Saltar al contenido principal

Marta Brunet

Retrato hablado

Por Berta López Morales

Retrato de Marta Brunet«Bien proporcionado su cuerpo, más bien alta, rápido y desenvuelto su andar, voz entera, de variadas entonaciones, palabra subyugadora por el énfasis que en ella ponía. Eufórica. Estampa de mujer robusta, activa, sin ninguna suerte de complejos. Piel alba, redondeado el óvalo de la cara, acentuadas las fracciones, ojos que fueron reidores y brillantes, opacados por prematura miopía. Aún en aquellos momentos en que se agudizó su enfermedad a la vista, no se la vio deprimida. Mantuvo su buen ánimo y dinamismo con esa extroversión tan peculiar de su carácter».

«Nada advertimos en su fisonomía y en sus reacciones que pudiera considerarse representativo del tipo de mujer chileno o criolla. Su ascendencia catalana y asturiana se patentizaba en sus rasgos y actitudes».

(Milton Rossel, «Marta Brunet», Atenea, Concepción, N.º 418, 1967)

«Era alta, sencilla, amigable y querendona. Dos cosas la hacían seductora: la sonrisa y las manos. Cierto. Sonreía mucho, pero siempre con causa, para decir palabras aquietadoras y dulces, o para enervar la censura si alguna vez debía atreverse a proferirla. Y sus manos eran bellas como de virgen: eran, además, elocuentes, patéticas y dignas en el silencio, hacendosas al escribir, cálidas al recibir el saludo».

(René Sepúlveda, «Un recuerdo para Marta Brunet», El Sur, Concepción, 13 de noviembre de 1981, p. 3)

«Marta viste un sencillo traje de sport color café con leche y que lleva un gran nudo en el cuello. Un liviano peinado hacia atrás deja totalmente al descubierto la amplia frente. No obstante la presencia indiscreta de algunas canas, que no se interesa en ocultar, su aspecto es extraordinariamente juvenil. La misma voz de chiquilla regalona, que no escuchaba desde hace más de diez años; la sonrisa amplia y acogedora, que deja ver la dentadura magnífica».

(Entrevista en Buenos Aires de Joaquín Brito Letelier, «Cinco minutos con Marta Brunet», Las Últimas Noticias, Santiago de Chile, 23 de mayo 23 de 1947)