Saltar al contenido principal

Alfonso X el Sabio

Bibliografía sobre Alfonso X el Sabio

NOTA SOBRE LA BIBLIOGRAFÍA

Esta bibliografía se divide en siete bloques (número bastante alfonsí). El primero se dedica a la biografía y el reinado de Alfonso X , con una parte de fuentes y documentación y otra de estudios y biografías. El segundo comprende una percepción general sobre su producción cultural, con relación de las bibliografías generales existentes, con especial atención por los códices conservados procedentes del scriptorium alfonsí, con un apartado de estudios generales y finalmente con los estudios lingüísticos y diccionarios. El tercero está dedicado a las obras científicas, divididas entre astronomía, astrología y magia. El cuarto está centrado en las traducciones del árabe de carácter no científico, como el Calila e Dimna, el Libro de la escala de Mahoma o el Libro de los juegos , -en un apartado que he denominado, a falta de mejor título, «Narraciones, traducciones y juegos»-. El quinto comprende las obras legales, el sexto las históricas y el séptimo la poesía. En este último apartado he consignado no solo la producción propiamente alfonsí, sino que también he tratado de recoger los nombres y la bibliografía de los poetas de su corte, sin duda indesligables, de una u otra forma, de la tarea poética del propio Alfonso. Como puede apreciarse, la división de la obra alfonsí se centra primero (bloques 3 y 4) en las obras de tradición oriental, y después (bloques 5, 6 y 7) en las de tradición románica o latina.

Es preciso aclarar, por obvio que resulte, que la bibliografía presentada a continuación no es, ni mucho menos, una bibliografía exhaustiva. Conviene, por lo tanto, decir algo sobre los criterios que he seguido en su elaboración. En primer lugar, he pretendido recoger todos los textos producidos en la corte de Alfonso X, más allá de que la lengua en la que se redactaron o se han conservado no sea el castellano. Solo en este sentido se ha buscado aquí la exhaustividad. Se intenta ofrecer con ella, así pues, un corpus completo de la producción cultural alfonsí. Para su organización y presentación, como anoto al principio, la he dispuesto en cinco grandes bloques (ciencia, narraciones, ley, historia y poesía), abriendo, cuando era preciso (por ejemplo, con la obra científica o la poesía), diversas secciones dentro de ellos. En cuanto a la ubicación de las obras en cada uno de esos bloques, he seguido, por lo general, un criterio cronológico. Puesto que los textos son el punto de partida de la bibliografía, recojo la noticia del códice o los códices más importantes en que se conserva cada obra, y he tratado de incluir referencia a casi todas las ediciones disponibles (o en su defecto a las más importantes), indicando también en algunos casos, y si las hay, traducciones modernas.

La elaboración de la parte de estudios es cuestión algo más delicada. Para empezar, siempre que existe una bibliografía al respecto, la he colocado al frente de las secciones o bloques oportunos. La selección ha estado guiada por el deseo de dar una representación suficientemente variada e ilustrativa de los trabajos sobre el corpus alfonsí, y de atender igualmente a las características o exigencias propias de cada texto (así, he incluido, por ejemplo, una sección sobre la descendencia textual de la Estoria de España). Es claro que el estado de la cuestión es muy diverso para las varias facetas de esta producción cultural, y que además es muy distinto el carácter de la bibliografía (que a veces, forzoso es decirlo, puede dejarse llevar por la inercia), lo que me ha obligado a ser mucho más selectivo en unos casos que en otros para equilibrar también el conjunto. En este sentido, cuando se dispone de una buena bibliografía (como para las obras legales o la poesía), la selección ha resultado más sencilla, ya que el lector interesado podrá siempre acudir a esos repertorios. En los casos en que no se dispone de ese instrumento, he sido algo más generoso, aunque he atendido en especial a los estudios más recientes o de mayor relieve. Por fin, para obras como las de astrología o magia, la parquedad de estudios es en ocasiones tal que hace que la relación que doy, al margen de su extensión, sea prácticamente completa.

Podría pensarse que con esta búsqueda de un cierto equilibrio se corre el riesgo de ocultar las lagunas reales que existen en la bibliografía alfonsí (que son muchas), aunque he preferido asumirlo, ofreciendo a cambio a los posibles usuarios de este material algunos cabos de los que tirar en el caso de que se decidan a emprender un estudio de tal o cual obra menos trabajada. Por otro lado, las lagunas en la bibliografía pueden ser de muy distinto calado, y la existencia de numerosos trabajos no hace que ciertas carencias sean por ello menos notables. Un ejemplo claro al respecto es el de las Partidas , que pese a ser una de las obras más estudiadas es también una obra que carece aún de una edición moderna. Quisiera decir, por último, que al privilegiar el equilibrio del conjunto sobre la preponderancia en la tradición crítica o en los estudios actuales de algunas secciones del corpus alfonsí he intentado también dar una visibilidad a toda su obra, y que se pudiera apreciar en alguna medida la entidad de todos sus componentes. Pues en la valoración de la labor cultural de Alfonso X solo esa visión de conjunto puede arrojar una imagen auténtica, en la que todos los textos habrían de hallar acomodo.