ieja ciudad mía, centenaria, con la nieve del tiempo que nunca ha de cubrirte de caduquez, con el soplo de los puelches contrarios que no ha de rendirte jamás, porque la nieve no llega tu corazón de cantarito de greda, con agua de cielo y espíritu, ni el puelche agresivo podrá doblegar tu altivez señorial.

ieja ciudad mía, mediterránea y recoleta, mater de esquinas redondas para nuestra dulzura, con las cinco plazas jugando a ser pájaro y a ser flor, hinchada de leche abundosa en el plato hondo de tu mercado, con las iglesias diciendo campanadas y ensoñación, lindas tus mujeres, benditas en el hijo que les nació sabio para engrandecimiento tuyo y de la patria.

Vieja Ciudad centenaria.
Chillán Nuevo en mi corazón

La autora
Su obra
Estudios e investigación
Imágenes
Enlaces de interés
Suscripción al boletín de noticias

    Dirección: Berta López Morales
    Diseño: Víctor Ceballos M.
    Agradecimientos: Archivo del Escritor, Biblioteca Nacional de Chile
Universidad del Bío-Bío Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes Producción: ©2001 - Universidad del Bío-Bío, Chile
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, España