Saltar al contenido principal

Ramón de Campoamor

Imágenes de Portada del libro Doloras y Humoradas

La fama de Ramón de Campoamor ha cambiado mucho desde su tiempo hasta el presente. Fue uno de los poetas más populares de la segunda mitad del siglo XIX, sus versos fueron memorizados y declamados en muy distintos espacios, alcanzaron numerosas ediciones y se editaron en múltiples ocasiones. Postales, cromos, folletos publicitarios y canciones los hicieron familiares; su presencia en antologías, ediciones baratas y libros de texto los tornaron célebres. ¿Qué puede llegar de Campoamor, el llamado poeta del «justo medio» y del «sentido común», al lector actual? Parece injusto negarle por completo, también calificar toda su producción de grande o excelsa. Tal vez para aproximarse (o volver) a él haya que recalar en el fondo de una de sus populares doloras: «Y es que en el mundo traidor / nada hay verdad ni mentira: / todo es según el color / del cristal con que se mira».

¿Cómo sabéis mi mal?...
­Para un viejo, una niña siempre tiene
el pecho de cristal.
(¡Quién supiera escribir!)
Habiéndome robado el albedrío
un amor tan infausto como el mío,
ya recobrados la quietud y el seso,
volvía de París en tren expreso...
(El tren expreso)

Ramón de Campoamor