relación de años y los hechos sucedidos en cada uno de ellos sobre Jovellanos

Año Vida
1744 Nace Gaspar Melchor de Jovellanos y Jove Ramírez el 5 de enero en Gijón.
1761 Se gradúa de Bachiller en Cánones por la Universidad de Osma.
1764 Colegial del Mayor de San Ildefonso de Alcalá. Durante su estancia en el centro conoce a José Cadalso.
1766
Los graves sucesos conocidos como Motín de Esquilache coinciden con la estancia en Asturias de Jovellanos.
1767
Puede conjeturarse su acuerdo con la pragmática que decretaba la expulsión de los jesuitas, dada la admiración que sentía por personajes como Aranda y Campomanes en esos años.
1768 Es nombrado alcalde del crimen de la Real Audiencia de Sevilla, con veinticuatro años de edad. La estancia en la capital andaluza va a tener una importancia decisiva en su formación, al asistir como contertulio habitual a las reuniones que se organizan en torno a la figura de Pablo de Olavide. Hasta su nombramiento como Oidor en la misma Audiencia.
1769 Escribe la tragedia Pelayo, que se estrenará en un acto privado por un grupo de aficionados, dirigidos por el autor, en Asturias. La tragedia, corregida en 1772 en una segunda versión, pasará a llamarse Munuza, editándose con este título en 1792 en Madrid, después de su estreno en los escenarios.
1774 Primera representación de la comedia en prosa El delincuente honrado en Aranjuez. Jovellanos la había compuesto un año antes en Sevilla. En estos años se adentra en el estudio de la economía, la historia, la legislación clásica, leyendo literatura inglesa, francesa e italiana, conociendo y manteniendo correspondencia con los poetas y escritores más avanzados del momento.
1776 Inicia una relación epistolar con los poetas salmantinos Fr. Diego González, Fr. Juan Fernández de Rojas y Juan Meléndez Valdés, que culminará con la famosa «Carta de Jovino a sus amigos salmantinos», en la que les insta a un cambio de orientación poética, abandonando la poesía amorosa para dedicarse a otros temas más graves.
1777 Participa activamente en los primeros trabajos de la recién autorizada Sociedad Económica de Amigos del País de Sevilla.
1778

El rey le nombra Alcalde de Casa y Corte en Madrid, permaneciendo en el cargo dieciocho meses. En su despedida de la capital andaluza escribe la «Epístola heorica de Jovino a sus amigos de Sevilla». Ya en Madrid, las  puertas de las principales corporaciones y sociedades culturales se le abren, ingresando sucesivamente en la Sociedad Económica Matritense (1778), Academia de la Historia (1780), Academia de la Lengua (1781) y San Fernando (1780).

Proceso inquisitorial contra Pablo de Olavide, iniciado tres años antes. Aparece el libelo «El siglo ilustrado. Vida de don Guindo Cerezo», en contra de Olavide y el grupo de ilustrados de su tertulia, entre los que figuraba Jovellanos.

Poco antes de su salida de Sevilla es elegido miembro de la Sociedad Económica Matritense.

Entra en contacto con el clérigo de Carmona Candido María Trigueros, cuya amistad y relación cultivará en adelante (años después, en 1784, influirá decisivamente en el premio que se le otorga por su comedia de tinte social «Los menestrales»).

1779 Campomanes propone a Jovellanos como académico de la Real Academia de la Historia, leyendo su discurso de recepción, a primeros del año siguiente, «Sobre la necesidad de unir al estudio de la legislación el de nuestra historia y antigüedades».
1780 Asciende al Consejo de las Órdenes Militares, incorporándose a la Orden de Alcántara. La  Real Academia de Bellas Artes lo acoge como miembro. Lee su «Elogio del marqués de los Llanos», por encargo de la Sociedad Matritense.
1781

Toma posesión de su asiento en la Real Academia de la Lengua. Lee su «Elogio de las Bellas Artes» en los salones de San Fernando.

En los inicios de la Sociedad Económica de Asturias, Jovellanos, director honorífico de la misma, redacta un importante discurso dirigido a la Sociedad «Sobre los medios de promover la felicidad de aquel Principado», escrito y fechado en Madrid.

Sale de las prensas el primer número de «El Censor», en cuyas páginas colaborará ocasionalmente Jovellanos.

1782 En calidad de Consejero de Órdenes, viaja a León para presidir la elección de Prior del convento de San Marcos. Esta visita le dará la oportunidad de iniciar una serie de cartas («Cartas del viaje de Asturias»), con el relato de este viaje de Madrid a León, cumpliendo así un compromiso adquirido con el secretario de la Academia de Bellas Artes, Antonio Ponz, que le había pedido una descripción del convento para incluirla en el tomo XI de su «Viaje por España», que se publicará al año siguiente.
1783 Primer retrato de Jovellanos por Goya. Campomanes asciende a gobernador del Consejo de Castilla.
1784 Se le nombra, por aclamación, director de la Sociedad Económica Matritense, cargo que ostenta poco más de un año.
1786 Floridablanca envía al Consejo de Castilla la Carta sobre la decadencia de las sociedades económicas en España. Jovellanos publica en «El Censor» la primera de sus dos Sátiras a Arnesto, alegatos durísimos contra la nobleza.
1787

Publica la segunda sátira a Arnesto, antes de que finalice la andadura periodística de «El Censor», con la salida de su número 167, tras diversos problemas de suspensión con la censura.

Edición corregida y preparada por Jovellanos de El delincuente honrado en la imprenta de la Viuda de Ibarra.

1788 El 14 de diciembre muere Carlos III. Un mes antes de su fallecimiento, Jovellanos lee su «Elogio de Carlos III» en junta plena de la Sociedad Matritense.
1789 El Elogio se imprime en la imprenta de la Viuda de Ibarra en Madrid.
1790

También en la imprenta de la Viuda de Ibarra publica el «Elogio de Ventura Rodríguez», fallecido en 1785, que Jovellanos había redactado y leído por encargo de la Matritense en 1788.

Reglamento para el Colegio de Calatrava, una de las obras cumbres en la modernización de las estructuras educativas en España.

1792

Muere Antonio Ponz, impulsor del proyecto inicial de las «Cartas del viaje de Asturias» de Jovellanos.

Aranda sustituye a Floridablanca como ministro de Estado. Se edita la tragedia Munuza en Madrid.

1794 El 7 de enero tiene lugar, en Gijón, la apertura oficial del Real Instituto Asturiano de Náutica y Mineralogía, ejemplo acabado del modelo educativo y pedagógico de la Ilustración española. En el mes de abril concluye en Gijón la redacción del Informe en el expediente de Ley Agraria.
1795

Jovellanos publica la Noticia del Real Instituto Asturiano, en la imprenta ovetense de Francisco Díaz Pedregal, mientras surgen problemas con los aparatos de la Inquisición, que vigila el funcionamiento y desarrollo del Instituto.

Sale la primera edición exenta del Informe en el expediente de Ley Agraria, en la imprenta madrileña de Sancha, bajo la responsabilidad de la Sociedad Económica Matritense.

1796 Jovellanos envía a la Academia de la Historia la versión definitiva de la Memoria para el arreglo de la policía de los espectáculos y diversiones públicas, que no se publicará hasta 1812.
1797

En abril lee en el Instituto su Oración sobre la necesidad de unir el estudio de la literatura al de las ciencias. El 15 de octubre, estando todavía en Asturias, recibe la noticia del nombramiento de embajador en Rusia. Pone fin a su larga estancia en el Principado, donde había llegado en 1790.

Es elevado, por Real Decreto de 10 de noviembre, al Ministerio de Gracia y Justicia.

1798

Segundo retrato de Goya, que capta en toda su intensidad el estado de ánimo, preocupado por las nuevas responsabilidades, de Jovellanos. Una enfermedad repentina de origen desconocido pone en peligro la vida de Jovellanos, dando pie a la hipótesis de un posible envenenamiento. Mediante decreto de 16 de agosto, el rey cesa en sus funciones ministeriales a Jovellanos, sustituyéndolo por el Fiscal del Consejo de Guerra, José Antonio Caballero.

El 4 de agosto muere su querido hermano, primer director del Instituto Asturiano, Francisco de Paula.

1799 De nuevo en Gijón, volcado en las tareas académicas y administrativas del Instituto, Jovellanos pronuncia su Oración sobre el estudio de las ciencias naturales.
1800 Crece el clima de vigilancia y control en torno a Jovellanos, la condesa de Montijo, los obispos Palafox y Tavira, Urquijo, Saavedra, los canónigos de San Isidro, Meléndez Valdés y otros ilustrados, acusados de jansenistas o poco afectos a los nuevos aires de la Corte.
1801 El 13 de marzo Jovellanos es detenido en su casa de Gijón, iniciando el viaje hasta Mallorca, donde llega el 18 de abril. El capitán general de la isla ordena su reclusión en la cartuja de Valldemosa.
1802 El ministro Caballero endurece las condiciones de vida de Jovellanos, imponiendo su traslado al castillo de Bellver, en el que permanecerá hasta su liberación en 1808.
1804

Aliviadas en parte las durísimas disposiciones de aislamiento de Jovellanos, éste puede iniciar un epistolario con familiares, amigos y seguidores que irá regularizándose hasta el final de su confinamiento.

Comienza la redacción de sus Memorias histórico-artísticas de arquitectura, que incluyen, como núcleo central de la obra, su célebre Descripción del castillo de Bellver. El trabajo concluirá en 1807.

1808

Tres días después de la abdicación de Carlos IV en Fernando VII, una Real Orden de 22 de marzo, firmada por el ministro José Antonio Caballero –instigador principal de los siete años de su cautiverio- levanta el secuestro de Jovellanos y le devuelve la libertad.

El precario estado de salud obliga a Jovellanos  a viajar a Jadraque, para tomar las benéficas aguas de Trillo, mientras la sublevación iniciada el 2 de mayo se extiende por todo el territorio peninsular.

Jovellanos es incitado a seguir la causa de José I, por medio de sus amigos afrancesados. Rechaza el nombramiento de ministro del Interior que le ofrece Urquijo (José I llega a nombrarle el 7 de julio) y afirma su posición personal abrazando la causa de los sublevados.

El 25 de septiembre se constituye en Aranjuez la Junta Central. Ante el avance de las tropas francesas, la Junta se traslada a Sevilla a finales de año. Muerte de Floridablanca.

1809 En medio de evidentes contradicciones y luchas internas, la Junta Central trabaja en la convocatoria de Cortes. Jovellanos equidista de quienes quieren asegurar el mantenimiento de sus privilegios (nobleza y clero) y quienes quieren plantear reformas radicales.
1810

En febrero se disuelve la Junta Central. El día 26 Jovellanos embarca hacia Asturias, llegando al puerto gallego de Muros el 6 de marzo. Entre los meses de julio y septiembre escribe su Memoria en defensa de la Junta Central. En ella combate Jovellanos las calumnias divulgadas contra sus miembros y denuncia la ambición y la envidia que mueven las decisiones del Consejo de Castilla y del Consejo de Regencia.

El 24 de septiembre se inician las sesiones preparatorias de Cortes en la Isla de León.

1811

En enero muere Juan Arias de Saavedra, el gran protector de Jovellanos a lo largo de su vida. En junio, expulsados de Asturias los franceses, Jovellanos emprende el viaje hacia el Principado, llegando a Gijón el 7 de agosto. Pide ayuda para restaurar su querido Instituto en ruinas y poder reabrirlo a las enseñanzas.

Ante la vuelta de las tropas francesas a Gijón, Jovellanos se ve obligado a huir en el bergantín Volante zarpando el 6 de noviembre rumbo a Galicia. Un fuerte vendaval obliga el barco a refugiarse en el pequeño abrigo de Puerto de Vega, el día 14. Unos días después, contrae una pulmonía, falleciendo el día 28 en casa de su amigo Trelles Osorio. En 1815 los restos de Jovellanos fueron trasladados a Gijón.

Álvaro Ruiz de la Peña